Blogs: Más allá del diploma

Opinión

Más allá del diploma

Por
💬0

El futuro que trajo María

Esta claro que recuperar del azote astronómico del huracán María será probablemente el reto más difícil que enfrentaremos nosotros, los puertorriqueños, en este siglo.

Cuando consideramos los hechos: daños preliminarmente estimados sobre los $90 mil millones (más que la misma deuda pública sin contar las pensiones), la pérdida de miles de empleos por causa de las cesantías y las pérdidas millonarias de actividad económica por la inactividad de pequeños y medianos comercios es evidente que nuestras probabilidades de éxito son similares a las que se estimaron para David contra Goliat.

A esto le sumas lo que ya sabíamos, que nuestra economía lleva 12 temporadas consecutivas estancadas en recesión, con tasa de empleo alrededor del 14% y casi la mitad de la población viviendo bajo los niveles de pobreza te encuentras en quizás el punto más débil en la historia de nuestro país.

A pesar de que estamos viviendo una frustración ardiente por la reacción paulatina del gobierno ante el desastre, por estar más de un 90% sin servicio eléctrico y con limite acceso a servicios esenciales de salud y agua potable, les tengo que contar que no todo está perdido.

Estas últimas dos semanas, debido a los daños causados por la tormenta, he tenido que laborar desde las oficinas de “Foundation for Puerto Rico” (FPR), entidad sin fines de lucro localizada en el complejo de Ciudadela en Santurce. Desde mi esquina en el segundo piso, me he topado con un grupo impresionante de jóvenes: algunos ex-colegas, líderes comunitarios y recién empresarios, los cuales cargan consigo una misma visión: Aportar a la reconstrucción del país.

En este colorido espacio de oficina, conocido como el Colaboratorio, se ha generado una mezcla de pensamientos optimistas, con una ejecución precisa de logística. Bajo la dirección de la Directora de Colaboraciones María “Baby” Jaurena y el CEO interino Rafael Ortiz, y con el apoyo de un grupo comprometido de voluntarios Ricardo Latimer, Daniel Ramirez, los hermanos Gustavo y Lucciano Diaz y Miguel Hernández, entre otros, FPR se ha reinventado como un centro para recibir suministros, reunir voluntarios y atraer nuevas organizaciones para poder lanzar brigadas que impacten a las comunidades más devastadas por el huracán.

Los resultados han sido impresionantes. A solo tres semanas del paso de María el grupo ha logrado reunir sobre 400 voluntarios, coordinado brigadas a 38 municipios impactando a sobre 10,000 personas con la entrega de agua potable y comidas no perecederas. Además de entregar suministros, han podido recolectar la información sobre las necesidades en cada municipio, la cual de vez ha servido para ayudar a otros esfuerzos cívicos y determinar cuáles son las áreas con mayores necesidades inmediatas.

Adyacente de los esfuerzos de la FPR, organizaciones lideradas por jóvenes como Mentes Puertorriqueñas en Acción (MPA) – dirigido por Alejandro Silva, Rauluy Santos, entre otros – también han logrado recolectar inteligencia con la el apoyo de la tecnología de la aplicación móvil Connect Relief.

Uno de sus directores, empresario Alan Taveras, co-fundador de Brands of Puero Rico, ha podido realizar entregas de agua potable bajo el nombre #esfuerzociudadano, con la colaboración del emprendedor Andrés Fournier de Compra Fresca y un grupo de voluntarios.

A largo plazo, la joven Isabel Rullan, junto a su equipo en la organización ConPRmetidos, lograron recaudar sobre $1 millón de dólares en fondos para dirigirlos a la restauración de luz eléctrica, el descubrimiento de necesidades y la reconstrucción de infraestructura del país.

Este esfuerzo colectivo nacido por la frustración de ver tantos hermanos boricuas viviendo sin artículos de primera necesidad, ha ocurrido paralelo a múltiples esfuerzos de artistas, figuras públicas, deportistas y nuestros hermanos en la diáspora, dan esperanza de que juntos podamos ver un Puerto Rico renovado. Un país en el cual no tengamos que esperar a alcanzar algún puesto político para poder usar nuestros talentos, influencias o recursos para llevar a nuestra Isla alcanzar su máximo potencial.

Hace más de medio siglo, el Dr. Pedro Albizu Campos quién una vez dijo: “Los jóvenes tienen el deber de defender su Patria con las armas del conocimiento”.

María cambió todo: nuestros planes, nuestras rutinas y quizás nuestra visión del futuro. Pero a pesar de las vicisitudes, me enorgullece saber que existe un grupo de nuevos líderes dispuestos a invertir sus experiencias, contactos y energías en ver el renacimiento de nuestra Isla.

El futuro ya comenzó.

Sobre el autor:

Soy CPA, Escritor, Conferenciante y Pasado Presidente del Capítulo Profesional de ALPFA Puerto Rico. Como eterno optimista, mi meta es compartir historias, que logren inspirar, motivar y ayudar para que juntos podamos contribuir activamente al renacimiento de nuestra isla.

Si te gusto este escrito, puedes seguirme en FacebookInstagramLinkedIn & Medium para futuros escritos.

💬Ver 0 comentario