Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

¡Que gane el mejor!

 

Perdónenme si alguien se da por aludido, pero el que un conocedor de boxeo venga y pronostique un triunfo de Miguel Cotto sobre Canelo Alvarez “porque yo voy al mío” es algo que realmente ‘me vale’, como dicen algunos ahora.
Es más, ‘me vale’ tanto como su equivalente en dinares.
Quien dice así, pienso yo, lo hace para no ganarse la antipatía de nadie cuando se expresa en público sobre la pelea. De hecho, hasta me sospecho que en privado cree que va a ganar Canelo o, peor aún, que en realidad no se ha puesto a analizar la cosa y no tiene la menor idea de lo que pueda pasar el próximo sábado en Las Vegas.
Mucho más peso le doy, por consiguiente, a los que nadan en contra de la corriente: a Tito Trinidad le cayeron chinches y hasta lo catalogaron de “anti puertorriqueño” por decir con franqueza que piensa que Canelo debe ganar por ser más joven y más fuerte que el cagüeño, algo que, de paso, también piensan muchos analistas imparciales.
Y digo esto sabiendo que, a pesar de que no siempre es así, todos debemos esperar que nuestros analistas sean imparciales, casi por definición.
Igual le doy más peso a la opinión expresada recientemente por el mexicano Juan Manuel Márquez, quien, asignándole tanto valor a la calidad y la experiencia del boricua como a la juventud y mayor físico de su compatriota, auguró una derrota del Canelo.

cotto-vs-canelo-is-officially-on
Dicho todo esto, menciono ahora que los otros días, como quien no quiere la cosa, le pedí su pronóstico a Evangelista Cotto, aun tío pero también exentrenador y exmanejador del campeón luego de la violenta ruptura que todos conocemos.
Y confieso que lo hice temiendo que tal vez el distanciamiento personal tiñera su análisis o que, lo que equivalía a lo mismo, me dijera que prefería no opinar sobre el asunto.
Pero Evangelista no hizo nada de eso: “Es una pelea que Junito debe ganar”, me dijo. “El boxea mucho cuando quiere”.
Su teoría, claro está, igual que la de otros conocedores, es que a Canelo se le puede neutralizar con el buen boxeo, tal como quedó demostrado en su derrota ante Mayweather y su dudosa y cerrada victoria sobre el cubano Erislandy Lara.
La interrogante que acarrea esa teoría, sin embargo, es si Cotto, después de su extenso pedigrí y pulida técnica como aficionado, será capaz de desplegar ese nivel de boxeo a estas alturas de su vida, y luego de una larga carrera en la que se ha caracterizado más que nada como un fajador.
Pero el expeleador y primo de Miguel, José Juan Cotto, quien se quedó con Evangelista en el gimnasio Bairoa luego de la ruptura con Junito,
fue más contundente aún.
“Si Junito le boxea como sabe hacerlo, Canelo no lo va a ver en toda la pelea”, dijo.
“El sí se va a parar a intercambiar con él en algunos momentos”, agregó, “pero no creo que Canelo tenga con qué noquear a Miguel Cotto”.
“Para mí, Junito va a hacer el tipo de pelea que le hizo a Mosley: va a atacar y estar a la ofensiva, pero boxeando con inteligencia”, dijo. “Ese es el ritmo que debe tener en toda la pelea”.
“El es muy inteligente allá arriba”.
De paso, Mosley, quien ha peleado con ambos, es otros de los que cree que Cotto vencerá a Canelo.
Incluso, Juan José cree que, al hacer esta pelea, Cotto vaya a hacer nada nuevo.
“El mismo Freddie Roach ya lo ha dicho”, dijo. “El no ha cambiado a Junito, sino que está ayudándole a que Junito haga lo que hacía antes”.
“Lo que ha hecho en modo alguno le quita méritos a tío Cano (Evangelista)”.
Yo no llegaría a decir que Cotto va a hacer que Canelo falle y se frustre tanto como le ocurrió ante Mayweather y, en menor grado, ante Lara, pero sí me parece que el boricua cuenta en su arsenal con un arma que no estaba disponible para esos otros dos: pegada.
Y ese puede ser el factor que impida que, si se siente frustrado por su boxeo este próximo sábado en Las Vegas, Canelo se lance temerariamente al ataque, y también puede ser el factor que provoque que, en caso de ocurrir eso, Cotto no termine ganándole por decisión, sino por la vía rápida.
Si yo fuera apostador, le apostaría a eso: Cotto, por nocaut tardío.
Pero, claro, no puedo terminar este escrito sin repetir otra frase que no sirve para nada, sino para llenar espacio: “¡Que gane el mejor!”

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, 6418luis
En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario