Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Fres Oquendo, campeón mundial

 

¿No sería tremendo que, luego de una carrera caracterizada por la mala suerte y llena de decisiones injustas, Fres Oquendo lograra un final feliz?
Para el peso completo boricua radicado en Chicago, quien cuenta ya con 42 años, parecía que los azotes que había recibido a manos del boxeo habían llegado a su punto más bajo el 6 de julio del año pasado en la ciudad de Grozny, en la república rusa de Chechenia, cuando sufrió una derrota por decisión mayoritaria ante el ruso Ruslan Chagaev al disputar el cetro vacante de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Fres ataca a Chagaev en su combate del año pasado.

Fres ataca a Chagaev en su combate del año pasado.

Pero lo hiriente no fue tan solo lo dudosa que fue la decisión, sino todo lo ocurrido posteriormente: Fres no tan solo no recibió su bolsa de $1 millón, sino que luego fue acusado por el promotor ruso Timur Dugazaev. de haber dado positivo a dos sustancias prohibidas.
Entre otras cosas, Dugazaev alegó que Oquendo incluso trató de extorsionarlo horas antes de la celebración del encuentro, amenazando con no pelear si no le aumentaban la bolsa.
El bando de Oquendo, entretanto, refutó todas las acusaciones, incluyendo el supuesto positivo, al volver a hacerse las pruebas en Estados Unidos, y apeló ante la AMB, que, estimulada por un fallo judicial, parece haberle dado la razón al dictaminar que permitirá la pelea de revancha.
La misma está señalada tentativamente para el 17 de octubre en Alemania -Chagaev vive en Munich- y, de acuerdo a la AMB, el ganador hereda el compromiso de hacer una defensa obligatoria ante el australiano Lucas ‘Big Daddy’ Browne en su siguiente presentación.
Más que eso, Fres también ha empezado a recibir la bolsa que debieron haberle pagado hace más de un año.
“Me están pagando poco a poco, a plazos”, me dijo hace unos días el peleador conocido como Fast Fres: uno de los tipos más afables que uno pueda encontrarse en el mundo del boxeo.
“De cuarto de millón en cuarto de millón”.
Luego de que yo le confesara que comprendía su molestia aunque a mí no me parecería un acuerdo tan desagradable, Fres me explicó que la semana pasada comenzó a entrenar en el 5th Street Gym de Miami bajo las órdenes de Nate Jones, quien es también uno de los coentrenadores de Floyd Mayweather, Jr.
“Se ha mencionado esa fecha, pero es posible que sea después, tal vez en noviembre”, agregó, “para que haya más tiempo para promocionarla”.
“También se habla de que puede ser en Rusia, pero nosotros preferimos que sea en Alemania: un sitio neutral”.
Ahora Fres, del tipo de fino y elegante boxeador que por no contar con gran pegada es especialmente propenso a sufrir decisiones localistas, podrá prepararse mejor que para la primera pelea, combate para el cual Fres puede competir como el peleador peor preparado de todos los tiempos.

El boricua perdió por decisión dividida.

El boricua perdió por decisión dividida.

Para enumerar: su esposa acababa de dar a luz y tanto ella como su retoño se encontraban en el hospital, por lo que Oquendo trató de conseguir que aplazaran el pleito.
A base de sַúplicas, promesas y amenazas de demanda, y a la intervención directa del presidente de Chechenia, Ramsan Kadyrov, garantizándole su seguridad y la bolsa de $1 millón, Fres, quien afirma que llevaba dos semanas fuera del gimnasio, accedió a montarse en un avión. Entonces llegó a Rusia “una hora antes del pesaje”, para enfrentar, en Chagaev, un zurdo de 36 años con marca de 32-2-1 y 20 nocauts a un excampeón de la AMB que intentaba reconquistar la corona que había perdido al caer en nueve asaltos ante Wladimir Klitschko en el 2009 en una unificatoria en la que también hubieron de estar en juego los cetros de la FIB y la OMB.
Entre las irregularidades ocurridas en la pelea, según planteó en su querella ante la AMB Tom Tsatas, el asesor de Oquendo, se encontraron la ausencia de una comisión de boxeo, la presencia ocasional del propio presidente checheno en la esquina de Chagaev como ‘second’ honorario y una propensidad a recortar los asaltos cuando estos empezaban a amenazar la salud del ídolo local.
“Si después de todo eso perdí con él por decisión dividida -las votaciones fueron 115-113, 115-113 y 114-114- ahora debo ganármelo sin problemas”, vaticinó Oquendo, cuyo récord de 37-8 y 24 nocauts incluía ya demasiadas derrotas controversiales ante Evander Holyfield, James Toney y Oliver McCall, así como un claro robo ante Chris Byrd al disputar el cetro de la FIB en 2003.
“Yo me siento bien y sé que voy a estar en una condición tremenda”, agregó.
“¿No sería tremendo que ahora, viejo como estoy, por fin termine ganando el título mundial?”
Claro, Fres… pero ya era hora.

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter, 6418luis
En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario