Blogs: Equilibrio

💬0

Un no a Rosselló es un sí a muchas cosas

Decir no es muchas veces una señal de protesta. Es un ejercicio de rechazar o negar algo para afirmar su opuesto. Mientras exista un grano de dignidad en nuestra fragmentada sociedad, es meritorio levantar la voz de protesta y conciencia, para rechazar lo que se entienda detrimental para nuestro país. Así es como se producen grandes cambios sociales; es así como se cambian lo países.

Puerto Rico atraviesa por unos episodios trascendentales e históricos, estamos bajo la merced de una Junta de Control Fiscal, que tiene como única meta cuadrar las finanzas del estado más allá que velar por los indigentes de este país, o por lo que sus políticas de austeridad puedan tener como consecuencias en nuestro sector privado o desarrollo económico. Pero como si con la Junta no fuera poco, estamos igualmente bajo la tutela de un gobierno electo, que sucumbió ante los reclamos de esa Junta, impuesta a los puertorriqueños por un Congreso Federal, en donde los que votaron por la creación de la misma, ninguno fue electo por nosotros. Eso es claramente inaceptable, y como dije anteriormente, mientras exista un grado de dignidad en nuestro pueblo, es necesario gritar un no de rechazo a lo que entendemos y sabemos no será en beneficio del bien colectivo de nuestro País y, por consiguiente favorable a los intereses de unos pocos en Wall Street.

Entre medio de toda esta vorágine local, nuestro gobierno electo presentó un Plan Fiscal que establece recortes a la Universidad de Puerto Rico, a los Municipios – que son las entidades que más servicios brindan a la gente – implementar más de 70 nuevos impuestos, entre ellos una nueva sobre taza al CRIM y más medidas de austeridad que se contemplan en dicho plan, aprobado ayer por la Junta de Control Fiscal y celebrado por todos en esta administración. Pues según los penepés, ayer Rosselló prevaleció.

Los cursos de los pueblos no los determina nadie; solo los mismos pueblos y sus circunstancias son los que establecen su destino. En nuestra circunstancia boricua se ha legislado un plebiscito para el próximo 11 de junio, el mismo nos brinda una gran oportunidad para gritar un no a Rosselló y a lo que su administración representa. En el ejercicio de una decisión importante, las dudas pueden ir y venir, la necesidad de comprender si se ha elegido lo correcto, nos golpea constantemente como agua que bate en un rompeolas. Son muchas las veces que queremos gritar algo en son de protesta, pero son bien pocas las veces que el cauce para un grito está encarrilado. Rumbo al 11 de junio, todo está debidamente encarrilado, y es la primera oportunidad para decirle no a Rosselló.

Un no a Rosselló el 11 de junio es un sí a muchas cosas. Es una oportunidad única para decir no a la contratación de políticos derrotados del PNP en el Senado Rivera Schatz.  Es, también, una oportunidad magistral para decirle no a Rosselló por el alza en el crimen y por su indiferencia con a las comunidades LGBTT y otros sectores discriminados en Puerto Rico. Es una oportunidad de país para decir no a la politiquería y sí a la solidaridad social y la convergencia general. Es la primera oportunidad para derrotar el curso de una visión social conservadora, que solo busca beneficiar a los que exclusivamente profesan el credo de los que administran el gobierno de Puerto Rico.

Es hora de un no con sentido y profundidad, que tiene que representar mucho más que un voto bajo el círculo. Es una oportunidad privilegiada para rechazar a esos que pretenden aspirar a lo que no somos y que niegan nuestra idiosincrasia. Decir no el 11 de junio, y sí a la nación puertorriqueña, es detener otro intento de asimilación a la cañona; es decirle no al retroceso social y sí a la vanguardia, equidad y apertura de todas y todos frente al estado. Llegó el momento de decirle no a los que viven empeñados en pagar la deuda pública de esta país sin antes auditar y sin pensar en renegociar.

Rumbo a un plebiscito que es injusto y que parece ser que no tendrá validez en Washington DC, nosotros, los que defendemos a Puerto Rico frente a la estadidad, solo podemos aprovechar la oportunidad para levantar un grito de dignidad y decirle no a Rosselló. Pues por más injusto que sea el proceso y la vía legal, lo que brilla con luz propia, nadie lo pueda apagar.

#Equilibrio #Política #Juventud 

Twitter: @mcalderoncerame

Facebook: https://www.facebook.com/manuel.calderoncerame/

Instagram: manuelpr4

Snapchat: mcalderoncerame

💬Ver 0 comentario