Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

El Salón espera por Cotto

 

Es bueno saber que, dentro de cinco años más o menos, Puerto Rico contará con otro miembro del Salón de la Fama del Boxeo Internacional, ubicado en Canastota, Nueva York.
Para entonces, si, como no hay motivo para dudarlo, su derrota del sábado ante Sadam Ali fue la última pelea de su carrera, luego de cinco años de inactividad el cagüeño Miguel Cotto será elegible por primera vez para entrar a ese pabellón de inmortales, como parte del grupo de tres expeleadores ‘modernos’ que se eligen cada año.
Y es probable que Miguel sea uno de los seleccionados de la clase de 2023, independientemente de quién más sea elegible entonces: otros dos que se me ocurren son Andre Ward, el excampeón supermediano y semipesado que sorpresivamente anunció su retiro a mediados de este año y el excampeón pesado Wladimir Klitschko.
(Aunque anunció su retiro este año, Juan Manuel Márquez peleó por última vez en 2014, por lo que pertenece a la clase de 2020).

Todo el mundo sabe que Miguel tiene méritos de sobra y que su aguerrido revés ante Ali, aunque inesperado, no debe perjudicarle en lo más mínimo en la votación, igual que la derrota de Trinidad ante Roy Jones ni la de De la Hoya ante Manny Pacquiao o incluso la de otro Ali -Muhammad– ante Trevor Berbick, impidieron que todos entraran al Salón en su primer año de elegibilidad.
Ya para entonces, tanto De la Hoya como Trinidad, Muhammad Ali y Cotto habían acumulado méritos de sobra.
De hecho, creo que aunque los logros de Cotto fueran repartidos entre dos personas, de todos modos las dos entrarían con paso firme a Canastota: un récord de 41-6 y 33 nocauts, seis títulos mundiales en cuatro divisiones distintas -las 140, 147, 154 y 160 libras-, y protagonismo en algunos de los combates más impactantes de las últimas dos décadas, frente a superestrellas como Manny Pacquiao, Floyd Mayweather, Canelo Alvarez y Shane Mosley, entre otros.

Lo que es igual de importante, Cotto no solo fue un éxito de la crítica, sino un éxito popular, por buen tiempo luchando de tú a tú con Mayweather y Pacquiao como una de las grandes atracciones de ‘pay-per-view’ de todo el boxeo.
Claro, al contrario de como ocurre en el béisbol, donde Puerto Rico ‘solo’ cuenta con cuatro inmortales en el Salón de la Fama –Clemente, Cepeda, Roberto Alomar e Iván Rodríguez-, el Salón del boxeo es mucho más generoso en sus selecciones y ya la Isla cuenta con 11: Sixto Escobar, Carlos Ortiz, Chegüí Torres, Wilfredo Gómez, Wilfredo Benítez, Edwin ‘Chapo’ Rosario, Félix ‘Tito’ Trinidad, Héctor ‘Macho’ Camacho, el árbitro Joe Cortez, Pedro Montañez y Cocoa Kid.
Y es posible que cuando le toque el turno a Cotto, ya haya un par más en esa lista.

Eso es algo que pudiera conocerse este mismo martes, cuando se anuncie la clase de 2018, ya que entre los elegibles por primera vez se encuentra el dos veces campeón mundial (105 y 108 libras), Iván Calderón, compañero de Cotto en la escuadra olímpica boricua de 2000.
El Iron Boy, sin embargo, compite con un grupo muy fuerte, que incluye, también como elegibles por primera vez, al excampeón pesado Vitali Klitschko, al campeón en cuatro categorías Erik Morales, Ricky Hatton y Winky Wright, y como candidatos fuertes que no fueron elegidos antes al gran campeón semipesado polaco, Darious Michalzewski, Genaro ‘Chicanito’ Hernández y Wilfredo Vázquez, Jr., quien reinó en tres divisiones distintas.
Los votantes escriben cinco nombres, quedando seleccionados los tres que reciban más votos.

Y Esteban de Jesús, el campeón ligero toabajeño que entre otras cosas le quitó el invicto a Roberto ‘Mano de Piedra’ Durán, es elegible y uno de los favoritos para entrar como seleccionado de la categoría de Old Timers en 2020 cuando le toque el turno a los veteranos que estuvieron activos entre 1943 y 1988.
Fallecido en 1989, De Jesús (58-5 y 33) estuvo activo entre 1969 y 1980.
Finalmente, el recién fallecido y bien recordado Mario Rivera Martinó, veterano columnista e historiador boxístico, figura de nuevo en la lista de candidatos de la categoría de ‘observadores’, donde los votantes escriben tres nombres para escogerse uno.
Y por lo menos uno de ellos –Lee Croves, de The Ring- escribió recientemente que había vuelto a votar por él, junto a los comentaristas Steve Albert y Antonio Andere.

 

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad. Acaba de publicar su primera novela publicada, El último kamikaze, ganadora del Premio Nacional de Novela del Instituto de Cultura Puertorriqueña.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge Prez

💬Ver 0 comentario