Blogs: Golpes bajos

Deportes

Golpes bajos

Por
💬0

Boxeo a la antigua

En un medioambiente boxístico tan competido como el presente, donde un promotor se defiende con uñas y dientes para evitar que algún promotor rival pueda sacarle provecho a un peleador desarrollado por él, casi nadie hace lo que acaba de hacer Félix ‘Tutico’  Zabala.

Dos veces.

Para empezar, Tutico, el promotor puertorriqueño que lleva décadas desarrollando peleadores y presentando programas en la Florida con su All Star Boxing, dejó en libertad a uno de los peleadores de más prestigio en su compañía: Wilfredo Vázquez, Jr., alias Papito.

Vázquez, claro está, es un excampeón supergallo de la OMB que tiene marca de 29-3-1 y 18 nocauts, cuenta con 29 años de edad y figura noveno en el ‘ranking’  de ese organismo.

Todas esas características, unidas al hecho de que le hizo una gran pelea al supuesto supercampeón Nonito Donaire al caer ante este por división dividida hace dos años, permitirían suponer que cuenta con millaje suficiente para continuar siendo un sólido contendor por bastante tiempo.

Y dado el hecho de que su padre y entrenador Wi Vázquez, es un tres veces excampeón mundial que ha estado ligado toda su vida a la All Star Boxing, y que su hermano menor, Israel Vázquez, es uno de los principales prospectos de la empresa, la ‘dejada en libertad’ resulta más sorprendente todavía.

Por lo menos hasta que Tutico lo explica: “Fue un acuerdo mutuo”, dijo. “Seguimos amigos… él es como un hijo para mí”.

“Pero yo no podia ser egoísta con él: las opciones que podía tener si seguía conmigo para conseguir una pelea de título a corto plazo eran limitadas, y ahora a Papito se le puedan abrir otras puertas”.

El razonamiento de Tutico se basa en parte en el convencimiento de que una de las mejores opciones de Papito para volver a coronarse en las 122 libras sería una pelea frente al mexicano Leo Santa Cruz, el campeón del CMB.

Pero Santa Cruz está ligado a la Golden Boy Promotions de Oscar de la Hoya, compañía a la cual Tutico tiene demandada hace años al alegar que le robó a Saúl ‘Canelo’ Alvarez, por lo que luciría menos que imposible que la Golden Boy le conceda una oportunidad titular a uno de sus peleadores.

Y, aunque no me lo dijo, yo no dudo que la súbita libertad de Vázquez ahora mejora las probabilidades de que, en todo caso, Papito consiga la reyerta con Juanma López que lleva pidiéndole sin éxito a Santa Claus en las últimas dos navidades, más que nada porque la empresa local de Juanma, la Puerto Rico Best Boxing, acaba de anunciar su junte estratégico con la compañía de De la Hoya.

Todo puede haber estado fríamente calculado, pues.

Pero, ¿cómo puede explicarse la otra sorprendente decisión de Tutico, aquella de acordar que otro de sus peleadores de más renombre –Orlando ‘El Fenómeno’ Cruz-, se corra el riesgo de sufrir una segunda derrota seguida cuando se mida al cotizado Gamalier Rodríguez, en una cartelera que la All Star copromoteará con la Top Rank de Bob Arum el próximo 19 de abril en Orlando?

Pero Tutico piensa que El Fenómeno, quien viene de disputar el cetro pluma de la OMB con Orlando Salido y ya tiene 32 años, puede acelerar su ruta a una nueva oportunidad titular si vence al boricua Rodríguez, ligado promocionalmente a la Top Rank y dueño de un récord de 23-2-3 y 16 nocauts y arrastra una racha de 15 victorias seguidas.

“Yo no lo he visto pelear, pero no puede ser malo si está con Top Rank”, dijo Tutico, “pero Orlando sí lo ha visto y quiere la pelea”.

La clave stá en que Gamalier posee el cetro de la NABO, el organismo regional afiliado a la OMB, y aparece clasificado sexto por el organismo que preside Francisco Valcárcel, por lo que una victoria sobre él volvería a insertar a Cruz en esas clasificaciones.

¿Que si es arriesgado? Claro que sí. Pero también muy refrescante: siempre es grato ver a unos manejadores, promotores o peleadores que no buscan mejores oportunidades acomodándose con rivales flojos o hechos a la medida, sino confiando en sus propias habilidades para echar hacia adelante.

¿Se acuerdan? Era lo que solía llamarse ‘boxeo’.

El autor formó parte de la redacción deportiva de El Nuevo Día de 1981 a 2008 y acaba de publicar su primer libro, San-Tito, sobre la carrera de Tito Trinidad.

(ceuyoyi@hotmail.com)

💬Ver 0 comentario