Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Joshua baja de nivel

 

El británico Anthony Joshua probablemente continúa siendo el cheche de la película en la división pesada, y favorito para vencer al otro titán de la llanura, Deontay Wilder, si en algún momento llega a cristalizar el esperado choque unificatorio cuyo ganador se convertirá en el primer peso completo de la historia que controle los títulos de los cuatro organismos principales,
Pero su actuación de este sábado en Cardiff al vencer por decisión al neozelandés Joseph Parker, reconocido hasta entonces como campeón de la OMB, debe haber bajado bastante el valor de sus acciones.
Porque la realidad es que el peleador de 6’6” de estatura y físico deslumbrante, tuvo que conformarse con la primera victoria por decisión de su carrera al mejorar su marca a 21-0 y 20 con un triunfo con tarjetas de 118-110. 118-110 y 119-109 sobre Parker (ahora 24-1 y 18).
Antes del combate, la impresión generalizada era que Joshua debía apuntarse otro nocaut: a pesar de medir 6’4”, Parker no era reconocido precisamente por su pegada.

Pero de todos modos, a base de su velocidad y buen boxeo, neutralizó lo que usualmente es una ofensiva devastadora de parte de Joshua, y obligó a que este recurriera también a hacer una pelea de mucha táctica, de muchas miradas despectivas, de mucha larga distancia y de muy poca pólvora en lo que a intercambios de golpes se refiere.
Las críticas no se hicieron esperar: “El gordo gitano Tyson Fury se los gana a los dos en la misma noche”, opinó en un ‘tuit’, por ejemplo, el británico Billy Joe Saunders, campeón mediano de la OMB, incluso antes de que se acabara la pelea.
“Bueno, ya sabemos que la pelea entre Deontay y Joshua no se va a celebrar demasiado pronto”, también ‘tuiteó’ Leonard Ellerbe, presidente de Mayweather Promotions.
La primera reacción de Wilder, también en un ‘tuit’, fue extrañamente abreviada y le fue dirigida a Joshua: “¡Hagamos esa pelea ya!”

 

En efecto, las acciones de Wilder deben haberse aupado en la misma proporción en la que bajaron las de Joshua y si optimismo debe estar rozando las nubes.
Y esto que aunque mide 6’7” y tiene un récord de 40-0 y 39 por la vía acelerada, Wilder pasó grandes apuros en su última pelea, cuando incluso estuvo al borde del nocaut en el séptimo asalto y parecía encaminarse a una derrota segura antes de reaccionar y eventualmente noquear al hasta entonces invicto cubano Luis ‘King Kong’ Ortiz en el décimo episodio.
Pero aunque tampoco fue una exhibición de dominio impresionante, el triunfo de Wilder gozó de todas esas cosas de las que careció el de Joshua este sábado frente a Joseph Parker: fue una pelea sumamente emocionante, llena de violentos intercambios de golpes, y un Wilder aún lastimado mostró el espíritu combativo y la agresividad que Joshua, a pesar de recibir el apoyo de más de 80,000 espectadores, no exhibió nunca frente a un rival al que aventajaba en todos los órdenes.
Eso no evitó que después de su victoria, Joshua clamara por Wilder.
“Quiero a Wilder”, dijo. “Métanlo en un ring y le voy a apagar todas las velas”.
No es lo mismo llamar al diablo…

 

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad y de la novela El último kamikaze, ganadora del certamen del Instituto de Cultura Puertorriqueña en 2016.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario