Blogs: Revolución Estadista

Plebiscito 2017

Revolución Estadista

Por
💬0

El mito: Estados Unidos no nos aceptará por nuestra deuda

Carlos y Ninoshka deciden casarse. Carlos trabaja con permanencia en una fábrica en la cual se rumora que tendrá aumento salarial a fin de mes por sus años de servicios. Ninoshka comenzó a trabajar en una tienda de ropa con la aspiración de laborar de 30 a 40 horas semanales. Con estos ingresos y proyecciones de que aumentarán sus finanzas, deciden comprar una casa, para lo cual solicitan un préstamo. Todo va de maravillas. Compran los interiores de la casa y realizan una serie de pequeños préstamos para los enseres y mejoras del hogar. Al tercer mes, la tienda de ropa que trabaja Ninoshka, anuncia una reducción de horarios, por lo que trabajará solo 20 horas a la semana. Mientras, Carlos nunca recibió el aumento salarial en la fábrica. Fallaron en sus proyecciones económicas, disminuyeron sus ingresos y comienzan a tener que decidir cuáles deudas pagar y cuáles dejar acumular. Ninguno planificó ni se preparó para esta situación. Ahora tienen a cobradores detrás de ellos y demandas con intensión de quitarles sus bienes por no pagar lo que correspondía para sus deudas, mensualmente.

Pero el problema de Carlos y Ninoshka no es deber. ¿A caso alguien paga una casa en efectivo? ¿Nunca han solicitado préstamos para un carro, estudios o hasta para un juego de cuarto? Nada de malo tiene tomar prestado. El problema está si no estás preparado para la responsabilidad de efectuar los pagos a tiempo y tener los recursos suficientes para pagarlos sin afectar tus gastos esenciales. Carlos y Ninoshka son el Gobierno de Puerto Rico. Una deuda que no se tiene cómo realizar sus pagos correspondientes sin afectar los servicios esenciales que brinda el gobierno al pueblo.

Quise brindarles este ejemplo sencillo porque se ha vuelto muy común diabolizar la palabra “deuda”. Al punto de que mezclan el asunto de la deuda con el plebiscito del 11 de junio y repiten el cuento de que Estados Unidos no nos aceptará por nuestra deuda. ¿En serio?

Según el Foro Económico Mundial, cada puertorriqueño tendría que pagar $28,000 para liquidar la deuda pública. ¿Sabes cuánto tendrían que pagar los residentes de los estados para saldar la deuda de Estados Unidos? $42,500 por habitante. ¿Japón? $85,700 por habitante. ¿Singapur? $56,100 por habitante. Es decir, el que nos quieran vender el cuento de que por la situación económica que estamos pasando, no nos van a aceptar como estado, es un mero cuento de oposición sin fundamento.

Nuestro problema no es la deuda sino de liquidez y credibilidad.

Por décadas, hemos venido implementado nuevas fuentes de recaudos, como por ejemplo, el impuesto a las ventas (IVU), con proyecciones que nunca se alcanzaron. A su vez, aumentamos los gastos del gobierno y solicitábamos préstamos para poder cuadrar la caja porque a fin de año fiscal, no se alcanzaban los estimados. Es como si Carlos y Ninoshka siguieran tomando prestado, hasta a los vecinos, para poder pagar mes tras mes sin tomar medidas para recortar sus gastos y aumentar sus ingresos.

Si hablamos de gastos, ¿sabías que en el estado de Florida hay alrededor de 20 agencias estatales para sobre 20 millones de habitantes? Mientras en Puerto Rico tenemos 131 agencias estatales para solo 3 millones de habitantes. ¿No es evidente que necesitamos rediseñarnos hacia un nuevo gobierno más costo-efectivo? Si hablamos de recaudos, ¿sabías que solo alrededor del 60% de lo que pagamos de IVU estatal llega al gobierno, mientras el IVU municipal llega a entre 75 a 85%? ¿Sabías que el 51% de las propiedades inmuebles que deberían tributar al CRIM no lo hacen, por lo que se pierden $790 millones anuales? Estos son solo ejemplos, para que te des cuenta de nuestra realidad fiscal. Hemos sido por décadas ineficientes en la administración de nuestro gobierno.

Por otro lado, las políticas públicas erradas de confrontación, no hacer negociaciones de buena fe y los “me vale”, le han restado la credibilidad que necesita Puerto Rico ante el mercado. Es como si fueran los cobradores a la casa de Carlos y Ninoshka y les dijeran que no les van a pagar, cerrándoles la puerta en la cara.

A esa ineficiente administrativa y falta de credibilidad, le sumamos que somos una colonia sin derecho a representación con voto en el Congreso de Estados Unidos que toma decisiones sobre nosotros ni votamos por quien nos preside cada cuatro años. No tenemos la misma paridad de fondos federales que cualquiera de los estados e inclusive para algunos fondos ni cualificamos. Además de tener limitaciones y regulaciones por no ser un estado soberano.

Que te quede claro que nuestra deuda no es un obstáculo para la Estadidad. Al contrario, se hace evidente que el status actual no es la ruta correcta. Eso hace que aumente la necesidad de descolonizar a Puerto Rico y convertirnos en el próximo estado de Estados Unidos, tener las herramientas necesarias para salir de la crisis y mejorar la calidad de vida de los ciudadanos americanos que vivimos en este hermoso archipiélago llamado: Puerto Rico.

El 11 de junio es tu oportunidad de ir por un mejor Puerto Rico.

💬Ver 0 comentario