Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Cuatro campeones en busca del estrellato

 

La ruta más corta y más contundente para que reconozcan a un peleador como un gran campeón es peleando con un gran campeón. Y preferiblemente derrotándolo.
Tito Trinidad estuvo años noqueando retadores como campeón welter de la FIB, pero no fue sino hasta su triunfo sobre Oscar de la Hoya -independientemente de lo controvertido que haya sido- que no empezó a recibir el crédito que hacía tiempo que merecía. Y las bolsas.
Wilfredo Gómez logró algo parecido al vencer a Carlos Zárate y tal vez pueda decirse también que Miguel Cotto subió a otro nivel cuando derrotó a Shane Mosley.
Si enfocamos a los cuatro campeones boricuas que tenemos en la actualidad, podemos determinar dos cosas. Primero, que ninguno es considerado todavía un súper campeón, lo cual es completamente lógico puesto que todavía ninguno de ellos –Jesַús Rojas, Alberto ‘El Explosivo’ Machado, Angel ‘Tito’ Acosta ni Manny Rodrֵíguez– ha hecho siquiera su primera defensa.
Pero, segundo, incluso en estas etapas de sus respectivos reinados uno puede identificar al rival que pudiera elevarlos a ellos a otro nivel. Uno que tal vez no los convierta necesariamente en superestrellas, pero sí en grandes figuras y, tal vez, en el campeón más importante de su división.

El caso de Rojas (26-1-2 y 19 nocauts) es sencillo, al menos en teoría.
El cagüeño de 31 años, quien está ligado a la Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya, se coronó campeón interino de la AMB en el peso pluma al noquear en siete asaltos al dominicano Claudio Marrero el 15 de septiembre, aunque inexplicablemente no tiene noticias todavía acerca de cuándo será su primera defensa.
Pero por lo menos sí se sabe que la AMB le tiene agenda para enfrentar a quien resulte vencedor del súper encuentro del próximo sábado entre dos campeones mexicanos, cuando Leo Santa Cruz exponga su súper campeonato de la AMB ante Abner Mares, a quien ya venció por decisión mayoritaria en 2015.
El ganador de esa pelea permanecerá como súper campeón, pero Rojas ascenderá a campeón ‘regular’ y se convertirá a su vez en retador obligatorio.
Así, al menos en teoría, tendría la oportunidad de enfrentar a Santa Cruz o a Mares, peleadores mexicanos de larga trayectoria y amplio reconocimiento, y un enfrentamiento con alguno de ellos de seguro provocaría uno de los combates más anticipados del momento transformándose en otro potencial capitulo dorado de la larga riña entre México y Puerto Rico.

Por otro lado, Machado (19-0 y 16) también pareciera tener una pelea de gran magnitud en el futuro cercano.
La semana pasada, el presidente de la AMB, Gilberto Jesús Mendoza, dijo que el boricua, quien primero tiene que disponer de su retador obligatorio, Raphael Mensah para permanecer como campeón ‘regular’ del organismo en las 130 libras, entonces debería retar a Gervonta Davis, quien acaba de ser reconocido como súper campeón.
Es lógico pensar que, ante la subida de Vasyl Lomachenko a las 135 libras, Davis (20-0 y 19 nocauts), un zurdo agresivo y de gran velocidad que anteriormente le ganó el cetro de la FIB al boricua José ‘Sniper’ Pedraza por nocaut, sea ahora el campeón más reconocido de su división y es probable que entre de favorito ante Machado en una pelea de gran atractivo entre dos jóvenes noqueadores invictos.
De nuevo, una victoria del boricua sobre el peleador ligado a Al Haymon y considerado un protegido de Floyd Mayweather, Jr., le catapultaría ‘en expreso’ hacia el superstrellato.
Y no hay que olvidar que, pese a todo su talento, ya Davis ha dado señales de sufrir de serios problemas de disciplina: perdió el cetro de la FIB en la balanza al no hacer el peso para su primera defensa y el año pasado fue arrestado y acusado por golpear a otro hombre en un a discusión, aunque luego este retiró la acusación antes de que comenzara el juicio.

Por otro lado, Angel ‘Tito’ Acosta (17-1 y 17) debe defender por primera vez este 16 de junio en el Choliseo su cetro minimosca de la OMB enfrentando al nicaragüense Carlos Buitrago, pero aunque está en una división carente de grandes nombres, parecería tener ante sí una pelea natural ante el japonés Kosei Tamaka, ante quien sufrió su única derrota en mayo del año pasado la primera vez que disputó el cetro de las 108 libras.
Tanaka, de 22 años, es otro de esos niños prodigios del boxeo: con marca de 11-0 ya ja sido campeón mundial en dos categorías y ahora figura como primer clasificado por la OMB en las 112 libras.
Una revancha con Tanaka, si este consigue ganar el título mosca, representaría el reto definitorio para el boricua. Y una victoria, vengando su única derrota, su consagración.


Finalmente, Manny Rodríguez (18-0 y 12), el último en coronarse del grupo de campeones boricuas en haber vencido por decisión al británico, Paul Butler en Londres el 5 de mayo para conquistar el vacante cetro gallo de la FIB, también tiene un auto de marca japonesa bloqueándole el paso en el expreso: su nombre es Naoya Inoue, tiene 25 años -igual que Manny- y, con marca de 16-0 y 14, acaba de ganar el cetro gallo de la AMB, su terce ro en divisiones distintas.
Pero, al igual que Manny, Inoue acaba de inscribirse en el imponente torneo World Boxing Super Series del peso gallo en el cual participarán cuatro campeones de las 118 libras y cuatro retadores de primer orden a partir de septiembre.
Un enfrentamiento entre ambos, ya sea en la ronda semifinal o en al final -como algunos parecen anticipar- le permitiría a Manny medir fuerzas contra uno de los peleadores reconocidos ya entre los mejores ‘libra por libra’ del mundo, con una gran oportunidad de probar que él también pertenece, por mérito propio, a ese selecto grupo estelar.

 

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad y de la novela El último kamikaze, ganadora del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2016.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge L. Prez

 

💬Ver 0 comentario