Blogs: Vivir con Cáncer

Salud

Vivir con Cáncer

Por
💬0

El nuevo “look” de una vieja amiga

Como sucede al final de cada etapa, el momento del Pet Scan llegó. Los resultados fueron mixtos, el cáncer en el hígado se curó, pero el tumor del pulmón creció un poco. Además, los resultados confirmaron que el medicamento de la Inmunoterapia está haciendo bien su trabajo, el Avastin destruyó los tumores en el hígado.

Mi oncólogo, el Dr. Héctor León, decidió atacar por “aire y tierra” el tumor, esto es, aplicarle radioterapia y la inmunoterapia a la misma vez. No hay tregua, la lucha continúa y no vamos a descansar hasta que ganemos la pelea. La radioterapia no es nueva para mí, es una vieja amiga que estuvo presente y fue mi aliada años atrás cuando me operaron de cáncer en el colon. La conozco muy bien y conozco sus efectos secundarios. Es fuerte y agresiva, y va directo al tumor.

Luego de la reunión con mi oncólogo fui a la cita en el Instituto de Cáncer y Radioterapia (RTCI), que ubica en el Hospital Metropolitano en Río Piedras. Allí me esperaba la Dra. Marisol Rodríguez y todo su grupo de trabajo preparados para dar nuestra batalla y felices de poderme brindar otra oportunidad para curar mi enfermedad. Las mismas caras alegres y corazones combativos que años atrás habían llenado de vigor y entusiasmo mi espíritu. Un grupo de personas maravillosas comprometidas con la salud y el bienestar de los pacientes.

En la sala de espera las sillas estaban ocupadas por rostros nuevos. Sus ojos reflejaban confusión, dolor, nostalgia, incertidumbre y esperanzas. Y en sus labios se dibujaban las preguntas no contestadas, por qué a mí y por qué ahora. Sus miradas divagaban por aquella sala, martilleando las paredes como si dentro de éstas se encontraran las respuestas. Son escenas de rostros cansados y abatidos que se repiten en todos los centros y salas que atienden a los enfermos de cáncer.

Son rostros de todas las edades ya que el cáncer no discrimina. Somos muchos, es epidémico, habita en todos. Tenemos que precaver y tomar medidas cautelares de alimentación, de hábitos y conductas, ejercicios, visitas al médico y laboratorios periódicos, en fin, tenemos que cuidarnos.

Yo traigo mi alegría, mi energía y mi entusiasmo. Yo traigo mi Proyecto de Vida para compartirlo con mis compañeros. Hoy comienzo una nueva fase lleno de fe y confianza en el Señor que me guía y me fortalece. Hoy Dios me ha regalado otra oportunidad de vida.

¡Quiero vivir y ser feliz!

 

 

💬Ver 0 comentario