Blogs: Trumpstorming

💬0

Trump provoca que otros estados se retiren del pacto migratorio

El Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular (GCM, por sus siglas en inglés), auspiciado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) presenta un problema de seguridad y atenta contra la soberanía de los estados. La oposición del presidente de EEUU, Donald Trump, y su decisión de no firmar el GCM es consistente con su principio de “Poner a EEUU primero”. Este pacto no distingue claramente entre migración legal e ilegal, incentiva la migración masiva, atenta contra la Primera Enmienda a la Constitución de EEUU sobre libertad de expresión y de prensa, compromete la estabilidad fiscal y económica de los estados firmantes, y vulnera la seguridad nacional.

A los estados con economías fuertes no les conviene firmar el GCM, pues los migrantes se moverán a esos estados y aprovecharán las protecciones especiales y privilegios que les otorga. El GCM sirve a los terroristas para infiltrarse en los estados. También, facilita el espionaje y la entrada de miembros de organizaciones criminales.

Una vez EEUU se retira del Pacto, otros estados con economías fuertes decidieron no firmarlo: Austria, Hungría, Dinamarca, Suiza, Australia, Israel, Chile, entre otros. El nuevo presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, retirará a su país del pacto migratorio tan pronto juramente en la primera semana de enero.

EEUU es el país que más inmigrantes acoge. Impulsar un pacto que afecta a los países más ricos y que más inmigrantes reciben, sin conseguir un acuerdo, es imprudente. Por qué forzar la aprobación sin negociar con los estados que se verán perjudicados.

Los países que tienen mayor cantidad de emigrantes se benefician con el pacto migratorio, porque eventualmente recibirán remesas. Lográn que sectores de indigentes sean acogidos en otros estados. Usan la migración como válvula de escape y desplazan la responsabilidad por la atención de sus ciudadanos.

El tema migratorio se usa como arma por organizaciones terroristas islámicas que amenazan con abarrotar a Europa de migrantes. El mejor ejemplo fue la maniobra del Estado Islámico (ISIS, por siglas en inglés) de aprovechar la crisis migratoria provocada por el conflicto armado en Siria para infiltrar a yihadistas. Usaron el caballo de Troya de los “refugiados” sirios y entraron ciudadanos de otros estados de Oriente Medio.

Por esto, Trump firmó la orden ejecutiva para prohibir la entrada temporera a ciudadanos de estados en los que operan organizaciones terroristas islámicas. Hay un riesgo real a la seguridad nacional.

Los aliados de Trump en Europa, como el primer ministro de Hungría, Viktor Orbán, y el vicepresidente y ministro del Interior de Italia, Matteo Salvini, también son vocales sobre la oposición a la inmigración ilegal y contra el caballo de Troya islamista. Poco a poco se fortalecen los partidos que defienden la soberanía nacional. Surgen partidos como Vox, en España, que comienzan a ganar escaños parlamentarios, por sus propuestas para controlar la inmigración ilegal y dar prioridad a los intereses de la Nación.

Uno de los problemas con el pacto migratorio es que parte de una perspectiva globalista, unilateral, multiculturalista y negacionista que no atiende la realidad objetiva de cada país. El Pacto obliga a promover una visión optimista de la migración y a sancionar a medios de prensa, a políticos y a ciudadanos que se expresen contra los migrantes de un modo que pueda ser interpretado como odioso. En otras palabras, se censura y penaliza el “discurso de odio”, pero no queda claro cómo se determinará qué es y qué no es. Se podría censurar a todo político de los partidos emergentes que surgen en Europa, en América y en Asia que se exprese a favor del control migratorio o que haga una crítica a las políticas que flexibilizan la inmigración ilegal.

Entre los estados firmantes del pacto migratorio hay dictaduras que violan los derechos humanos. Este pacto le da garras para perseguir a los periodistas y activistas políticos que difieren de políticas estatales. También, sirve a los partidos y políticos autoritarios de países democráticos para censurar a sus enemigos políticos.

La ONU medió en la negociación de un pacto que no atiende las necesidades y los problemas migratorios que enfrentan distintos países y regiones. No toma en cuenta el problema del yihadismo y del terrorismo en general, el narcotráfico, el espionaje, el tráfico humano, el tráfico de armas, el gasto público excesivo en atender a refugiados y a inmigrantes, la realidad de los estados con economías fuertes versus los estados menos desarrollados, los problemas culturales y las tensiones entre etnias y grupos religiosos, entre otros aspectos.

Negar la realidad no hace que desaparezca. Aunque se proyecte una visión positiva sobre la migración, en la práctica, hay conflictos entre grupos religiosos. En estados como Francia, las zonas de exclusión, barrios en los que solo pueden residir musulmanes, son un problema de seguridad y de integración; la autosegregación existe y el multiculturalismo no funciona.

El globalismo no toma en cuenta las diferencias nacionales y de cosmovisión. Promueve un multiculturalismo que en teoría supone que existen distintas culturas y naciones, pero las trata como si pudieran coexistir sin conflictos y como si todas fueran compatibles. En otras palabras, niega la realidad de las diferentes idiosincrasias. Un islamista convencido de que se debe imponer la ley Sharia o ley islámica no convivirá en paz y armonía con un judío, cristiano o ateo que quiera vivir en un orden liberal o un estado laico.

No tomar en cuenta a EEUU y a los países que más inmigrantes reciben, muestra lo unilateral del pacto migratorio. Trump inició la salida del Pacto desde que se llevó a votación y, desde entonces, otros estados decidieron no firmarlo. El liderazgo de Trump sirve de apoyo a otros jefes de Estado y líderes del mundo. Aunque Brasil firmara el Pacto, Bolsonaro puede retirar a su país en cualquier momento. La victoria electoral de Trump fue significativa mundialmente. Este caso sirve de ejemplo.

 

💬Ver 0 comentario