Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Manny Rodríguez se sacó la lotería

 

La participación de Manny Rodríguez en el torneo para pesos gallos de la World Boxing Super Series es, según mi entender, uno de los logros más impresionantes conseguidos por manejador o promotor alguno en relación con un campeón puertorriqueño.
Aunque está invicto y hace tiempo que la gente de boxeo sabe que es un peleador de primera, también es cierto que había sido un peleador sin mucho reconocimiento hasta que el 5 de mayo finalmente tuvo la oportunidad de exhibir sus dotes en Londres cuando se apoderó del vacante cetro gallo de la FIB al vencer al británico Paul Butler.
Días después, se anunció que su representante, Juan ‘Yomi’ Orengo, de la Fresh Boxing local, en alianza con la Warriors Boxing de Florida, habían conseguido que incluyeran al peleador con marca de 18-0 y 12 nocauts en el prestigioso torneo que comenzará en septiembre, y en el cual participarán ocho peleadores, incluyendo a cuatro campeones mundiales de las 118 libras.


Quizás hubo algo de suerte en este logro, más que nada porque la coronación de Manny coincidió casi matemáticamente con los preparativos finales para el torneo de las 118 libras en la segunda temporada de la Super Series, una iniciativa de la empresa suiza Comosa-AG, con filial boxística en Alemania dirigida por el promotor alemán Kalle Sauerland, en sociedad con el suizo Richard Schaefer, otrora administrador de la Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya.
Al principio parece haberse exagerado bastante el monto de las bolsas que se estarían pagando: una nota escrita por Dan Rafael, de ESPN.com, en marzo de 2017, cuando se anunció la creación de la empresa, hablaba de “$50 millones en premios, repartidos entre las dos divisiones”, y también de que el ganador de cada división podía embolsillarse cerca de $10 millones, sumadas las bolsas de sus tres peleas.

 

Pero Leon Margules, presidente de la Warriors, quien, según dijo, trabaja con los organizadores del torneo, dijo que esa cifra nunca fue una realidad.
“Serían $50 millones en total, pero para todas las divisiones, e incluyendo los gastos, además de las bolsas”, dijo la semana pasada.
“La realidad es que se van a estar pagando unas bolsas que, aunque pueden ser un poco mayores, están dentro de los parámetros de lo que se paga por peleas de esa magnitud”, agregó.
“Los organizadores del torneo quieren hacer dinero también”.
En fin, este 21 de julio, en Moscú, se estará celebrando la pelea decisiva del peso crucero entre el ruso Murat Gassiev (FIB, AMB) y el ucraniano Oleksandr Usyk (OMB, CMB), y el ganador obtendrá, además de una bolsa cuantiosa, el Trofeo Muhammad Ali y el prestigio de ser el primer campeón crucero que posea los cinturones de los cuatro organismos principales.

 

Más tarde, pero aún sin fecha fija, deberán medirse en la final de los supermedianos los británicos George Groves (AMB) y Callum Smith (CMB).
La segunda temporada deberá comenzar entonces en septiembre, y esta vez las divisiones participantes serán el peso gallo, el junior welter y otra que aún no se ha anunciado, pero se espera que la lista oficial de los peleadores participantes se anuncie el 20 de julio en Moscú en una conferencia de prensa en la que deben estar presentes muchos de los participantes, incluyendo a Manny y a Orengo.
“A decir verdad, yo fui quien sugirió que se incluyera este año el peso gallo, dejándome llevar por los títulos y peleadores que estarían disponibles”, dijo Margules, “y también sugerí a Manny”.

En el peso gallo, además de Manny, ya se han confirmado e irlandés Ryan Burnett (súper campeón de la AMB), el sudafricano Zolani Tete (OMB), y, extraoficialmente, el japonés Naoya Inoue, campeón ‘regular’ de la AMB.
El cetro gallo del CMB se encuentra vacante.
También se ha confirmado la participación del invicto australiano Jason Moloney, quien será el rival de Manny en la primera ronda debido a que es su retador obligatorio por la FIB, y, sorpresivamente, la del tres veces excampeón mundial, Nonito Donaire, de Filipinas, quien a lo último estaba peleando en el peso pluma y ahora regresará a las 118 para estar en el torneo.
En total, son ocho los peleadores participantes, cuatro de los campeones mundiales, y en la primera ronda los cuatro campeones estarán defendiendo sus coronas.

Independientemente de quiénes sean los ganadores, en semifinales estarán enfrentándose dos campeones y el ganador de la final será reconocido como monarca de tres de los cuatro organismos participantes.
Y en esta época en la que a veces los propios campeones mundiales tienen que pasar largo tiempo esperando por una defensa, y a la larga tienen que pelear con un retador obligatorio al que nadie conoce, gracias a este arreglo Manny parece tener seguras sus primeras tres defensas titulares dentro del próximo año, con buenas bolsas garantizadas, rivales de alto relieve y la clara posibilidad de ganar el torneo y terminar siendo reconocido como uno de los mejores peleadores de la actualidad.
Nada mal para un campeón novato, ¿eh?

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad y de la novela El último kamikaze, ganadora del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2016.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario