Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Nuevo giro para Machito

 

La noticia luce interesante.
El veterano entrenador mexicano Javier Capetillo, cuya carrera quedó٠ en entredicho cuando fue suspendido indefinidamente por la Comisión de California luego de que se le acusara de adulterar el vendaje de Antonio Margarito para su pelea de enero de 2009 ante Shane Mosley, entrena ahora a Héctor Camacho, Jr., Machito, para el combate que el boricua celebrará el 8 de septiembre en Nueva Escocia, Canadá.
En ese encuentro, el hijo de Macho Camacho, de 39 años y con marca de 57-7-1 y 37 nocauts, enfrentará en un choque a 10 asaltos y en las 154 libras al canadiense Stuart McLellan (24-2-3 y nueve), un peleador que tiene 12 victorias y un ‘no contest’ en sus últimas 13 presentaciones.

“Es la primera vez que estoy entrenando a un puertorriqueño”, dijo Capetillo este martes desde su gimnasio en el Este de Los Angeles.
Camacho, quien reside ahora en Panamá, llegó precisamente a Los Angeles el lunes para ponerse bajo las órdenes de su nuevo entrenador.
“Llegó en un peso bastante bueno: 165 libras”, dijo Capetillo. “Es un peso bueno para pelear en 154 cuando aún falta mes y medio para la pelea”.
Camacho, quien no pelea desde que en julio del año pasado cayó en el séptimo asalto ante el mexicano Orlando Lora en Las Vegas, originalmente se preparaba para reaparecer el 18 de agosto frente a Omar Chávez, el hijo de Julio César Chávez, en El Paso, Texas.
Según Capetillo, el promotor de ese evento, el puertorriqueño Tony Mieles, de la empresa Red Hook Promotions, fue quien lo contactó inicialmente para que entrenara al boricua.

 

Al caerse su pelea con Chávez, Camacho optó por aceptar la oferta para pelear en Canadá, aunque parte del programa original -que incluye las peleas de Juanma López con el mexicano Jesús Valdez, y el descendiente de boricuas Gabriel Rosado con el mexicano Alfredo ‘El Perro’ Angulo-, se mantiene en pie para celebrarse en El Paso, aunque el 24 de agosto.
“En las últimas peleas que le he visto, siempre he pensado lo mismo: Camacho tiene talento, pero no está bien preparado”, dijo Capetillo. “Pero si está listo para entrenar duro ahora, llegó al sitio indicado”.

“Mi gimnasio es de toda mi familia, un gimnasio familiar”, agregó. “Yo superviso todo y estoy pendiente de todo, pero mi hijo, Javier Capetillo, Jr., que sabe lo mismo que yo, es quien realmente trabaja con los peleadores y luego los sube en las peleas”.
Al igual que Margarito, Capetillo fue suspendido por la comisión californiana luego de que se encontraran pequeñas lascas de yeso en el interior del vendaje del peleador antes de su pelea con Mosley, quien noqueó al mexicano en el noveno asalto luego de que le obligaran a vendarse de nuevo.

 

“Eso ya es historia”, dijo Capetillo. “Se han dicho muchas cosas que son falsas y la realidad es que nunca hubo evidencia de nada. Sencillamente, como yo vi que querían hacerle daño al peleador, me adjudiqué toda la responsabilidad, aparte de que esa era la realidad: me preguntaron que si yo había vendado a Margarito y dije que sí. ¿Quién iba a hacerlo, el vecino?”
“Pero es una vil mentira la que se ha dicho de que hicimos trampa con el vendaje en la pelea anterior contra (Miguel) Cotto”.
“Luego yo solicité de nuevo la licencia en California y me la dieron, aunque volvieron a quitármela a los ocho meses, diciendo que había sido un error”, agregó.

 

“Después de eso no he tenido problemas con las demás comisiones e incluso, estando sin licencia tuve otros dos campeones -incluyendo a Giovanni Segura, con quien le ganamos el título a Iván Calderón en 2011 y noqueamos a Jonathan ‘Bomba’ González en 2013, ambas en Puerto Rico-, pero después otras comisiones, como la de Nevada, me han dado la licencia”.
“Y no creo que vaya a tener problemas con la de Canadá”, dijo el entrenador.
Machito, entretanto, le dio otro giro interesante al asunto: “No se descarta una posible pelea mía con Margarito después”.

 

Habría que ver si Capetillo decide quedarse en su esquina para esa posible pelea.
“Yo no he vuelto a pelear con Margarito, pero no es como la gente se cree” seguimos siendo amigos”, dijo el entrenador. “No ha habido ningún problema entre nosotros”.

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad y de la novela El último kamikaze, ganadora del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2016.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, en Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario