Blogs: Plenamente

La buena semilla

Se trata de dos empleados de la Autoridad de Energía Eléctrica que llegaron a nuestro hogar ante un reclamo que -desde hace unos meses- llevamos por una factura elevadísima que recibimos y consideramos poco atinada con nuestro consumo de luz. Luego de frustradas visitas a la Autoridad, llamadas y fallidos intentos de que alguien nos ayudara al menos a entender la desproporcional factura de $600.00 por una residencia pequeña de dos personas, llegaron a nuestra casa Carlos y Roberto. Me … Ver más

El tesoro que hay que cuidar

Eran cinco, distribuidos en cuatro semáforos en búsqueda del vellón, la peseta o el peso que les calmase el ansia de la droga que consumen diariamente.  Por allí los veo todos los días, a veces como estatuas vivientes en lento movimiento mientras pasan la nota.  También los veo conversando con los conductores, con los que reparten periódicos, en esa especie de plaza desde donde pasan sus días. Lo que más me entristece es que todos son jóvenes. Hoy  había una … Ver más

Transformar el país desde el interior

Surgió ante la llamada de mi amigo David Vergel, empresario y creador de diversos proyectos en favor de nuestro País. “Necesito urgente un espacio, necesito un taller para renovarme y hay que hacerlo para más gente”, fueron sus palabras, y se convirtieron en punta de lanza de este proyecto que busca que quienes deseen pausar para recuperar fuerzas puedan tener un espacio accesible en el que no tuviesen que pagar. El pasado sábado, un grupo de cerca de 40 personas … Ver más

Esperanza que no defrauda

No puedo dejar de escribir sobre la esperanza que no defrauda, esa que hoy más que nunca tenemos que alimentar para llenarnos de la luz que se sigue mostrando en medio de las sombras de estos tiempos. Esa frase -de Sor Isolina Ferré- es la mejor declaración que recoge lo que es la obra que esta religiosa inició hace cincuenta años y que sigue siendo sostén para muchos. De modo especial Sor Isolina siempre tuvo una especial dedicación por la … Ver más

Las Patronas en Puerto Rico

Las conozco, admiro y sigo desde hace años. Por mucho tiempo soñé con la posibilidad de llegar hasta su comunidad en Veracruz, México donde por más de veinte años han ayudado a los inmigrantes que viajan en el tren conocido como La Bestia. Lo que nunca pensé era que mi encuentro con ellas sería aquí en mi propia tierra. Se trata de Las Patronas,  doce  mujeres que ya son conocidas en el mundo por la obra humanitaria que realizan para … Ver más

Lo que vi en 180 miradas

Llevo varios días sin escribir. No sé si a todos los que escriben, pero por lo menos en mí hay una alta conexión entre la escritura y el corazón. Entre lo que plasmo y lo que siento cuando escribo. Ayer experimenté una de esas vivencias que renuevan el espíritu e inspiran a escribir en medio de las sombras de estos tiempos donde corremos el peligro de caer en la derrota ante lo que se vive en el país. Fui invitada … Ver más

Lo que allí sí ocurrió

Todavía me encontraba reflexionando en los sucesos del 1 de mayo en nuestra isla, cuando recibí un mensaje de una lectora exhortándome a escribir sobre lo ocurrido en la Milla de Oro. A escribir sobre lo que aunque no ocupó tantos titulares como los actos de vandalismo, fue lo más significativo del día. La lectora me compartió su frustración al ver lo que se ha estado cubriendo en los medios de comunicación, luego de haber participado del paro y de … Ver más

La conciencia sabe la ruta

Crecí en medio de las huelgas de la UTIER en tiempos donde había respeto por los movimientos sindicales. Crecí en la línea de piquete -junto a mi papá- en las carpas donde se vigilaban los portones e instalacciones cuando los trabajadores protestaban para defender sus derechos. Hoy mi madre de 85 años goza de algunos de esos beneficios -aunque no sé hasta cuando- como el plan de salud y la pensión. También crecí escuchando las historias de riesgo de mi … Ver más

El joven que tocó mi mano

Hace unos días un joven de catorce años con rostro de adulto tomó mi mano con gran ternura, tocó mis uñas y me preguntó si deseaba que él me las pintara para que se vieran más bonitas. Con el pelo amarillo, todavía participando del jolgorio del team rubio ante su identificación con el deporte, fue abriendo su interior en medio de un taller de crecimiento personal para adolescentes. En uno de los espacios del taller con ojos llorosos y mirada … Ver más

Somos Invictos

Fue en un restaurant  de la Florida, comiendo pizza junto a un grupo de amigos de la diáspora  -algunos con el pelo pintado de rubio-  que se me acabaron de pintar hasta los huesos de amarillo por el triunfo de los nuestros. Por allí también había gente con el pelo de color verde, collares y  camisas, pues  ese día se celebraba en E.U. el día de San Patricio. Mientras las pantallas de la televisión del lugar  invitaban a la acción … Ver más