Blogs: Puerta Roja

💬0

¿Y ahora qué?

Ya en el Partido Nuevo Progresista (PNP) –o al menos aquellos dentro del PNP que tienen interés– escogieron quién será el candidato de ellos que se enfrentará a David Bernier para la posición de Gobernador de Puerto Rico.

Con más primarias internas que nunca en su historia, el PNP sufrió la participación electoral más baja en sus primarias a la gobernación; se estima que votaron unos 485 mil electores. El PNP no llegó al 65% de los 750 mil que votaron en el 2008 y Ricardo Rosselló resulta ser el candidato a la gobernación con menos votos en una primaria, unos 230 mil. De hecho, Ricardo Rosselló obtuvo apenas el 50% de los votos de su padre en el 2003 y de los que obtuvo Luis Fortuño en el 2008. Mas aún, Thomas Rivera Schatz obtuvo 52% más votos que Ricardo Rosselló en el evento electoral de ayer.

Creo que el PNP vive una desafiliación masiva. Los partidos políticos, como los conocemos hoy, no son viables. Los fenómenos de organización política en el mundo atraviesan una crisis de legitimidad, tal como le ocurre al PNP en general y a Ricardo Rosselló en particular.

Pero esa no es la única razón para estos resultados. También creo que la Junta Fiscal y la estadidad, son los causantes de esa apatía respecto de Ricardo Rosselló. La gente no está dispuesta a la pérdida del gobierno propio y tampoco están dispuestos a la pérdida de la identidad.

¿Y ahora qué?

A partir de hoy, Puerto Rico tiene ante sí dos visiones opuestas de cambio. Puerto Rico tiene que decidir qué tipo de cambio quiere:

Uno que entiende que la transformación necesaria para mejorar la calidad de vida de los puertorriqueños la debe hacer un gobierno construido por todos, frente a otro que prefiere un gobierno al beneficio de unos pocos.

Uno que entiende que debemos darle estabilidad política y gubernamental al país para lograr las transformaciones económicas necesarias para lograr trabajo y prosperidad para todos, frente a otro que entiende que debe crearse una crisis política para resolver la crisis económica y fiscal y que todo lo reduce a la obtención de una obsesión ideológica, la estadidad.

Uno que entiende que los estadistas, independentistas y no afiliados pueden trabajar unidos, frente a otro que cree que solo los estadistas tienen la solución a nuestros problemas.

Uno que entiende que los intereses partidistas son la principal razón por la que estamos en crisis, frente a otro que habla de transformación y cambio sin embargo quiere perpetuar los modelos políticos tradicionales que todos rechazamos.

Uno que promueve un trabajo en equipo luego de las elecciones, frente a otro que habla de unidad y cuando gobiernan trabajarán con sus agendas personales por encima de los intereses del pueblo.

Uno que gobierne con honestidad y trasparencia, frente a otro que habla de honestidad y trasparencia y sus acciones dicen otra cosa.

Uno que habla de “mi plan”, frente a otro que habla del Plan de todos, donde las diferencias ideológicas se superan en aras del bien común del país.

Yo creo que los puertorriqueños estamos de acuerdo en que los modelos tradicionales de política se agotaron. Yo creo que los puertorriqueños estamos hastiados de las tribus políticas. Es hora de una nueva forma de hacer política, de una nueva forma de gobernar, de una nueva forma de actuar.

DESCARGA AQUI el Plan Estratégico para Puerto Rico de David Bernier

Twitter: @ReynaldoAlegria

Facebook: https://www.facebook.com/reynaldo.r.alegria

 

💬Ver 0 comentario