Blogs: Trumpstorming

💬0

La importancia de cuidar a nuestros veteranos

Donald Trump es consciente de la necesidad de atender eficientemente a nuestros veteranos. Varios presidentes de Estados Unidos (EEUU) autorizaron intervenciones militares en las cuales se activaron fuerzas terrestres, aéreas y navales. A raíz de estas incursiones tenemos un número significativo de veteranos de guerra y de conflictos armados. Muchos regresan a sus estados con problemas de salud que requieren de una atención inmediata y constante; otros no presentan síntomas evidentes que permitan un diagnóstico inmediato. La falta de seguimiento, en algunos casos, es riesgosa, pues hay problemas psiquiátricos que no responden a una enfermedad neurológica.

Casos como el de Esteban Santiago, el sospechoso de disparar a varias personas en el aeropuerto de Fort Lauderdale, provocan una discusión nacional sobre el problema del manejo de la salud mental de los veteranos. Aunque, todavía no hay certeza sobre los motivos de Santiago y si el ataque que “realizó” responde a una condición psiquiátrica, no deja de despertar una discusión necesaria sobre el acceso a servicios psicológicos y psiquiátricos.

Durante las primarias presidenciales, Trump suspendió su participación en un debate televisado en enero de 2016 para participar de un evento de recaudación de fondos. Esta actividad tuvo a los veteranos como objetivo y marcó parte de la agenda de Trump sobre asuntos domésticos. Desde entonces no deja de hacer énfasis en la importancia de mejorar los servicios de salud para los veteranos.

Puerto Rico es una de las jurisdicciones de EEUU que más se puede beneficiar durante la presidencia de Trump. Los puertorriqueños son ciudadanos americanos con una participación alta en las fuerzas armadas. No solo se beneficiarán de la mejora en los servicios de salud, sino de la precaución que muestra el nuevo presidente para activar a las distintas divisiones de la milicia.

Se opone a que EEUU intervenga en Siria; se opuso a la guerra de Iraq y a otras intervenciones militares. Mejora las relaciones diplomáticas con la segunda potencia militar y nuclear del mundo: Rusia. No continuará con la política exterior de Obama de derrocar al presidente sirio, Bashar al-Ásad, ni de declarar a Rusia como el enemigo principal de la Nación. Así, previene conflictos armados de mayor intensidad y evita que más veteranos se unan a las filas de enfermos, mutilados y traumados psicológicamente.

La seguridad nacional no consiste en ir a la ofensiva, sino en desarrollar un poder de disuasión y en proteger las fronteras nacionales. Los militares americanos no deben servir como mercenarios de otros estados. Arabia Saudí es uno de los estados que presiona a la actual administración americana para que realice bombardeos en Yemén y en Siria. Trump tiene un temple diferente; no le gusta que otros países dicten el curso a seguir por EEUU.

Los veteranos tienen un aliado en Trump. Esto fue notable en las encuestas de opinión preelectorales y en el apoyo que recibió de generales y de militares de distintos rangos. La conformación de un gabinete presidencial con militares de alto rango es consistente con su agenda de fortalecer a todas las ramas de las fuerzas armadas. Lejos de representar un riesgo de militarización del País, es la forma de cumplir con la promesa de que América vuelva a ser grandiosa y poderosa. Es decir, los jefes de estado con experiencia militar pueden asegurar las fronteras y devolver el poder de disuasión perdido.

El cambio estratégico, el desarrollo tecnológico y el aumento de personal militar no tiene porqué implicar la participación en más conflictos armados. La disuasión, como forma de prevención, es la mejor manera de servir a la salud de nuestros militares.

Trump reconoce que parte de su plan de fortalecimiento militar incluye mejorar los servicios a los veteranos. Olvidar a los que arriesgaron su vida y sirvieron honorablemente es una muestra de debilidad, es un acto deshonroso y desmotiva a quienes sirven en las distintas ramas. El principio de “No dejar a ningún hombre atrás” debe regir también en la vida civil.

💬Ver 0 comentario