Blogs: Puerto Rico Sentipensante

Uncategorized

Puerto Rico Sentipensante

Por
💬0

Ozuna, la Gran Migración y la Estadidad

“La cosa está mala en Puerto Rico”. Eso es algo que te comenta desde la persona en Jayuya hasta el reggaetonero Ozuna. La culpa de que la cosa esté mala es de la crisis económica y de la gran deuda que tiene el país. Comentaristas radiales, políticos, periodistas, economistas, sindicalistas y medio mundo comparte esa apreciación.

No obstante, a la hora de proponerse alternativas los sectores empresariales proponen la reducción de beneficios laborales, la reducción en el “gasto gubernamental” y un aumento en los incentivos a los empresarios para atraer inversionistas extranjeros. Esta fórmula, se repite a la saciedad como la solución mágica ante la “realidad de que no hay chavos”.

Mientras esas medidas llevan implantándose en el país desde el 2005, la “crisis” que vivimos se ha manifestado de otra forma. Desde el 2006 para acá, la población de Puerto Rico se ha visto reducida en casi 400,000 personas. De 3,805,214 personas que vivían en el país, en el 2016 se estima que viven menos de 3,411,307 personas.

El Instituto de Estadísticas de Puerto Rico alertó sobre esta crisis. En varias de sus publicaciones ha enfatizado en la necesidad de desarrollar políticas públicas para atender esta reducción poblacional que supera la vivida entre los 40 y los 60 en este país.

La reducción poblacional no afecta a todos los grupos de edad de la misma forma. Al comparar la pirámide poblacional de Puerto Rico con los datos del 2010 del Censo de Estados Unidos y los estimados del 2015, podemos observar que los grupos de edad más afectados han sido los de 39 años o menos. Esta reducción poblacional, afecta a los grupos de edad más capaces de aportar a un Puerto Rico en crisis, y según se ha podido documentar está provocando una Gran Migración. Esta Gran Migración ha tenido como resultante la movilidad de mayor cantidad de puertorriqueñas y puertorriqueños jóvenes a los estados de Connecticut, Florida, Ohio, Pennsylvania y Texas.

¿Por qué se van?

La contestación parece ser obvia. Las posibilidades de encontrar un mejor salario que en Puerto Rico elemento que se asocia a tener una mejor calidad de vida, puede ser la contestación más rápida y sencilla. Ahora bien, ¿cuánto es esa diferencia salarial?

Para contestar esta pregunta, podemos buscar los datos del Censo de los Estados Unidos. Allí se presentan la mediana de los ingresos en los pasados 12 meses para personas de 25 años o más de acuerdo con su preparación académica.

Es importante recordar que la mediana, es una medida de tendencia central que establece que el 50% de las personas está bajo ese salario y el 50% de las personas está por encima de ese salario. Así que cuando se menciona que la mediana de ingreso de las personas en Puerto Rico es de $18,229 para el 2015, significa que el 50% de la población recibió ingresos por encima de esos $18,229, y el 50% de la población recibió ingresos iguales o menores a esa cantidad.

Así que, volviendo a mi ejercicio de investigación, busqué la tabla del Censo de los Estados Unidos y comparé tanto con Estados Unidos, como con los estados antes mencionados. Aquí les presento los datos:

  Connecticut Florida Ohio Pennsylvania Texas Puerto Rico
Total $45,331 $31,478 $35,188 $37,059 $35,434 $18,229
Menos de escuela superior $22,458 $18,753 $19,702 $21,437 $20,044 $10,661
Graduado de escuela superior (o equivalencia) $33,775 $25,275 $28,203 $29,692 $27,232 $14,705
Algunos créditos universitarios o Grado Asociado $40,216 $31,091 $32,366 $35,064 $34,787 $17,226
Grado de Bachillerato $60,338 $43,371 $49,281 $50,170 $51,701 $25,692
Graduado o grado profesional $77,796 $58,730 $63,181 $66,565 $67,079 $36,452

¿A grandes rasgos qué puede decirse de los datos?

Al observar los datos, podemos ver que la mediana de ingreso de una persona con bachillerato en Puerto Rico se aproximó a $25,692 en el 2015. Esto es equivalente a lo que se ganó alguien que no terminó su escuela superior en Connecticut ($22,458) o alguien con diploma de escuela superior en Florida ($25,275) o en Texas ($27,232).

De hecho, cuando se computa la diferencia al cabo de 30 años de trabajo de lo que se gana una persona con bachillerato en Puerto Rico con una en Florida, la diferencia sería de $530,370 dólares. Cuando se hace el cómputo con Connecticut es de $1,039,380.

De los datos, además, se desprende que para el 2015 la mediana de ingresos en Puerto Rico para una persona con un grado profesional o maestría fue de $36,452, ingreso similar al que recibe una persona con un grado asociado en Pennsylvania ($35,064), Ohio ($32,366), Florida ($31,091) o Texas ($34,787). De hecho, este es un ingreso similar al que recibe el 50% de la población con un grado de escuela superior en Connecticut ($33,775).

Las miradas a estos datos pueden ser múltiples y habrá quien diga que no se puede exigir un salario igual al de Estados Unidos porque estamos en crisis. Bajo ese pretexto se esconde un subsidio, adicional al de ser un paraíso fiscal, a las empresas multinacionales poco discutido en el país: el subsidio al capital humano. Ese subsidio provoca que para generar ingresos similares a los de una persona con bachillerato en los cinco estados mencionados, en Puerto Rico tenga que trabajar una persona con bachillerato y otra con maestría. Y ante esa situación de desigualdad y de sub-pago o explotación, el gobierno que apuesta a la “Igualdad Política” o la Estadidad se mantiene silente, ausente sin que el Gobierno apruebe una Igualdad Salarial para Puerto Rico frente a Estados Unidos.

💬Ver 0 comentario