Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Una historia que se repite

 

Una noche de principios de los años noventa, el puertorriqueño Pepe Cordero, quien era entonces una de las figuras más poderosas no tan solo del boxeo en Puerto Rico, sino de toda Latinoamérica, interrumpió la cena que compartía con algunos amigos y ayudantes en un restaurante de Hato Rey para atender mi impertinente pedido de zumbarle unas preguntas allí mismo.
Yo llevaba días tratando de dar con él y, en esa época pre-celulares, era muy difícil contactar a una persona cuando esta no estaba de ánimo para contestarle preguntas a la prensa.
Entre las cosas que le pregunté, recuerdo bien, estuvieron unas declaraciones que hubiera de hacer en esos días su campeón minimosca (108 libras) de la recién creada OMB, José ‘Cagüitas’ de Jesús, quien había expresado su deseo de subir de peso porque, según dijo, de la única forma que podría seguir marcando las 108 libras sería cortándose una pierna.

4494

Bradley acabó con Brandon Ríos.
Y Pepe, que a menudo se las daba de hombre duro aunque en el fondo no lo fuera, quizo lucirse ante sus acompañantes: “Esas son zanganadas de Cagüitas”, me dijo. “Claro que las baja si quiere. Es más, hasta puede hacer las 105”.
Me acordé de todo eso porque si hay alguien del presente que parece tener esa misma actitud semidictatorial sobre sus peleadores lo es Bob Arum.
Entre sus muchas características, Arum, quien posiblemente deba ser reconocido ya como el mejor promotor boxístico de la historia, tiene dos: habla hasta por los codos y, con tal de promocionar una de sus peleas, es capaz de decir cualquier cosa.
Una combinación explosiva.
Por eso, a nadie debe haber sorprendido que, mientras promocionaba la pelea del pasado sábado en la que Timothy Bradley defendió sin muchos problemas su cetro welter ante el californiano de sangre mexicana, Brandon Ríos, Arum dijera:
“Creo que si Bradley gana, tiene la opción de enfrentarse a Pacquiao en una tercera pelea o medirse con Canelo si Canelo le gana a Cotto, y, si Ríos gana, tendría la opción de pelear con Canelo”.
“A Ríos, aunque es un gran peleador cuando está motivado, no lo pondría con Pacquiao debido a que Pacquiao le ganó demasiado ampliamente cuando pelearon la primera vez”.
A Cotto lo dejaría fuera de la ecuación porque me imagino que incluso a Bob Arum se le hacía difícil hablar de concertar un combate con un expeleador suyo al que tildó de traidor cuando decidió firmar con RocNation Sports.
Pero resulta obvio que Arum no se había tomado la molestia de consultar con sus peleadores antes de ponerse a enunciar en público los planes que tenía para ellos: en la conferencia de prensa ofrecida después de su victoria sabatina, Bradley, un exmonarca junior welter que presumiblemente no debe estar teniendo demasiados problemas para marcar las 147 libras, ni siquiera mencionó a Canelo cuando habló de posibles rivales futuros, aunque sí mencionó a Pacquiao y a Terrence Crawford, entre otros.
Peor hubiese sido que hubiera ganado Ríos, un excampeón ligero que siempre se ha caracterizado por su propensidad a recibir castigo y a obedecer los designios de su promotor, pero que ahora ha perdido tres de sus últimas cinco peleas.
Así, no dudo que él hubiese aceptado pelear con Canelo o hasta con Wladimir Klitschko si se lo hubiera propuesto Arum: ¿no aceptó pelear con Pacquiao para recibir la tunda de su vida, acabando de perder una devastadora guerra a 12 asaltos con Mike Alvarado?
Bueno, pues Brandon está pagando ahora el precio de su estilo boxístico y de su disposición a pelear con quién fuera y dónde fuera y anunció su retiro definitivo después de la pelea con Bradley.
¿Su edad? 29 años.
Ah, ¿y qué pasó con Cagüitas?
Bueno, no recuerdo cuél fue su reacción a las expresiones de Pepito pero siempre que lo veo me he dado cuenta de que anda sobre sus dos piernas.
Sí recuerdo, eso sí, que eventualmente lo despojaron del título por no defenderlo y que, cuando reapareció, fue peleando en las 112 libras.

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, 6418luis
En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario