Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Relatos de Vida

“Al Rescate de la Esperanza, que Anda realenga… y hay que Atraparla.” 

He vivido en 7 Casa diferentes, tuve un hogar. De todas tengo gratos recuerdos, tengo una casa y un hogar. No me expreso sobre Asuntos personales por orgullo, lo hago por agradecimiento.

“El que da, no debe volver a acordarse; pero el que recibe nunca debe olvidar”

(El agradecimiento debe quedar en la memoria por siempre.)

Sentado en mi flamante velocípedo. el cual me lo trajeron los Reyes hace un tiempito, en la Casa del Campo, aquel Campo que tanto añoro. La casa de madera y techo de zinc, rodeada de árboles y con una gran Cisterna.

Siendo niño, chupé quenepas, chupé caña, comí mangoes, anduve descalzo, comí caramelo de azúcar y miel de purga. Intercambiaba mangoes con los con los mangotines de Momi Pagán. Comí grosellas del árbol de don Leonardo y níspero del palo de la Casona de don Domingo Gilormini, el cual era el Administrador de la Central Azucarera San Francisco en el Barrio Boca de Guayanilla. Como solía acompañar a mi padre al trabajo en la Central, una vez vivía en Yauco, almorzaba en el Comedor de la Casona, Alicea era el Cocinero, amable y buen Cocinero.

Tomé lecha de vaca recién ordeñada. Personalmente buscaba el Purrón de leche a pie y regresaba montado en una carreta de bueyes, Ramoncito Vázquez ordeñaba las vacas. Mi mamá hacia mantequilla de nata con esa leche, una vez la hervía coleccionaba la nata , la colocaba en a nevera, hasta tener suficiente para confeccionar la mantequilla con un poquito de sal y mano y muñeca para batirla, era sabrosa, sobre unas galletas Export Soda, de la lata verde.

Además doña Victoria confeccionaba pasta de mango, las pastas se vendían a peseta y unos sorullos de harína de maíz al carbón, los cuales parecían bizcocho, del tamaño casi al de media libra de pan. Hace años no consumo nada igual, en sabor y textura, añoranza!

Siendo adolescente hacía mandados por 10 chavos, llenaba góndolas en un Supermercado por $2.00 semanales (incluía llevar compras y la remesa al Banco) y desde los 12, fue heladero, mi papá tenía un Tastee Freze, me pagaba $9.00 semanales. Anteriormente había cargado fiambreras y tenia que subir y bajar los 32 escalones de la Escalinata de Yauco, aquél Profesor me pagaba 5o centavos semanales.

Fui quinicallero con mi mamá que iba a Los Indios de Guayanilla…(ella vendía zagalejos, (refajos) enaguas y panties). Algunos todavía creen que soy nativo de Yauco, nací en el Barrio Boca de Guayanilla, nunca lo he negado, a pesar de los pesares, que no voy entrar en detalles del Contrato que se echó para atrás luego de haberse aprobado y haber hecho los trámites de papeleo requeridos. En Yauco, me dieron la llave de la Ciudad y todos los Alcaldes han sido colaboradores en mis gestiones artísticas, todos.

“Dos linajes solos hay en el mundo, como decía una agüela mía, que son el tener y el no tener.”

                                                   Miguel de Cervantes (1547-1616) Escritor español.

Repito lo dicho anteriormente, “fue un niño pobre, con riqueza de experiencias”. Vivo con mi Pensión de Maestro y alguna Actividad incidental que convierto en Proyecto de Vida. Soy, bendecido! Tengo amistades, familiares y conocidos.

“Dios te da muchas bendiciones para que seas de bendicion en la vida de otros!”

El Palo de mango de Casa este Año 2020 se ha lucío, he obsequiado alrededor de 50 y hemos consumido algunos. Es el mismo árbol que se ha cahído en 2 ocasiones, amigos y hermanos en la fe, me ayudaron a levantarlo, ponerle una horqueta y quedar en pie. Si se puede levantar un viejo Palo de mango caído, se puede levantar una Vida, y empezar de nuevo.

“Un nuevo comienzo
un nuevo despertar
una nueva oportunidad
de volver a empezar
guardar lo bueno
que se ha vivido,
desechar lo que no ha servido
analizar todo lo acontecido
y aprender las lecciones
que nos dejó el pasado,
empezar de cero una nueva cuenta
comenzar a levantar cimientos,
plantar, nuevas ilusiones
nuevos planes, nuevos amores,
una nueva oportunidad de
buscar, aquello que deseamos encontrar
tratar de cumplir los deseos del corazón
sin afectar con ello, a nadie mas.
Una vez mas el inicio de una vida plena
alcanzar, de ser mejores y
de lograr nuestro lugar en el Mundo
encontrar…”

fragmento
 Robert Goodrich

Prof. José Antonio Giovannetti Román   787 856 1610, 787 644 8818e

@AntonioGiovan13   en Twitter

Tony1943able   Video en Yotube

Las Caras de una Ciudad, Yauco  en Youtube (Arquitectura)

💬Ver 0 comentario