Blogs: Trumpstorming

💬0

Jim Acosta tendrá que seguir las reglas de la Casa Blanca

El reportero de la cadena de noticias CNN, Jim Acosta, tendrá que cambiar de táctica para realizar su activismo político en la Casa Blanca. El presidente de EEUU, Donald Trump, ordenó preparar por escrito unas reglas de comportamiento que sirvan en el proceso para retirar la acreditación a un miembro de la prensa. Esto ocurre luego de que el juez de la Corte de Distrito de DC, Timothy J. Kelly, emitiera una orden temporera para que se restituya la acreditación a Acosta por 14 días, mientras se resuelve la demanda contra la administración Trump.

El juez Kelly fue nombrado por Trump, pero su decisión no da indicio de sesgo o parcialización. No encontró que hubo una violación de la Casa Blanca a la Primera Enmienda a la Constitución de EEUU, sobre libertad de expresión y prensa, pues CNN podía nombrar a otro reportero y la Casa Blanca puede establecer sus reglas para las conferencias de prensa. No existe un derecho de la prensa para obligar a comparecer, para forzar que se responda a una pregunta, para exigir un debate con el presidente de EEUU ni para que se le garantice una acreditación a una persona particular. Lo que determinó el juez, a partir de un argumento de la parte demandante (Acosta y CNN), es que no se siguió el debido proceso para retirar la acreditación a Acosta. El argumento se basa en la Quinta Enmienda a la Constitución.

Acosta sí incurrió en una conducta inapropiada, que puede observarse en videos. Sin embargo, debe establecerse claramente un proceso administrativo para retirar la acreditación a un miembro de la prensa. Es una forma de evitar que se haga de modo caprichoso. Por esto, las reglas estarán por escrito y Acosta tendrá que obedecerlas.

Si bien es cierto que las acreditaciones a la prensa las otorga el Standing Committee of Correspondents, que se compone de varios reporteros acreditados, autorizados por el Congreso e independientes de la Casa Blanca, el Servicio Secreto de EEUU puede remover la acreditación de un reportero que represente una amenaza para el Presidente. Este comité de reporteros fue creado en el 1879 para asegurarse de que los cabilderos no participaran como reporteros en las salas de prensa.

Las prácticas de interrumpir a la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, o al presidente de EEUU, de no esperar por el turno para hacer preguntas, de enfrascarse en una discusión en plena conferencia de prensa, de resistirse a entregar el micrófono a la interna que asiste en el suelo, de hacer más preguntas de las autorizadas por turno, entre otras, no estarán permitidas. Acosta suele fungir como activista político y no como reportero. Al quedar claro el reglamento, se puede seguir un proceso para retirar su acreditación, sin que se entienda que se le priva de hacer su labor o que no se sigue el debido proceso.

La controversia surge porque en una conferencia de prensa, convocada por el presidente de EEUU, Acosta se resistió a entregar el micrófono a una interna; usó fuerza para evitar que se lo retiraran; presionó con su mano sobre el brazo de la interna; continuó discutiendo con el Presidente; presentó opiniones; interrumpió a un compañero reportero; en resumen, se comportó fuera de orden, poco profesional y con falta de ética periodística.

A pesar de que Acosta tiene su acreditación, no hay obligación por parte de ningún funcionario de la Casa Blanca para darle un turno de pregunta. Si quisieran ignorarlo o dar prioridad a otro reportero, pueden hacerlo. También, se puede aplicar el reglamento tan pronto se presente una violación. Incluso, si el juez Kelly no extiende la fecha de restitución de la acreditación, hasta que se resuelva el caso, la administración Trump puede retirarla en cualquier momento. Acosta y CNN tendrían que solicitar una extensión.

Es conocido que CNN y Trump no guardan una relación cordial. Trump acusa a la cadena de presentar noticias falsas (#FakeNews) y de constantemente presentar una cara negativa en contra de su administración. Las corporaciones grandes de medios de prensa tienen un monopolio mediático que poco a poco amarra al único medio que da espacio a los conservadores: Fox News.

Si bien es cierto que existen muchos medios independientes, cibernéticos y grupos pequeños que dan espacio a los republicanos, a los conservadores y a Trump, de las cadenas grandes, multimillonarias y con gran alcance y audiencia, solo Fox News cumple esa función. Sin embargo, recientemente, la cadena de noticias con mayor audiencia republicana, retiró un anunció de campaña de Trump y apoyó la demanda de Acosta y CNN contra la administración del presidente de EEUU. Ambas acciones fueron realizadas en conjunto con otras cadenas liberales y progresistas. También, Fox News anunció la victoria de los demócratas en la Cámara Baja federal antes de que cerraran los centros de votación en California; esta fue una acción irresponsable que perjudicó a los republicanos en pleno proceso electoral. Los medios no hacen este tipo de proyección sobre quién ganará un cuerpo legislativo hasta que cierren los centros de votación, se muestren indicadores y haya una tendencia clara. La nueva administración de Fox News da a entender que la tendencia editorial cambiará.

A la administración Trump le tocará hacer sus movidas para usar las redes sociales efectivamente, aprovechar los medios de prensa emergentes e independientes y contrarrestar efectivamente a los medios de prensa que hoy día operan como medios de propaganda y de relaciones públicas.

 

💬Ver 0 comentario