Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Chávez y Verdejo

A medida que va creciendo la exposición de Félix Verdejo como súper prospecto, como suele suceder, crece también el escepticismo con la calidad de sus oponentes.
Entonces surgen las comparaciones: que si a su edad ya Canelo estaba peleando con Mayweather, o Tito y Gómez ya eran campeones mundiales.
Es inevitable, pero también injusto: hay peleadores que a los 17 años -como Wilfredo Benítez– están ya ganando su primer título mundial, y otros, como McJoe Arroyo, que tienen que esperar hasta los 29 años para recibir su primera oportunidad titular.
Pero, obviamente, hay muchos factores que entran en juego para provocar estas diferencias, y que no necesariamente reflejan una intención de proteger exageradamente.

chavezChávez frente a Meldrick Taylor.

 

Pero en este caso, dentro de ese debate que estuvo latiendo en las distintas páginas boxísticas locales en torno a la calidad de los oponentes de Verdejo, alguien, probablemente con la mejor intención, salió a defender al Diamante comparando el récord colectivo de los primeros 19 rivales del boricua, con el de los primeros 19 rivales que tuvo Julio César Chávez en su ilustre carrera.
En efecto, no hay comparación.
El récord acumulado hasta ahora de los rivales de Verdejo, según la página cibernética especializada en estadísticas boxísticas, Boxrec.com, es de 200-61 y nueve empates, y se apresta a mejorar a 223-61 y nueve empates cuando se mida el 27 de febrero en el Madison Square Garden al brasileño William Silva, quien tiene marca de 23-0.
Por su parte, los primeros 19 rivales que tuvo entre 1980 y 1981 Chávez –considerado por muchos como el mejor peleador mexicano de todos los tiempos-, tenían un récord acumulado, también según Boxrec.com, de 34-45 y un empate.
Lo que más salta a la vista en el récord de Chávez, sin embargo, es que, según Boxrec.com, 10 de sus primeros 19 rivales estuvieron debutando al medirse con él.
Claro, siempre es peligroso en el boxeo apelar exclusivamente a las estadísticas, y mucho más peligroso todavía cuando la comparación se hace entre peleadores de épocas muy diferentes.
Y el gran error que cometieron esos analistas -y algunos fanáticos- fue el de tomar como válido el récord de los oponentes que tuvo Chávez a principios de su carrera, a base de lo que aparece en Boxrec.com.
¿Por qué? Bueno, pues porque Boxrec.com ni siquiera soñaba con existir para 1980 y 1981, cuando Chávez iniciaba su carrera como profesional.
La única entidad que para esa época hacía un esfuerzo por llevar una contabilidad de la mayor cantidad posible de peleas de boxeo en todo el mundo era la revista The Ring, la cual para entonces publicaba todos los años su famosa enciclopedia, y estos seguramente fueron los récords que después Boxrec.com absorbió para su página cibernética.
Pero, evidentemente, para 1980 y 1981 la recopilación de resultados no era tan eficiente como hoy en día, cuando Boxrec.com puede actualizar el récord de un peleador incluso minutos después de que haya terminado su pelea.
Peor aún, los récords de The Ring eran incluso más escasos -y poco confiables- cuando las peleas se producían fuera de los Estados Unidos, o fuera del alcance de alguna comisión boxística importante.
O incluso en Puerto Rico.

verdejo

Félix ‘Diamante’  Verdejo.
Un ejemplo clásico de esto es el récord registrado en su carrera por Félix Trinidad, padre, don Félix, quien en su época llegó a ser campeón pluma de Puerto Rico: según The Ring, y luego repitió como papagayo Boxrec.com, en su récord aparecen varias peleas como peso welter, una división en la que nunca llegó a pelear.
¿La explicación? En algún momento, al buscar resultados para informarlos a The Ring, alguien lo confundió con Félix ‘El Diablito’ Trinidad, un welter dominicano que para esa época estuvo haciendo campaña en Puerto Rico.
Y debe presumirse también que si ya de por sí eran pocos confiables lo récords de peleas celebradas en Puerto Rico, más dudosos todavía fueran los de peleas celebradas en México, especialmente fuera de la capital, y Chávez estuvo peleando los primeros tres años de su carrera en Culiacán, estado de Sinaloa -donde residía- o sus alrededores.
Estoy seguro de que eso es lo que explica que 10 de sus primeros 19 rivales aparecieran como debutantes: no es que estuvieran debutando de verdad, sino sencillamente que The Ring nunca pudo hallar peleas de ellos antes de que pelearan con Chávez, quien eventualmente se hizo una estrella y, por consiguiente, sí pudo contar a la larga con un récord confiable y constatable.
Y también estoy seguro de que estaban incompletos los récords de muchos de esos rivales que aparecen con marcas de 0-2 o 1-4 al principio de su carrera.
Hay una pelea que da una idea de lo poco confiables que eran los récords de The Ring: cuando en 1983 Chávez regresó para pelear en Sinaloa con marca de 40-0 después de haber hecho sus últimos combates en California, el récord de Armando Flores, su rival, aparece como ‘Debutante’.
¿Alguien va a aprobar en algún lugar, alguna vez, una pelea entre un peleador que tiene 40-0 y otro que va a pelear por primera vez?
Me apuesto lo que sea a que, sencillamente, el récord anterior de Armando Flores nunca apareció.
Pero esta no es la principal razֶón por la que una comparación con la primera etapa de la carrera de Verdejo es injusta: Chávez apenas hizo 13 peleas como aficionado, y cuando debutó como profesional -a los 17 años- es muy probable que lo pusieran contra rivales que no le buscarían a prospectos más maduros.
Simplemente estaba aprendiendo sobre la marcha. Completando su aficionismo, por decirlo así, aunque ganándose unos chavitos.
Por contraste, como aficionado Verdejo hizo 106 peleas y fue Olímpico en el 2012. Es lógico que estuviera mucho más maduro al comenzar su carrera como profesional.
Y también hay que recordar que, mucho antes de que se convirtiera en la luz de los ojos de Don King, Chávez peleó en sus primeros años para una oscura compañía promotora del interior de su país y tuvo que superar el prejuicio que había en México para que un peleador que no fuera del D.F. fuese reconocido como prospecto de primera.
Por su parte, Verdejo, al debutar a la edad de 19 años, lo hizo con la poderosa Top Rank, que sí tenía y tiene la capacidad para buscarle los mejores oponentes posibles, aunque tenga que traerlos del mismísimo Brasil.
En fin, Félix Verdejo, quien muy probablemente llegará muy lejos también, no necesita que lo defiendan de esa manera ni que menosprecien a nadie para engrandecerlo a él.
Y mucho menos a una leyenda como Julio César Chávez.

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, 6418luis
En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario