Blogs: Trumpstorming

💬0

“Ricky”, los demócratas no apoyan la estadidad

El gobernador de Puerto Rico (PR), Ricardo “Ricky” Rosselló, hace una alianza equivocada en momentos en que los republicanos son mayoría en el Congreso, tienen la presidencia y vicepresidencia de Estados Unidos (EEUU), se expresan a favor de la estadidad (estadoísmo), asignan fondos federales para la recuperación pos huracán María y visitan a Puerto Rico para conocer de primera mano los problemas locales.

Los demócratas no han hecho nada para promover la estadidad. El Partido Demócrata se lo dividen en PR los penepés y populares. Hasta independentistas y socialistas entraron al Partido para participar de las primarias presidenciales de PR en el 2016. Apoyaron a Bernie Sanders, quien se vendió como el líder de izquierda y el super progresista.

El Partido Republicano no presenta ese problema, pues se inclina a favor de la estadidad y no se cuelan otros sectores que apoyan otras alternativas de estatus. Sin embargo, de qué sirve amarrar al Grand Old Party (GOP) de PR con la estadidad si a la hora de la verdad no aprovechan sus aliados en EEUU.

Donald Trump, como precandidato presidencial, candidato a presidente y presidente de EEUU se expresó a favor de respetar la decisión de los puertorriqueños en una consulta de estatus, incluso si escogían la estadidad. Otros republicanos que fueron presidentes de EEUU comparten la misma postura.

Sin embargo, el Partido Nuevo Progresista (PNP) insiste en hacer consultas sin el aval federal, sin seguir las recomendaciones del Task Force de Casa Blanca sobre el asunto del estatus ni del Departamento de Justicia federal (DOJ, por sus siglas en inglés). No usa los fondos federales disponibles para realizar una consulta vinculante y no hace gestiones viables a favor de la estadidad.

Parece como si el PNP obstruyera cada vez que las condiciones a favor de la estadidad mejoran. Desplaza a las organizaciones estadistas no partidistas y concentra toda la atención en el PNP. Amarra al Partido Republicano de PR, cual si fuera una extensión del PNP. Lo acapara todo sobre la estadidad, como si esa alternativa de estatus fuera su propiedad.

El punto no es que “Ricky” y el PNP se inclinen a favor de los republicanos en perjuicio de los demócratas, sino que cumpla con su misión de hacer alianza con demócratas y republicanos para adelantar la estadidad. De lo contrario, el PNP no tiene razón de ser y lo que procede es inscribir a un Partido Republicano y a un Partido Demócrata para las elecciones estatales.

Si bien es cierto que los demócratas no apoyan la estadidad y que los congresistas puertorriqueños suelen ser independentistas o ambiguos con su postura sobre el estatus de PR, es el deber de “Ricky” y de otros políticos del PNP convencerlos para que apoyen la estadidad. De qué sirve que el Gobernador esté de media tour por varios estados de la costa este de EEUU, organice a los boricuas y los movilice para votar por los demócratas, si no hay un compromiso a favor de la estadidad.

Es posible que “Ricky” busca más apoyo del partido con el cual se identifica nacionalmente y trata de competir contra Carmen Yulín, por el corazón ($) demócrata. Sin embargo, la realidad es que los republicanos dominan actualmente las ramas de poder y están más receptivos para atender los problemas fiscales y económicos de PR; también, el GOP se inclina más a favor de la estadidad y lo ha hecho saber en su Comité Nacional.

El no hacer espacio en su agenda para recibir al presidente de la Comisión de Recursos Naturales de la Cámara de Representantes federal, Rob Bishop, es una chiquillada por parte de “Ricky”. Es irrespetuoso no recibir a quien atiende y da seguimiento al problema fiscal de PR. Hubo diferencias entre ambos y un intercambio de cartas tenso, pero no es excusa para no reunirse y conversar.

“Ricky” aleja a la base republicana y conservadora del PNP y se olvida de que en las elecciones del 2016 le costó votos que fueron mayormente a Manuel Cidre. El porcentaje de votos que sacó estuvo cerca del 40%, muy alejado de la mitad de los electores que participaron. Si bien es cierto que en PR se gana por pluralismo, no se debe abusar de la suerte.

Quienes se benefician con la división del PNP y la demonización contra los republicanos son los demócratas, Yulín y el Partido Popular Democrático (PPD). Sin querer queriendo, “Ricky” ayuda a quienes se suponen sean sus contendientes.

El Comité Nacional Demócrata (DNC, por sus siglas en inglés) actualmente lo dirige “Tom” Pérez, quien se inclina más hacia la izquierda y, probablemente, apoyará a Yulín. Otro punto a considerar es que los demócratas en PR no pueden favorecer a la estadidad en su plataforma, porque es un partido en el cual compiten penepés y populares.

A “Ricky” no se le debe olvidar la ayuda que el gobernador republicano de Florida, “Rick” Scott, ha dado a PR y a los puertorriqueños que migran a su estado. El senador federal republicano, Marco Rubio, también atiende el caso de PR y ayudó en la discusión sobre la reforma contributiva federal.

No sé si “Ricky” tiene otra agenda que opera trasbastidores. Habrá que ver si la alianza que ha hecho con exgobernadores populares para mantener a PR como jurisdicción foránea y si sus movidas anti republicanas, son fríamente calculadas. No queda claro qué espera lograr, es incoherente si lo miramos desde la perspectiva de un estadista, penepé y de alguien que ha visto las aportaciones de los republicanos.

Dirijo este escrito a quien pueda interesar, con la esperanza de que alguien sensato le comunique al Gobernador que está metiendo la pata y que todavía hay tiempo para remediar.

 

💬Ver 0 comentario