Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Buen año para el boxeo boricua

 

Ahora que el 2017 está tirando sus últimos puños, podemos decir a ciencia cierta que, boxísticamente hablando, ha sido un buen año para el boxeo puertorriqueño.
Si lo analizamos desde el punto de vista de grandes logros internacionales, la Isla concluye el año habiendo conquistado sus peleadores títulos mundiales en los meses de septiembre (Jesús Rojas, campeón interino peso pluma de la AMB), octubre (Alberto ‘El Explosivo’ Machado, campeón junior ligero de la AMB) y diciembre (Angel ‘Tito’ Acosta, campeón minimosca de la OMB), quienes se sumaron a Amanda Serrano (campeón a supergallo de la OMB) y su hermana Cindy (pluma de la OMB) para darle a la Isla cinco campeones mundiales en la actualidad.
Mientras tanto, este fue también el año en el cual el descendiente de puertorriqueños radicado en Nueva Jersey, Jason ‘Canito’ Sosa, lo comenzó siendo reconocido como campeón de las 130 libras por la AMB (antes de que el organismo lo desconociera por su decisión de enfrentrar a Vasyl Lomachenko por la corona de la OMB) y Miguel Cotto conquistó en agosto su sexto cetro mundial al vencer a Yoshihiro Kamegai por el cetro junior mediano de la OMB, su sexta corona diferente, antes de perderlo el 2 de diciembre al caer ante Sadam Ali en su combate de despedida.

Entretanto, hay prospectos bastante adelantados que debieran disputar coronas mundiales a principios del próximo año, figurando entre estos el peso gallo Manny Rodríguez y el supermosca José ‘Chiquiro’ Martínez.
Pero las buenas noticias no solo se circunscriben al panorama de los cetros mundiales: antes de que el paso del huracán María frenara en seco toda la actividad deportiva del país a partir del 20 de septiembre, en Puerto Rico venía celebrándose una cantidad más que saludable de carteleras de primer orden, con la ventaja adicional de que tres compañías (Miguel Cotto Promotions, Universal Promotions y P.R. Best Boxing) están ofreciendo regularmente programas televisados: la compañía de Cotto por DirecTV y ESPN2-ESPN Deportes, la Universal por DirecTV y Best Boxing por WAPA2.
Y luego de que, asediada por renuncias y sanciones impuestas por el Departamento de Recreación y Deportes, la Comisión de Boxeo prácticamente se había convertido en un pueblo fantasma, la nueva Comisión, presidida por el excampeón mundial Víctor ‘Luvi’ Callejas, ha vuelto a ser una institución activa y participante en la actividad boxística del país.

 

El propio Callejas, de paso, anticipa que se celebren unas 20 carteleras en 2018, cifra que, incluso, podría incluir algunos programas de título mundial.
En el boxeo aficionado, al cerrarse en 2016, con las Olimpiadas, el pasado ciclo olímpico, se provocó, como de costumbre, la renovación de buena parte de la selección boricua y esta vez no fue la excepción cuando, entre otros, el dos veces olímpico Jeyvier Cintrón dio el salto al profesionalismo.
Por otro lado, la otra gran figura del boxeo aficionado, Kiria Tapia, sufrió la rotura de un talón mientras participaba en el Preolímpico para los Juegos de Río y perdió todo este año, aunque ha anunciado la intención de participar en los Campeonatos Nacionales de enero con vistas a hacer el equipo que irá a los Centroamericanos.
Pero la realidad es que la renovación del boxeo aficionado en el país se ha visto afectada por la situación económica y, en gran medida, la ausencia de fondos que el COPUR y Recreación y Deportes otorgaban a los atletas elite, por lo que el éxodo de boxeadores hacia el profesionalismo se ha agudizado hasta el punto de que hasta los juveniles mؘás prometedores están dando el salto, como es el caso del junior mediano Patrick Cora, del gimnasio de Playita.

 

Aún queda por verse si esto perjudicará necesariamente al rendimiento del boxeo aficionado del país en competencias internacionales, aunque la realidad es que el boxeo internacional, presidido por la AIBA, cada vez ha estado más inclinado a abrirles las puertas a los peleadores profesionales hasta el grado de que muchos compitieron en los Juegos de Río, por lo que, al igual que ocurre con el béisbol y el baloncesto internacional, las barreras entre el aficionismo y el profesionalismo parecen estarse borrando aceleradamente.
Nadie debería sorprenderse, pues, si en el futuro el mismo Patrick Cora, ahora con apenas 18 años, o campeones como Acosta, Machado y Rojas, formen parte de las delegaciones puertorriqueñas.

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad. Acaba de publicar su primera novela publicada, El último kamikaze, ganadora del Premio Nacional de Novela del Instituto de Cultura Puertorriqueña.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge Prez

💬Ver 0 comentario