Blogs: Abriendo puertas

Estilos de Vida

Abriendo puertas

Por
💬0

Este País tiene gente de calidad

Hace muchos años, no puedo precisar cuántos, un Médico Cirujano, me operó de una hernia inguinal. A las visitas previas y posteriores a la cirugía, antes era así, gustaba trepar los pies en el escritorio y conversar conmigo, de diversos temas. Una vez, le recordé que había mucha gente en la Sala de Espera, el me ripostó que ellos podían esperar, deseaba conversar. Fueron 2 las veces que tuve que operarme con ese Médico Ponceño. La segunda vez, el plan Médico que tenía para ese entonces, no cubría las Operación que el hiciera. Me dijo que se lo pagara poco a poco. Tardé en saldar la cuenta, un bajo sueldo y dos adolescentes en crecimiento. Nunca me envió una Factura requiriendo el Pago, hubo meses en que no podía abonar nada, pero cumplí.

En cierta ocasión, estaba el Médico conversando con otros Galenos en la Antesala del Hospital, había pasado un tiempo de haber sido Operado, dejó la conversación y vino a saludare casi al extremo de la Antesala, su saludo fue en un momento atinado, estaba un tanto ansioso, había visto en un alto piso la muerte de la madre de una amiga, lo cual me impresionó mucho y estaba extremadamente ansioso. El Dr. Bonnín, aparte de ser un magnífico Cirujano, era un ser humano de alta calidad.

En Yauco fui Operado otra vez, esta vez por otro Médico Cirujano excepcional. Previo a la Operación fui a su Oficina y me recibió con un abrazo, tuvo tiempo también para conversar un rato. Con los adelantos de la Ciencia, al pasar tantos años, la Operación fue ambulatoria, con Anestesia Espinal. Escuchaba su diálogo con los técnicos. El Dr. Manuel A. Ramírez Soto me dijo, “yo no ye voy a cobrar”, revisando la papelería que envían los Planes Médicos, nunca pude ver una Factura que reflejara el Costo de la Operación. Hoy dirige un  Hospital en San Germán. Había Operado a mi hijo para revertir una Operación del Intestino, posterior a la Operación estuvo con nosotros, los Padres,  en el Cuarto Privado casi una hora conversando.

El oftalmólogo Dr. Irvin Collado, en Mayaguez, le salvó la Vista a mi hijo mayor, al prestar atención a las causas que le habían creado una Situación peligrosa en la Vista. Hizo una llamada personal a un Médico en Cabo Rojo para que lo viera, esa misma tarde lo examinó y le mandó a hacer los Laboratorios necesarios. Todavía lo atiende con frecuencia para evitar un mayor deterioro.

Enumero los Eventos que he narrado, para recalcar que en Puerto Rico hay gente que corre la milla extra, gente de calidad máxima, de gran valor. Tuve en el Dr. Carlos M. Santiago un endocrinólogo, el cual también gustaba conversar. Tenía y tiene, preocupaciones válidas sobre nuestro País. En repetidas ocasiones me obsequió con Muestras de un medicamento que es muy caro, al igual que el Médico actual, Dr. César Heberto Trabanco de la Cruz. En el Médico Primario Carlos Rosario he tenido un amigo que ha sido paciente con este paciente, su trato ha sido siempre de alta calidad, así como el Dr. Vera Miró, cardiólogo

En el Laboratorio NBH las Secretarias, el Administrador y Técnicas me han tratado muy bien. El Sr. Hernández hasta ha ido Colaborador en algunas de mis Publicaciones. No es el dinero, no son los conocimientos o títulos, lo que hacen que una persona sea de calidad. El Plomero Eggie, el técnico de Lavadoras Apolinario, el Ebanista Jorge, Sonia, la Planchadora, Luisito, el Técnico de Aire Acondicionado, la Imprenta Rodríguez Lugo, el Artista Gráfico Charlie Almeida, los Mecánicos de Yauco y otras tantas personas que seria largo mencionar, han sido Colaboradores, en algún momento… porque son gente de alta calidad, Gracias.

Prof. José Antonio Giovannetti Román   787 644 8818

@AntonioGiovan13    en Twitter

Al Rescate de la Esperanza, que anda Realenga… y hay que Atraparla

💬Ver 0 comentario