Blogs: El Internacionalista

Internacionales

El Internacionalista

Por
💬0

Trump y su ataque a Siria

El presidente norteamericano Donald Trump nos ha confirmado cómo será su política exterior.  Aquellos que anticipamos que habría de ser un reflejo de lo mejor del Viejo Oeste americano hemos quedado reivindicados. Trump actuó de forma unilateral, sin legalidad internacional, y sin esperar el resultado de investigaciones internacionales sobre el uso de armas químicas en la localidad siria de Jan Shijún. Condenó al gobierno de Bashar al Asad del ataque, lo que cabe preguntarse dónde quedará la minada credibilidad norteamericana si se demuestra su inocencia.

El ataque norteamericano no pudo ser más oportuno para Donald Trump. En el nivel más bajo de popularidad en la historia de cualquier presidente norteamericano, Trump, obtiene un detente en la caída de su popularidad. Igualmente, el ataque apacigua el linchamiento contra colaboradores y familiares de Trump por sus vínculos con Rusia. El ataque ofrece la oportunidad de aparentar un enfrentamiento con Rusia que puede darle una tregua a su impopularidad ante las insinuaciones de un contubernio con el presidente ruso Vladimir Putin.

¿Dónde están las pruebas de culpabilidad que responsabilizan al gobierno de al Asad del ataque en Jan Shijún? Tanto el gobierno sirio como el ruso lo niegan. ¿A quién le vamos a creer? Todos los protagonistas carecen de credibilidad y han mentido reiteradamente. Solo podremos conocer la respuesta tras ver los resultados de una investigación internacional independiente. De lo que podemos estar seguro es que resulta poco probable que el gobierno sirio cuente con armas químicas, ya que en el 2013 el país árabe fue desarmado químicamente bajo supervisión rusa y norteamericana.

Es muy curioso que el ataque norteamericano fuera dirigido a una base de la diezmada fuerza aérea siria, y que los rusos fueran advertidos con anterioridad, lo que sin lugar a duda permitió a rusos y sirios tomar las medidas de contingencia para disminuir daños.

No puedo evitar recordar y comparar este recién ataque y acusaciones de Trump, con el ataque norteamericano a Irak en 2003, el cual fuera justificado por la tenencia iraquí de armas de destrucción masiva que nunca aparecieron.

Indudablemente, los beneficiados por el ataque han sido Trump y el mal llamado Estado Islámico. Trump logrará un respiro ante su baja popularidad y las acusaciones de colaboración con el eterno enemigo ruso. El Estado Islámico se beneficia del desprestigio y condena internacional que ha recibido el gobierno sirio, y además gana una oportunidad de oro para realizar ataques con armas químicas y poder culpar al gobierno sirio.

¿Ahora qué? Mientras se mueven piezas en el tablero de ajedrez de intereses políticos, el pueblo sirio continúa su sufrimiento insoportable, y el Estado Islámico continuará su reinado de terror.

💬Ver 0 comentario