Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Recordando al Macho Man

Un día como este domingo, dedicado a los padres, Machito Camacho está seguro de que una de las primeras cosas que hubiera hecho es llamar por teléfono a su progenitor para expresarle su cariño, independientemente de dónde se encontraran ambos.
“Seguro que lo hubiera llamado y él me hubiese contestado todo contento”, comentó Camacho, Jr., de 36 años, cuyo padre, el legendario excampeón Macho Camacho, fue asesinado en Bayamón en noviembre de 2012.
“Yo lo extraño siempre, pero este es un día muy especial”, agregó Machito, quien es a su vez padre de dos niñas, Shaniah, de 16 años, y Sofía, de dos años y medio.
Esta vez Machito hubiese tenido muy buenas noticias que contarle a su padre: una pelea de alto relieve frente a Ricardo ‘Matador’ Mayorga, señalada para el 15 de agosto en el hotel Hard Rock de Las Vegas.
“No es una bolsa demasiado grande, aunque Mayorga va a recibir una buena parte por haber recibido los derechos para la transmisión por televisión en Nicaragua”, dijo Machito.

Machito (izquierda) junto a Dustin Warburton, coautor del libro sobre su padre.

Machito (izquierda) junto a Dustin Warburton, coautor del libro sobre su padre.

“Pero lo importante es que es una gran oportunidad para mí porque Mayorga todavía tiene su nombre y una victoria sobre él tal vez pueda llevarme a una pelea con Julio César Chávez, Jr.”, agregó.
“Además, es peligroso, porque pega”.
Machito, quien peleó por última vez en agosto del año pasado, ha amasado un récord de 58-6-1 y 32 nocauts en una carrera de grandes altibajos y decepciones, perjudicada, más que nada, por sus problemas con el peso.
Entretanto, famoso por sus insultos a los contrarios y su hábito de fumar sobre el ring después de sus peleas, el polémico excampeón mundial nicaragüense Mayorga posee un récord de 31-8- y 25 nocauts, y ha conseguido dos victorias desde que regresó al ring el año pasado tras una ausencia de tres años del ring a raíz de su derrota ante Miguel Cotto en 2011.
Antes protagonizó combates millonarios con Félix ‘Tito’ Trinidad, Oscar de la Hoya, Shane Mosley y Fernando Vargas, a quien derrotٕó y envió al retiro en el 2007.
“Solo faltan unos detalles”, agregó Machito, quien se crió y desarrolló en Nueva York.
Explicó que, por ejemplo, la Comisión de Nevada pide unos exámenes adicionales cuando uno tiene más de 35 años, y a Mayorga, que tiene 41, le está pidiendo aún más”.
“Pero todo va bien: yo acabo de hacerme el MRI del cerebro y lo voy a mandar allá esta semana”, agregó Machito, quien vive ahora en Isla Verde con su esposa Raquel Welch, quien es panameña y no, no está considerando entablar una demanda contra una actriz que ha venido usando su mismo nombre en las últimas décadas.
“De hecho”, dijo Machito en un aparte, “estamos pensando irnos a vivir en Panamá. La cosa está mala aquí en Puerto Rico con la economía y la sequía”.
Primero viene lo primero, sin embargo: “Esta semana viajo a El Paso (Texas), para estar en un campamento”, dijo.
Según explicó, como la pelea va a ser en 154 libras, el promotor de la cartelera –que es un promotor local- sabe de los problemas que él ha tenido para hacer el peso y quiere que esté acuartelado y con un entrenador mexicano que él mismo le escogió.
Pero Machito, quien a principios de año publicó el libro infantil ilustrado Macho Dad, titulado Papá Macho en español, que transforma a su padre en un superhéroe legendario, sigue más pendiente que nunca del recuerdo de su padre.
Durante los últimos meses ha venido desarrollando la idea de presentar aquí un torneo de ‘stickball’, el deporte nacido en los barrios neoyorquinos entre los jóvenes que practicaban una variante callejera del béisbol utilizando palos de escoba como bates, y la cosa ha cogido cada vez más fuerza.
“Ya nos inscribimos como una corporación sin fines de lucro -la Héctor Camacho, Jr. Foundation- y esta semana voy a ir a la alcaldía de San Juan para ver dónde podemos hacerlo”, dijo.
“Mi idea incluye traer aquí a algunos de los campeones de ‘stickball’ de Nueva York”.
El torneo llevará el nombre de Héctor ‘Macho’ Camacho Memorial y debe comenzar en una fecha muy significativa: el 24 de noviembre, día en el que el añorado Macho Man perdió la última batalla de su vida a la edad de 50 años.

 

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y es el autor de San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.
(ceuyoyi@hotmail.com).
En twitter 6418luis@jorge L. Perez
En Facebook, Jorge L. Prez

💬Ver 0 comentario