Blogs: Voz independiente

Política

Voz independiente

Por
💬0

El Día Después

El día después… fue el día que asemeja el semblante del día anterior.

Yo, al igual que muchos ustedes, constantemente he trabajado para delinear, construir y desarrollar un futuro. Animado día tras día, a entender que para esto, se requiere de un esfuerzo constante y consistente, que permita solidificar mis pasos a unos firmes y constructivos, que me lleve a lograr unas metas en específico; Pero metas claras.

Lavar el carro, llegar temprano con to’ y tapón, correr un 5K, sacar A+ en matemática o conquistar un nuevo amor.

Yo, al igual que muchos de ustedes, entiendo que debemos tener Esperanza; Lo que nos mueve.

Sentimiento y Emoción, de aspirar a más y/o mejor.

El iPhone 7, el crucero, la Michael Kors o el trabajo, el retiro, la salud, la familia y el amor;

Todo por más y/o mejor.

Tú y yo, estamos claros. Nosotros entendemos lo que queremos y a lo que aspiramos, sin embargo nos olvidamos de lo que vimos; Históricamente y también ayer.

Insuficiencia en la capacidad de ser asertivos a través de propuestas, ideas y/o soluciones a problemáticas reales existentes de Puerto Rico.

Ignorancia en argumentos absurdos, centrados en discursos sin bagaje lógico, racional y/o científico.

Irrespetuosidad entre figuras ejemplares, emblemáticas y símbolos hacia la población, incapaces de mantener verticalidad en cuanto al valor fundamental de que TÚ y YO somos distintos pero nos respetamos.

Indeterminación a la hora de asumir posturas frente a todos, decir la verdad aunque sea cruda, poco simpatizante o difícil de tragar.

Por último, el Capricho bajo la voluntad arbitraria, humorista, descabellada y de antojos; Como si fuera de niños.

Pero esto fue lo de ellos, ¿qué pasó con nosotros?

Pasó el Desinterés en ocupar nuestro tiempo a un tema importante que nos afecta a todos;  A mami, a papi y a mí.

La “Pachanga” porque el wikén es largo y el “Happy Hour” comenzó desde el jueves.

El Adormecimiento levantando una bandera sin sentido, obligando a mis hijos, compadres y vecinos a caminar sin rumbo y seguir la “TUMBACOCO” sin cuestionar a dónde.

Y por último, la Mentira que nos creímos, internalizando que el hacer nada provocará un mejor y/o más.

El Día Después… culminó en un  recuerdo de arrepentimiento, en una lástima del resultado en el cual no participamos. En el lamento de que no quisimos reconocer la importancia y urgencia de ayer.

Concluyó en el dolor que siempre sentí pero nunca quise evitar, finalizó en la bebida que no quise dejar y el accidente repentino que pude evitar;

Se nos acabó el tiempo.

Ese día… El Día Después, aún no ha llegado, y queda en nosotros delinear, construir y desarrollar un futuro. Dar nuestro mejor esfuerzo, ser constante y a la vez consistente, HOY y TODOS los días, lograr lo que siempre hemos soñado.

¡Coño atrévete! Haz la diferencia.

Vota Inteligente, Vota Diferente.  

image

💬Ver 0 comentario