Blogs: Equilibrio

💬0

La Nueva Estrategia

El pasado miércoles 26, a eso de las 5:00pm, el director de campaña del Partido Popular Democrático, Lcdo. Ferdinand Mercado, junto al candidato a la gobernación, David Bernier, realizaron una sorpresiva conferencia de prensa. En la misma comunicaron tres asuntos; el primero, que ellos no son los autores del anuncio relacionado al divorcio de Ricardo Rosselló con su primera esposa. Segundo, que de ahora en adelante, la campaña de David Bernier no pautará anuncios negativos contra Ricardo Rosselló y que por consiguiente los anuncios pautados serán exclusivamente positivos, resaltando así los adeptos de Bernier y sus propuestas. Tercero, exhortaron al PNP a que hiciera lo mismo y removieran la abrumadora campaña negativa contra de David Bernier y el Partido Popular Democrático.

Lo curioso de la conferencia de prensa no fue necesariamente el mensaje y contenido de la misma, sino que fue realizada 3 horas antes del último debate de los candidatos a la gobernación transmitido por Univisión. Tradicionalmente, a esa hora, ya un candidato a la gobernación está preparado para el debate, usualmente se encuentra descansando o despejando la mente con su familia. Pero David Bernier estaba en la conferencia de prensa, con un tono angustiado y cansado de la estridente tiraera o fanguero político.

Confieso que cuando terminó la conferencia de prensa, mi reacción fue desconcertada. No podía prácticamente entender la decisión tomada, pues uno tradicionalmente entiende que la política 101, es atacar las debilidades de tu opositor y resaltar las fortalezas de tu candidato. Acto seguido esperé al debate; y antes, durante y después del mismo estuve reflexionando sobre la nueva estrategia y como parte de mi análisis, concluí lo siguiente.

El país ya adjudicó que Ricardo Rosselló no es una persona con la experiencia ni los conocimientos para administrar a Puerto Rico en su compleja actualidad. Más allá de su usual 40% – 42% que reflejan las encuestas, Ricky no sube más de ese numero, y es prácticamente imposible para el PPD lograr que ese numero baje a un 36% o 38%. Por consiguiente, eso significa que ese cuarenta y tanto que está sólido con Ricky, es parte de la base tradicional del PNP, que igual votarían por él o por Mickey Mouse, siempre y cuando corriera bajo la palma. Además, la estadidad como ideal frente al ELA, suele encuestar un 46% – 48%, lo que significa que hay un 4% o 6% de estadistas que no votarían por Ricky. Yo tiendo a pensar que o van a votar por Cidre, o no van a votar en el evento, pues tal vez Alexandra Lúgaro es demasiada liberal para ese sector. Opino, que ese remanente debe de ser gente de edad avanzada, estadista, que está más bien buscando “canas” en la política y en Manolo Cidre ven esa opción.

¿Que significa esto? Que el Partido Popular Democrático y David Bernier, que solamente tienen $414,778.81 y 12 días, donde únicamente pueden pescar votos es en los indecisos y en los que piensan votar por los candidatos independientes. Los partidos minoritarios están vacíos, entre el PIP y el PPT a penas llegan al 4.5% de los votos; es decir, la estrategia tradicional del PPD, de asumir al final de la campaña un discurso más patriota y sacar la bandera de Puerto Rico sola, no sería tan efectivo y suficiente en estos momentos.

Los tiempos han cambiado. De hecho la política partidista en diversos países democráticos cambió antes que nosotros, y casualmente en eventos electorales recientes. A modo de ejemplo se encuentran España y Grecia. Pretender ver estas elecciones como cuando las de la época de Rafael, que con ir al debate de Baltasar y opacarlo era suficiente, o cuando Pedro Rosselló le sacó la lengua a Melo Muñoz o más reciente, cuando le dijeron alacrán a Aníbal, pues creo que ya no será así. Es decir, a los “millennials” ya el mero hecho de desacreditar al opositor para que voten por mi candidato no es suficiente, o más aún no suele ser tan efectivo. Además de que ya no hay elecciones entre 3 o 4 candidatos. Las próximas generaciones, más allá de moverse a raíz de asuntos ideológicos, se mueven por la bandera de las defensas de causas modernas y motivos más individuales.

Dicho eso, para que David Bernier pueda tener alguna posibilidad, tiene que apelar a ese complejo sector que claramente no ve a Ricky como una alternativa, pero que para llegar a ellos no puede, por un lado, presentar un discurso moderno y refrescante y, por el otro lado, atacar a su principal rival de manera tradicional. El enfoque principal tiene que ser el de poder presentar su plan de gobierno como las nuevas causas a defender de cara a los próximos cuatro años.

El juego político está presentando síntomas de cambios profundos. No es un secreto el silencio en eso que conocemos como “la calle”, referente a las elecciones y las propuestas de los políticos. La gente está cansada de lo mismo y de los discursos tradicionales. La permanencia de los tres viejos partidos, en cierta forma, puede estar en juego si los mismos no se adaptan a las nuevas exigencias generacionales. En ese sentido, no puedo dar fe de que a 12 días la estrategia funcione. No obstante, es correcto el hecho de que la gente que decide está buscando alternativas distintas a los estilos que hoy conocemos como tradicionales, y que hasta hace poco entendíamos como la norma.

#Equilibrio #Política #Juventud 

Twitter: @mcalderoncerame

Facebook: https://www.facebook.com/Manuel A. Calderón Cerame 

Instagram: manuelpr4

Snapchat: mcalderoncerame

💬Ver 0 comentario