Blogs: Trumpstorming

💬0

El Gobernador se reúne, nuevamente, con Trump

El gobernador de Puerto Rico (PR), Ricardo “Ricky” Rosselló, participó de un almuerzo de gobernadores con el presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump. Tuvo alrededor de cuatro minutos para dirigirse al Presidente y conversar. Aprovechó la oportunidad para hablar sobre la estadidad y sobre la necesidad de que PR se convierta en un centro de operación del comercio con Iberoamérica.

El Gobernador no suele traer el tema de la estadidad de forma directa. Algunos analistas consideran que lo hizo para hacer relaciones públicas en un momento crítico de su Administración. Es probable que le ayude con los estadistas y penepés. Mientras el presidente del Senado de PR, Thomas Rivera Schatz, juega a ser el defensor del pueblo trabajador o el nuevo líder laborista, “Ricky” busca distinguirse mediante el rol del líder estadista.

Mencionó los resultados de las pasadas consultas de estatus. Habló sobre la “igualdad” o “trato igual” como ciudadanos americanos. Además, expresó su deseo de que PR sea un socio pleno de EEUU.

El primer punto es debatible, porque las consultas fueron no vinculantes, no tuvieron el aval del Departamento de Justicia federal (DOJ, por sus siglas en inglés), no siguieron las recomendaciones de los Task Force de Casa Blanca y no se garantizó la participación de todas las partes. Sin embargo, es de esperar que “Ricky” usara los resultados de las últimas consultas. En la competencia política para promover alternativas de estatus, los bandos suelen usar todo lo que tienen a su disposición.

En cuanto a la “igualdad” o “trato igual”, responde al supuesto sobre que los puertorriqueños son tratados como ciudadanos de segunda clase. Pero, una cosa es el asunto del estatus territorial y otra los ciudadanos americanos que residen en PR. Es cierto que mientras residen en PR no pueden votar por congresistas ni por el presidente, pero sí lo pueden hacer si residen en otros estados de la Nación. El problema no es del ciudadano, sino el estatus territorial. Los ciudadanos americanos nacidos en cualquiera de los 50 estados no pueden votar por el presidente ni los congresistas si residen en PR.

Ser un socio pleno de EEUU implica responsabilidad fiscal y desarrollo económico. En este punto, Trump elogia la labor del Gobernador, porque hereda un problema fiscal, pero aprovecha los fondos federales asignados poshuracán María para hacer reformas.

El Gobernador hizo énfasis en la modernización y privatización del sistema de energía eléctrica en PR. Dice que quiere que PR sea un modelo para América. Es uno de los aspectos a los que le da prioridad y que Trump reconoce.

Sin embargo, mientras se realiza esta reunión, el Senado de PR rechaza la derogación de la Ley 80 y pone trabas a los planes de la Junta de Supervisión Fiscal y del Gobierno. No hay acuerdo con el Senado en asuntos de reforma laboral. Para que PR logre incentivar la inversión y la creación de empleos, necesita de reformas en el área laboral y contributiva, además de la modernización de su infraestructura de energía eléctrica. El alto gasto operacional de las corporaciones privadas no asiste al desarrollo económico.

En el intercambio entre Trump y “Ricky” hubo mensajes entrelíneas y lúdicos. El Presidente le preguntó al Gobernador, en tono de broma, si “Ricky” le conseguirá dos senadores republicanos. Trump acostumbra a bromear, a hablar sin pelos en la lengua y a comunicar sus inquietudes, pero no de manera irrespetuosa. Es una pregunta que se puede tomar en serio, sobre cómo persuadir a los republicanos para que apoyen la estadidad si el mismo “Ricky” hace campaña por los congresistas demócratas.

No es políticamente prudente. Esta movida para contrarrestar a Carmen Yulín y ganar terreno en el Partido Demócrata es contraproducente en tiempos en que los republicanos son mayoría en el Congreso, con un presidente republicano, y un Partido Nuevo Progresista (PNP) que debe armonizar a los demócratas y republicanos que conforman su base. “Ricky” se excede en su esfuerzo para que los demócratas ganen las elecciones de medio término.

Los líderes del PNP persiguen la estadidad, pero se descuidan en las tácticas. Olvidan que para lograr su objetivo necesitan a demócratas y republicanos.

A pesar de que “Ricky” hace trabajo político electoral a favor de los demócratas, supo manejar el discurso conservador fiscal y de desarrollo económico que promueve Trump. Hizo alusión al eslogan Make America Great Again (MAGA) y lo conectó con el mensaje de que PR también puede ser parte de ese proyecto de grandeza y éxito americano. Logró llevar el mensaje a la base republicana a través de los medios de prensa presentes.

Los políticos del PNP tienen que reunirse, negociar y ponerse de acuerdo para llevar un mensaje claro a favor de la estadidad. También, deben armonizar sus diferencias en materia laboral y fiscal. Es un ejercicio difícil, porque no hay partidos en PR que tengan un marco económico y fiscal definido. El PNP es ambiguo, se orienta en torno al asunto del estatus, incorpora a conservadores y progresistas, muchos de sus líderes republicanos parecen Republicanos Solo de Nombre (RINO, por sus siglas en inglés) y sus líderes demócratas son igual de ambiguos.

Hay una expresión que resume lo que pasa en el PNP; la comunico con respeto: “Así no se puede pedir la estadidad”. Se necesita coherencia, una estrategia clara y dejar de estar dando palos a ciegas como si se tratara de una piñata. No se debe recurrir al discurso de la “igualdad” solo para pedir fondos federales: esa es la “estadidad para los pobres”, el “ghetto iberoamericano” y la continuidad del estatus quo de depender del gobierno federal. La estadidad no debe cabildearse sin un proyecto económico viable que lleve a crecimiento económico ni con el estilo que exhibe Schatz de tildar a EEUU de imperio y hacer analogías sobre dictaduras socialistas iberoamericanas.

Si en algo atinó el Gobernador, fue en destacar su visión económica, en agradecer la ayuda recibida, en resaltar la excelente comunicación con el vicepresidente, Mike Pence, y con el Presidente, y en resumir sus objetivos dentro de un marco convergente. Logró presentar un punto de éxito relacionado a su firma de la Ley de transformación del sistema eléctrico.

En pocos minutos, hizo relaciones públicas y defendió objetivos claros. Veremos si esa claridad y estilo lacónico se sostiene en el escenario de PR, y qué logros tiene al interior del Partido Republicano.

💬Ver 0 comentario