Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Tres campeones, tres puntos suspensivos

 

Cuando, en septiembre, octubre y diciembre, Jesús Rojas, Alberto ‘El Explosivo’ Machado y Angel ‘Tito’ Acosta terminaron la sequٌía de campeones mundiales boricuas al convertirse en monarcas mundiales, la expectativa generalizada era que el 2018 sería un año de gran impacto para el boxeo boricua.
Y estaba justificada: los tres ganaron sus campeonatos por la vía del nocaut y, en el caso de Rojas y Machado, lo hicieron de forma dramática, luego de complicadas peleas en la que incluso tuvieron que reaccionar después de haber caído atrás.
Acosta, entretanto, reponiéndose de su única derrota ante Kosei Tanaka cuando había tenido que viajar a Japón en mayo en su primer intento de conquistar el cetro minimosca de la OMB, sencillamente dio otra muestra de su gran pegada al demoler de un solo gancho de izquierda al mexicano Juan Alejo al apoderarse del cetro vacante de las 108 libras el 2 de diciembre en el Garden como parte de la cartelera de despedida de Miguel Cotto.
Pero ya está por terminar el primer tercio del año y las cosas no se han desarrollado de acuerdo a como se había esperado: todavía a estas alturas ninguno de los tres ha hecho su primera defensa.

Acosta (17-1 y 17 nocauts), el último en coronarse, era el que estaba primero en la fila para exponer el título. De hecho, el plan era que lo hubiera hecho anoche, ya que tenía pendiente una defensa obligatoria ante su primer retador, el japonés Ryuji Hara, en el Coliseo José Miguel Agrelot.
Pero, según se informó, Hara se lastimó un hombro en sus entrenamientos y tuvo que retirarse de ese pleito.
De inmediato, la Miguel Cotto Promotions, que mueve la carrera de Tito, le consiguió de sustituto al filipino Merlito Sebillo, pero, según se dijo, este entonces confrontó problemas de visa.
A la postre, se aplazó hasta el 16 de junio, en el mismo Agrelot, la primera defensa de Acosta, sin saberse todavía quién será si oponente.
“Ya tenemos identificado uno y esperamos anunciarlo pronto”, dijo la semana pasada Bryan Pérez, vicepresidente de operaciones de la compañía de Cotto.

 

En determinado momento se mencionٕó como candidatos al nicaragüense Félix Alvarado, tercer clasificado; el filipino Edward Heno, décimo y, al decimotercer clasificado, el mexicano Pedro Guevara, quien según se indicó ahora, parece encaminarse a ser el rival de Chocolatito González cuando este reaparezca el 5 de mayo.
Sin descartar al propio Hara si este recibía el visto bueno de sus médicos, y si, con tal de no dejar pasar la oportunidad mandatoria, él y sus manejadores creen que le conviene retar a un joven campeón boricua viniendo de sufrir una lesión que le mantuvo fuer de acción durante varios meses.
Entretanto, Rojas (26-1-2 y 19), quien conquistó el interino cetro pluma de la AMB en Las Vegas el 15 de septiembre como antesala de la súper pelea de Canelo y Golovkin, cuando noqueó en el séptimo asalto al dominicano Claudio Marrero, sigue a la espera de averiguar cuándo será su próxima pelea.
Se trata de una situación complicada: se supone que el cagüeño esté en turno para retar por el campeonato ‘regular’ a quien gane el duelo mexicano del 9 de junio entre Leo Santa Cruz (súper campeón) y Abner Mares (campeón), pelea que, naturalmente, representaría la mejor bolsa de su carrera… además de la oportunidad, que muchos consideran bastante realista, de imponerse sobre uno de los grandes nombres de las divisiones pequeñas.

La semana pasada, la Golden Boy Promotions, compañía a la cual Rojas está ligado, anunció que había desistido de los planes de que hiciera una defensa y que ahora proyectaba colocarle en un combate a 10 asaltos, posiblemente en julio, para que no esté demasiado tiempo inactivo.
Ya para entonces debería saberse, me imagino, quién ganó entre Santa Cruz y Mares -si es que no empatan o se pospone la pelea- y, lo que es más importante, si este estaría dispuesto a enfrentarse al boricua.
Y no es seguro que eso ocurra: he oído más de un comentario en el sentido de que Santa Cruz probablemente subiría de peso en busca de bolsas mayores, y Mares preferiría abdicar a la corona antes que enfrentarse a un peleador sumamente peligroso pero todavía sin mucho nombre.

Entonces queda el caso de Machado (19-0 y 16), quien ganó el cetro junior ligero de la AMB al noquear en el octavo asalto al panameño Jazreel Corrales el 21 de octubre en Verona, Nueva York, y tiene pendiente una defensa mandatoria ante el ghanés Raphael Mensah, ligado promocionalmente a Don King.
No ha sido una negociación fácil: ligado a la Cotto Promotions y representado en las negociaciones por Robert Díaz, de la Golden Boy Promotions, Machado ha visto como varias veces se ha informado que la pelea irá a subasta y luego la subasta se aplaza debido a que las partes supuestamente están próximas a un acuerdo.
Para completar, se desplomó el plan original de incluir la pelea en la cartelera el 5 de mayo en la súper cartelera estelarizada por la revancha de Canelo y Golovkin en vista de la cancelación de esa pelea.
En efecto, no ha sido un comienzo de año ideal para el trío de campeones boricuas.

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad y de la novela El último kamikaze, ganadora del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2016.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario