Blogs: Trumpstorming

💬0

La administración Trump asiste en la recuperación de PR

Las elecciones de medio término en Estados Unidos (EEUU) se aproximan. Se nota en la intensidad de los ataques contra la administración Trump y los republicanos. La táctica principal de los demócratas es la política de identidad étnica y racial. Los puertorriqueños son uno de sus objetivos. No debe sorprender que los inscriban para votar y que usen a Carmen Yulín, alcaldesa de San Juan, y a Ricardo “Ricky” Rosselló, gobernador de Puerto Rico (PR), como portavoces de una campaña procandidatos demócratas y antirepublicanos.

Para asegurar el voto boricua, persiguen demonizar a Donald Trump, presidente de EEUU, con la narrativa falsa sobre un genocidio y negligencia en el manejo de la emergencia y la recuperación de PR luego del paso del huracán María. “Ricky” recibe ataques de los mismos que lo usan para hacer campaña, pues al difamar a Trump se lo llevan enredado.

El hecho de que Trump visitara a PR dos semanas luego de la devastación causada por María y de que recibiera al Gobernador en la Casa Blanca, lejos de percibirse como una genuina comunicación y colaboración entre las partes, fue interpretada por sus adversarios políticos como una traición por parte de “Ricky”. Tener buenas relaciones de trabajo con los republicanos no es visto con buenos ojos. El peor pecado de cualquier político demócrata es relacionarse con Trump.

La campaña yulinista del “We’re Dying” y del “#4645” es la forma de propagar la idea falsa de que Trump y “Ricky” deliberadamente expulsan a los puertorriqueños y los dejan morir con fines corporativistas. Supuestamente, todo está fríamente calculado para “vender” a PR a los “grandes intereses”. Es una teoría de conspiración digna de película hollywoodense.

Sin embargo, los discursos libelosos se contradicen cuando acusan al candidato republicano para el Congreso de EEUU, John Ward, de no querer que los puertorriqueños voten ni residan en Florida. Ward se refiere a que aquellas familias que deseen regresar a PR, deben ser asistidas. No se refiere a impedir que se queden los que así lo desean. La contradicción radica en que por un lado acusan a los republicanos de forzar la emigración de puertorriqueños residentes de PR y, por el otro, aseveran que los quieren regresar a PR para que no voten en Florida.

Al demagogo no le importa contradecirse, siempre y cuando sirva para persuadir y manipular la opinión pública.

No importa que la secretaria de Transportación de EEUU, Elaine Chao, anunciara que PR recibirá una asignación federal de $223.5 millones para la reparación de la infraestructura de transporte dañada luego del paso del huracán María. Es una de las funcionarias que envió Trump para ver las condiciones de PR luego de la devastación.

Tampoco importa que el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbano de EEUU (HUD, por sus siglas en inglés), administrado por Ben Carson, asignara $18,500 millones para la recuperación posMaría. Esta asignación es la de mayor magnitud en la historia de la agencia para casos de devastación. La subsecretaria de HUD, Pamela Hughes Patenaude, lo comunicó en una conferencia de prensa realizada en Canóvanas junto al Gobernador y la comisionada residente, Jenniffer González.

Nada de lo que haga la administración Trump satisfará a sus detractores. El objetivo es oponerse por oponerse para ganar la simpatía de los electores. Por esto, omiten hechos, difaman, exageran, sacan de contexto y proporción, editorializan, ponen palabras en la boca, reportan resultados de estudios con muchas limitaciones metodológicas sin aclararlas, saturan con notas negativas en medios de prensa, intentan enamorar a los boricuas con retórica vaga e hiperemocional y recurren a otras tácticas que sirvan para atraer al elector desinformado.

 

 

 

 

💬Ver 0 comentario