Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

La odisea de Fres Oquendo

 

Más que nada, Fres Oquendo, el veterano peso completo boricua radicado en Chicago, lamenta el haber perdido la oportunidad de “matar dos pájaros de un mismo tiro”.
En efecto, cuando la semana pasada se anunció la cancelación de su combate por el vacante cetro pesado ‘regular’ de la Asociación Mundial de boxeo (AMB) con Shannon Briggs, previsto para celebrarse el próximo sábado 3 de junio en Hollywood, Florida, debido al nivel “extraordinariamente alto” de testosterona reflejado en las pruebas sanguíneas de su rival, Fres no tan solo volvió a perder la oportunidad de conquistar el cetro mundial.
“También iba a vengarme de Chris Byrd, que está entrenando a Briggs y se puso a hablar basura en la conferencia de prensa”, dijo.
En su larga carrera profesional que comenzó en 1997, Oquendo, quien en abril cumplió 44 años, ha amasado un récord de 37-8 con 24 nocauts, sufriendo derrotas en sus primeros tres combates titulares.
Por lo menos dos de esas “derrotas” titulares, sin embargo, fueron altamente cuestionables, comenzando por la primera de ellas: cuando el 20 de septiembre de 2003, en Connecticut, cayó por decisión unánime (115-113, 115-112 y 117-111) ante Byrd por el cetro de la FIB.

 
“Todo el mundo sabe que yo gané esa pelea y Byrd sabe que le metí las manos”, dijo Oquendo sobre el zurdo de buena defensa y poca pegada que de alguna forma logró un gran éxito en la división pesada.
“Yo siempre sospeché que estaba metiéndose esteroides porque él era casi un peso mediano subido de peso y ahora que veo que siempre fue bien pana de Briggs, estoy bien convencido de eso”.
“Pero de Briggs (60-6-1 y 53 nocauts, quien en diciembre cumplirá 46 años) no me sorprendió que diera positivo ahora”, agregó. “Me parecía muy raro que a su edad siguiera poniéndose cada vez más fuerte, como un luchador o algo así”.
La buena noticia es que Oquendo espera cobrar la totalidad de su bolsa por esta pelea, que iba a presentar el promotor de Briggs, Kris Lawrence, de la empresa The Heavyweight Factory.
“Eso tiene que ser así, por ley”, dijo Oquendo, quien suele entrenar en Miami aunque reside en Chicago desde su niñez. “Yo llevo cuatro meses entrenando para esta pelea y estoy limpio, mientras que la cartelera se canceló porque Briggs dio positivo: si no me pagan la bolsa completa, voy a ir a la corte”.

 
En los últimos años, de hecho, Fres, quien en su segunda oportunidad cayó en 11 asaltos ante el también boricua John Ruiz al disputar el cetro de la AMB en el Madison Square Garden el 17 de abril de 2004 en el histórico primer encuentro por el cetro pesado entre dos puertorriqueños, parece haber pasado más tiempo en las cortes que sobre un ring.
El momento cumbre fue a raíz de su última pelea -y tercera oportunidad titular- cuando, al disputar el cetro vacante de la AMB con el ruso Ruslan Chagaev en Grozny, Rusia, el 6 de julio de 2014, no solo sufrió una discutidísima derrota por decisión mayoritaria (115-113, 115-113 y 114-114), sino que se quedó inicialmente sin cobrar su bolsa.
A la larga, una corte federal en Nueva York favoreció su reclamo: la compañía promotora rusa, Tarek Box Event recibió órdenes de pagarle la bolsa y la propia AMB ordenó que Chagaev le diera la revancha.
“Por lo menos ya me han pagado la mayor parte de la bolsa -$700,000- pero todavía me deben $300,000”, dijo Oquendo.
Por varias razones, sin embargo, esa revancha nunca se dio: primero, Oquendo sufrió una lesión del hombro que requirió una operación y un largo período de recuperación y, luego Chagaev perdiٕó el cetro en su segunda defensa, ante el australiano Lucas Browne en marzo del año pasado.

 
Finalmente, Browne dio positivo cuando tenía prevista una defensa obligatoria ante Briggs, pelea cuyo ganador luego estaría obligado a enfrentarse a Oquendo.
Y ahora Briggs también salió del panorama.
“Ya yo hablé con Gilberto Mendoza, Jr., el presidente de la AMB, y le dije que ya van tres veces que he estado listo para pelear por el título y la pelea se ha caído”, dijo, “y le pedí que la AMB me reconociera finalmente como campeón, aunque solo como campeón interino”.
Fres recordó que ya existe por lo menos un presidente mundial: en 1978, el CMB reconoció ‘a posteriori’ a Ken Norton como campeón pesado luego de que este le ganara una eliminatoria a Jimmy Young, cuando el organismo despojó del cetro al nuevo monarca Leon Spinks luego de que este rehusara exponerlo ante Norton y prefiriera darle la revancha a Muhammad Ali, a quien acababa de destronar.

 
“Mendoza me dijo que lo iba a consultar con el comité de la AMB”, agregó.
En fin, Fres espera reaparecer a mediados de año, por lo menos haciendo una pelea preparatoria si no logra concertarse para entonces la pelea por el título vacante… con quién sea.
“Lo que sí yo sé es que ahora que estoy más viejito estoy ganando más dinero que cuando era joven y estaba con Don King”, concluyó, riendo.

 

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad. Acaba de publicar su primera novela, El último kamikaze, ganadora del Premio Nacional de Novela del Instituto de Cultura Puertorriqueña.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, Ceuyoyi, En Facebook, Jorge Prez

💬Ver 0 comentario