Blogs: Revolución Estadista

Plebiscito 2017

Revolución Estadista

Por
💬0

Joven, no boicoteemos nuestro futuro

¿Se debe participar del plebiscito? ¿Qué efecto pudiese tener el resultado? ¿La decisión del plebiscito puede afectarnos? Son preguntas que como jóvenes puertorriqueños debemos realizarnos fuera de cualquier línea partidista y con el razonamiento crítico que nos permita tomar las mejores decisiones para nuestro futuro.

Vivimos un momento histórico en Puerto Rico, en donde la mala gobernanza y planificación de pasadas administraciones han provocado el colapso del Gobierno y, como efecto escalonado, el de toda nuestra sociedad. Según el Perfil del Migrante del Instituto de Estadísticas de Puerto Rico, 89,000 puertorriqueños emigraron a otras jurisdicciones de Estados Unidos en el 2016, la cifra más alta registrada desde que recopilan los datos a partir del 2005. El promedio de edad de estos puertorriqueños ronda entre los 28 a 30 años, siendo en su mayoría jóvenes que luego de graduarse, no obtienen oportunidad de empleo y ven un mejor futuro en Florida, Texas, Connecticut o cualquier otro estado, y no en nuestro Puerto Rico.

A la emigración, se le suma la necesidad de mejorar nuestra calidad de vida en todos los aspectos. El índice de empleo, salud, seguridad y economía de los estados es mayor que el nuestro. Esta realidad en la cual nos encontramos tiene una causa en común: el estatus territorial de Puerto Rico. El ser una colonia es la causa real de todos los problemas económicos y sociales que actualmente afrontamos.

¿Cómo los jóvenes puertorriqueños podemos luchar por nuestro futuro? Descolonizando a Puerto Rico. El plebiscito del 11 de junio para la descolonización de Puerto Rico es la herramienta democrática con mayor peso para dejarle saber al Congreso nuestra intensión de querer romper con el problema colonial que tanto afecta y afectará nuestro desarrollo personal y profesional. Patrocinar cualquier tipo de boicot a dicho proceso es permitir que sigan jugando con nuestro futuro. No caigamos en esas manipulaciones partidistas del presunto amor patriótico. Si realmente amamos nuestra patria y queremos que sea próspera, debemos tener las mejores herramientas para salir adelante y ser productivos aquí, sin tener que seguir alejándonos de nuestro Puerto Rico hacia otro estado por la falta de oportunidades en la colonia.

Hay solo dos caminos para eliminar la raíz del problema: la estadidad o la independencia. En mi caso, respaldo la estadidad para Puerto Rico como mecanismo de descolonización que nos garantiza el trato igual con los demás estados en derechos y condiciones. Apoyo la estadidad para que en momentos de crisis como los que vivimos, podamos tener la participación de puertorriqueños en el Congreso con voz y voto para las decisiones que se están tomando y nos afectan a todos por igual. Apoyo la estadidad porque automáticamente recibiríamos la paridad de fondos para salud, seguridad, educación, entre otros, sin la necesidad de estar abogando y cabildeando por migajas. Usted podría apoyar la independencia y pretender que en momentos de crisis, pudiésemos salir adelante sin los componentes de seguridad federal,  sin fondos federales para programas sociales, obras públicas, investigaciones, incentivos ni becas universitarias, entre tantos otros. Ahora bien, lo que no puedes estar a favor es del inmovilismo que pequeños grupos pretenden crear con boicotear un plebiscito que busca romper con el trato indigno e inmoral, que perpetua el estancamiento de nuestro desarrollo económico y nos cierra las oportunidades de futuro en nuestra patria.

Así que, joven, este 11 de junio tenemos un compromiso con nuestro futuro, no lo boicoteemos.

💬Ver 0 comentario