Blogs: En violeta

💬0

El odio y el prejuicio: obstáculos para la autodeterminación

A nosotros en el Partido del Pueblo Trabajador nos interesa resolver el problema del estatus de Puerto Rico. No nos interesa sin embargo, dar discursos, ni politiquear al respecto. La relación actual entre Puerto Rico y Estados Unidos es inaceptable. Es una relación colonial. Las posturas del Ejecutivo federal, las recientes decisiones del Tribunal Supremo estadounidense y las acciones propuestas en el Congreso en torno a la crisis de la deuda acentúan este hecho, que ya existía antes de esas acciones. Las tres ramas del gobierno federal concluyeron inequívocamente que Puerto Rico es un territorio sujeto a la voluntad del Congreso. Es decir, la condición de subordinación de nuestro pueblo quedó inalterada con la fundación del Estado Libre Asociado. Resolver el problema del estatus para superar nuestra situación colonial, para lograr nuestra autodeterminación es una tarea urgente e ineludible.

25violeta1000a

La necesidad de resolver el problema del estatus y de superar la relación actual es algo en lo que están de acuerdo independentistas, estadistas y defensores de la libre asociación, es decir, la gran mayoría del país. Pero ese problema tiene que resolverse a través de un proceso que sea vinculante, informado y descolonizador. Tiene que ser vinculante porque el Congreso tiene que comprometerse a respetar el resultado del proceso, de otro modo será algo tan inútil como los plebiscitos en el pasado. Por lo mismo debe ser un proceso informado: la gente debe saber que lo que vota es viable y debe conocer cuál es el contenido real de la propuesta por la cual vota. El proceso debe ser descolonizador, por tanto, las opciones que se propongan no deben ser coloniales, de otro modo no resolvemos el problema fundamental. Además, ese proceso de autodeterminación no puede confundirse con las elecciones generales en las que no se decide y nunca se ha decidido el tema del estatus.

Ninguna de las propuestas que han circulado los líderes del PPD y del PNP cumplen con esas condiciones. Siguen siendo manipulaciones. Pretenden que volvamos a votar en las elecciones generales como si en esas elecciones se fuera a decidir el estatus del País. El PNP y el PPD buscan el voto de los estadistas y de los autonomistas y quieren que nos olvidemos de la manera en que han gobernado contra el pueblo y a favor de los grandes intereses, la manera en que han sido incapaces de evitar y atender la crisis económica y fiscal. Nadie en Puerto Rico se debe dejar manipular, nadie debe permitir que secuestren su voto. Durante casi cincuenta años -desde 1968- el PNP y el PPD se han alternado en el poder y desde entonces han manipulado el tema del estatus para lograr el apoyo del pueblo, a la vez que gobiernan contra el pueblo y no resuelven el problema del estatus.

Tenemos la esperanza de que la Organización de Naciones Unidas exija al gobierno federal acción inmediata para resolver el problema colonial de Puerto Rico. En el PPT insistimos que el colonialismo, como la esclavitud y la servidumbre son condiciones proscritas internacionalmente. Moral y legalmente, no se pueden afirmar los plenos poderes del Congreso sobre Puerto Rico sin que a la misma vez se tome acción para abolir esa situación colonial. Pero lo que es moral, legal y justo, como la abolición de la esclavitud, casi siempre ha exigido y exige, no solo que se le proclame, sino que luchemos por ello. Por eso insistimos que nuestro pueblo debe organizarse para lograr su autodeterminación en el sentido más amplio.

La lucha por la autodeterminación incluye la organización del pueblo para defenderse ante la proyectada Junta de Control Fiscal, un organismo anti-democrático y colonial que se nos pretende imponer. Esa lucha por nuestra autodeterminación está estrechamente vinculada a las demás luchas liberadoras presentes en nuestro país. Y es que las diversas luchas sociales tienen un elemento en común: son luchas por la autodeterminación entendida en un sentido amplio. Son luchas para tomar el control sobre nuestras vidas en cada una de sus facetas, sobre los procesos que nos afectan en los centros de trabajo, en las comunidades, en las escuelas y en los espacios públicos, contra las injusticias, contra la entrega de las empresas públicas al capital privado, la lucha de las mujeres por el derecho a escoger, la lucha de la comunidad LHBTTQI por vivir su sexualidad sin hostigamiento y la lucha por la soberanía política. Todas, en ese sentido, son luchas contra alguna forma de opresión y luchas todas por la autodeterminación de los seres humanos. La orientación sexual y la identidad de género son manifestaciones del derecho a la autodeterminación. Compartimos el horror y la indignación que siente todo Puerto Rico ante la violencia y los asesinatos provocados por el machismo y la homofobia e insistimos en que no podemos evitar estas situaciones si no abolimos todas las formas de discriminación. El odio y el prejuicio son obstáculos en la ruta hacia nuestra autodeterminación. Por eso, invitamos a todos y a todas a participar de dos actividades de suma importancia para seguir construyendo una resistencia amplia: la asamblea que se realizará el próximo sábado 25 de junio en el Coliseo Roberto Clemente y la Marcha de Orgullo LHBTTQI que se celebrará el próximo domingo, 26 de junio saliendo desde el Parque del Indio en el Condado. La organización de la resistencia y la participación en las manifestaciones de las diversas luchas sociales son algunas de las formas concretas más importantes para garantizar la autodeterminación de nuestro pueblo.

Twitter: @mrbanchs

#AbrePasoPPT

#EnVioleta

Facebook Rafael Bernabe Gobernador

Ayúdanos a llevar el mensaje

COMPARTE Y APORTA AQUÍ

💬Ver 0 comentario