Blogs: El Blog Mágico

General

El Blog Mágico

Por
💬0

Las leyendas urbanas en Internet

¿Quién no ha recibido un mensaje de texto, un Messenger o un WhatsApp que circula en cadena? Es la típica comunicación alarmante que ruega al recipiente que no rompa la cadena porque debe alertar a sus contactos sobre el peligro que corre la vida de un niño; el cobro de una herencia importante; o ese perfume que están rociando para dormir a las personas y robarles, etc. La lista es amplia y nunca desaparece; solo se recicla con otros temas.

Estas son leyendas urbanas y es imposible llevar la cuenta de la cantidad que circulan por el mundo. Siempre han existido y ahora con Internet han encontrado una plataforma  global instantánea para difundirlas y desbancarlas. Eso es todo. Fîjense que la mayoría invoca el susodicho “esto le ocurrió a un amigo de un amigo..”, por eso en inglés se clasifican como FOAF, siglas de Friend of a Friend.

Las leyendas urbanas se nutren del temor mas grande que sufrimos los humanos: que una tragedia acabe en un instante con la vida que conocemos. Un atraco en el banco, una balacera en la calle, un terremoto, un avión que se estrella, un Tsunami, un huracán … La sola idea de estos eventos nos estremece porque nos recuerdan lo frágil que es la vida.

A todos nos entretiene una buena historia de aparecidos y casas embrujadas en una noche de camping cuando nos sentamos en torno a una hoguera o simplemente cuando no hay luz eléctrica en casa. No hay nada que hacer, el tiempo sobra y la imaginación vuela. Por eso no sorprende encontrar la misma leyenda en varios países. Cambian algunos elementos, pero la historia básica es la misma: la Llorona en la carretera, el asesino escapado del manicomio, el pasajero fantasma, y un sinfín. Los académicos no se ponen de acuerdo para definir si las leyendas urbanas son demasiado fantásticas para ser reales o si existen porque nacen de un hecho real. En lo que sí están de acuerdo es en la lección que encierran, no importa si la historia es cierta o no.

Las leyendas urbanas no son fáciles de verificar. Se transmiten de boca en boca. “La falta de verificación no disminuye la fascinación que siguen ejerciendo estas leyendas”, afirmó Jan Harold Brunvand, quien acuñó el término en 1981 en su libro The Vanishing Hitchhiker: American Urban Legends and their Meanings”. “Las disfrutamos como historias y tendemos a creerlas a medias”. Brunvand definió una leyenda urbana como una historia que atrapa nuestro interés con facilidad, tiene una base de creencia y contiene una alerta o una lección moral.

Las leyendas urbanas son buenos indicadores de lo que ocurre en la sociedad y ahora podemos decir también en la sociedad global actual. Observando las implicaciones de la historia podemos conocer los miedos que acechan a las personas. Las leyendas urbanas persisten porque resuenan en los temores de las personas que las repiten y propagan. Por eso sobreviven por años y hasta siglos. La falta de verificación, junto a los temores, originan las historias.

Resumiendo: que cuando la demanda supera la oferta, la gente no resiste la tentación de llenar la ausencia de información con sus conjeturas. Así es como se tejen las leyendas urbanas. Pero una última advertencia: NO tenemos obligación de responder ni pasarla a nuestros amigos; no escuchemos amenazas de algo malo que nos ocurrirá si no lo hacemos. Recordemos que detrás de esos mensajes en cadena  hay gente a la caza de contactos para sus propios fines. No caigamos en esas “cadenas” si deseamos mantener en control nuestro perfil en las redes sociales. ¡Y comprobarán que nada malo les pasará ni a ustedes ni a sus seres queridos!

¡Qué sean felices!

Comparte con tus amigos en todo el mundo EL BLOG MAGICO en www.endi.com / El Nuevo Día. Para una cita personal o charla, puedes dejar tu nombre y número telefónico en un texto al 1-(787) 510-0711. Te respondemos a la mayor brevedad. Para mas información visita la Web www.virginiagomez.com . En Facebook: La Hora Mágica con Virginia Gómez – Ciencia y Espiritualidad ® 2018  Virginia Gómez – ¡Gracias!