Blogs: Truquitos Caseros

Estilos de Vida

Truquitos Caseros

Por
💬0

¡Auxilio! ¡Me ahogo!… Qué puedes hacer.

Seguimos en la onda del verano, una de mis temporadas favoritas porque como saben, ¡me encantan la playa y el sol! Por eso, esta semana les traigo unos #truquitos esenciales para disfrutar del agua de manera segura. La realidad es que vivimos en una isla y constantemente escuchamos noticias muy tristes de personas que se ahogan mientras practican deportes acuáticos o simplemente están nadando. ¿Qué tienes que hacer ante la amenaza de un ahogo? Hoy mi amigo Alberto Martí de Scuba Dogs nos comparte algunos truquitos que pueden salvarte la vida o la otra persona que se esté ahogando.

Una de las cosas más importantes que debemos hacer es despertar conciencia al exponernos al agua. Es importante conocer sobre la seguridad acuática y la natación. Como nos decía mi mamá desde pequeñas: el mar hay que respetarlo. En el caso de la playa y ríos, las corrientes son inesperadas y extremadamente peligrosas. En el caso de los niños, hay que enseñarles que no deben acercarse al mar, río, lago o piscina sin la supervisión de un adulto.

Haz click en el siguiente video para que veas qué hacer si te estás ahogando y cómo rescatar a otra persona. Abajo te indico los detalles.

¿Qué haces si tú te estás ahogando? Lo más importante es controlar la ansiedad y enfocarte en flotar y respirar. ¿Cómo? Relájate, recuesta la cabeza hacia atrás, expande lo brazos hacia afuera, relaja los músculos y respira continuamente para flotar de espalda. También puedes flotar boca abajo, siempre y cuando te mantengas girando la cabeza hacia el lado de manera continua para tomar aire. Puedes mantenerte flotando durante horas y horas. De esta manera recuperarás fuerzas para nadar y desplazarte hacia la playa o el área más cercana y segura. Dos técnicas clásicas y bastante relajantes para nadar son el estilo del sapito y de espalda.

¿Cómo rescatas a alguien que se está ahogando? Idealmente ve con otra persona, pero si tienes que lanzarte sol@, debes llevarte un objeto boyante como un salvavidas, una dona o tubo flotante. Nada hacia la persona manteniendo contacto visual todo el tiempo porque si se sumerge, puedes perder su ubicación. Cuando llegues a la persona, pásale el objeto flotante para que se agarre. Háblale. Dile que se relaje, que ya está a salvo, que solo flote tranquilo y respire profundo, que van a ir ahora a un lugar seguro. Empieza a nadar de vuelta agarrando a la persona boca arriba y pídele que si puede, patee y te ayude. Lo más importante aquí es mantener la calma. Si pierdes el control, pierdes la pelea.

Ya tienes una idea de qué hacer para salvar tu vida o la de otra persona que se está ahogando. Eso sí, recuerda que lo más importante es precaver y tomar las debidas precauciones cuando estamos disfrutando de la playa o la piscina. Y con eso, ¡a disfrutar se ha dicho!

Besos y abrazos gigantes,
Josette

Conéctate conmigo en www.truquitoscaseros.com

Facebook: Josette y sus Truquitos Caseros

Twitter: @JosettePagan   Instagram: Josette Pagan

Email: info@truquitoscaseros.com

Josette Pagán es autora de los libros Josette y sus Truquitos Caseros, Truquitos Caseros.2 Para Resolverlo Todo y Truquitos Caseros.3 Para MaPás y los Peques.

Nota: Truquitos Caseros está diseñado para educar e informar. Los consejos e información no deben ser usados como sustituto a atención médica o profesional. Si tiene alguna duda sobre su salud consulte a su profesional de la salud. Truquitos Caseros©. TC Lifestyle, Inc.©

💬Ver 0 comentario