Blogs: Equilibrio

💬0

Las pasadas vistas de estatus

Ni la más abrupta turbulencia, puede hacer a uno despegar la atención de un foro en donde sin espacio a dudas se discute uno de los problemas más trascendentales e históricos de Puerto Rico. En las pasadas vistas de estatus en el Senado de Puerto Rico, sucedió de todo un poco, desde exigencias, contestaciones vagas, contradicciones y hasta explicaciones, que tal vez ni el más ilustrado ser mortal podría comprender. Aunque el proyecto presentado tanto en la Cámara como en el Senado en fin, solo busca lograr una mayoría electoral inflada e irreal de la estadidad, y no brinda una solución real, justa y prudente a la problemática del estatus de Puerto Rico, bien es cierto reconocer que el proceso de la vista sirvió para dar a conocer o hasta refrescar ciertos puntos; algunos olvidados, otros importantes y varios históricos.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, compareció temprano en la mañana. En su comparecencia, se limitó a repetir lo que es normal y que también hemos escuchado anteriormente de él y sus correligionarios, las supuestas maravillas y bendiciones que traería la estadidad, en unas especie de reformulación de aquel concepto demagogo de los 70’ y repetido consecutivamente por el liderato del PNP , “estadidad pa’ los pobres”. En su alocución en ningún momento habló de las responsabilidades de la estadidad, tanto a nivel social, cultural, contributivo y económico. Por más que el gobernador intente obviar los hallazgos del GAO (General Accountabillity Office) del Congreso de los Estados Unidos, hay una verdad ineludible y tangible, la estadidad no es un modelo de desarrollo económico, es un modelo político, y como tal el mismo no está para resolver las problemáticas sociales y económicas de una región o componente social, sino para sostener una comunidad federada de extensiones territoriales que son como se lee en el sello de los Estados Unidos  “e pluribss unum” es decir de muchos uno.

Seguido del Gobernador de Puerto Rico, comparecieron los ex gobernadores, Hernández Colón, Acevedo Vilá y García Padilla. En sus comparecencias todos concluyeron en lo excluyente de la medida y en que la misma no adelantaría nada la discusión en Washington DC, y que por el contrario, la estructuración poco seria del proceso se presta a reducirlo a uno estrictamente viciado, en favor de una opción.

Hernández Colón, expuso su versión y conclusiones sobre la decisión de la Corte Suprema Federal en el caso de Sánchez Valle. En su alocución puntualizó, que no es cierto lo que se ha repetido constantemente en los medios, de que el ELA murió, sino que todo lo contrario, que en la sentencia de Sánchez Valle, se valida la existencia jurídica del ELA, y que lo que establece es que Puerto Rico, en al ámbito estrictamente criminal, no posee el tipo de soberanía gradual que se necesita, para aplicar la doctrina de doble exposición. Además, según el ex gobernador, en la sentencia se reconoce el concepto del ejercicio de soberanía, ejecutado por el pueblo de Puerto Rico, al redactar y validar su propia constitución en 1952.

Yo leí y escuché el análisis que ofreció Hernández Colon, y desde el punto de vista legal, como en otras muchas ocasiones, tiene un grado de validez su reflexión. No obstante, esa es la más reciente interpretación de la Rama Judicial de los EEUU, y de una forma u otra no es cónsona con la más reciente actuación de la Rama Legislativa, cuando el propio Congreso, de manera unilateral, instauró un nuevo régimen legal y cuasi político en Puerto Rico con PROMESA. El limbo jurídico del actual modelo político de Puerto Rico, se sostiene en la legislación de PROMESA más que en cualquier otra interpretación. Nos la aplicaron la junta, porque estamos sujetos a los poderes plenarios del Congreso, por nuestra condición territorial actual. Es por esto, que de cara al futuro, toda aspiración del estadolibrismo, tiene que ser no colonial y no territorial.

Alejandro y Aníbal, condenaron el proceso, a ambos se les cuestionó sobre la definición del ELA, y muy astutamente ambos contestaron, que si el Senado se compromete a permitir que la opción del centro político puertorriqueño, esté representada, el Partido Popular Democrático, se pondría de acuerdo sin ningún tipo de problema. Debo de señalar, que Alejandro García Padilla, sostuvo a 22 días de dejar La Fortaleza, una de sus mejores intervenciones. Evidentemente un político sin presiones internas, expone y dice más y de una sustancial mejor manera.

Hay una realidad irrenunciable, de que este proceso es una mogolla con el objetivo de crear una fantasía mayoritaria para la estadidad. De hecho, una de las mejores ponencias de la tarde, fue la del ex senador Marco Rigau, quien denunció lo infladas y cargadas que estaban las definiciones, en especial la de la soberanía, en donde poco faltaba por decir que con la soberanía, nos vamos a morir de hambre. La politiquería y el acomodaticio político, ha llevado a esta gente a sacar sus prejuicios de Guerra Fría para definir la soberanía asociada y la independencia.

El Partido Popular Democrático tiene que tomar una decisión política de cara a este proceso. Más aún, será una de las decisiones más importantes que habrá de tomar el nuevo presidente que habremos de elegir pronto. Es un momento histórico, la decisión que tomemos como partido, tendrá consecuencias, pero tiene que ser una decisión del colectivo y que la base y el liderato tienen que acatar.

Nuestro partido tiene que de una buena vez, ser firme en sus posturas, no podemos continuar flotando en la dirección del viento, tenemos que asumir posiciones, aunque sean controversiales y no solamente en el tema del estatus, sino en una gran gama de temas sociales, políticos y económicos. Por no estar bien definidos, cuando nos toca que ejecutar política publica, sostenemos confrontaciones internas,  pues no hay un partido o programa que fije ruta.

El próximo ejercicio interno que habrá de realizar el Partido Popular Democrático, es uno de una importancia histórica, pues en el mismo habremos de elegir a quien será el líder que nos guiará en el proceso plebiscitario que se aproxima. Es responsabilidad de cada popular elegir inteligentemente, y tener en cuanta que esa persona que nos lidere tiene que tener sus dos ojos en la inmediatez, pues hoy mi partido, antes que todo necesita un presidente.

#Equilibrio #Política #Juventud 

Twitter: @mcalderoncerame

Facebook: https://www.facebook.com/manuel.calderoncerame/

Instagram: manuelpr4

Snapchat: mcalderoncerame

💬Ver 0 comentario