Blogs: El Blog Mágico

General

El Blog Mágico

Por
💬0

Año nuevo, vida nueva y con buena energía 

“Prestar atención a personas que se regodean en lo negativo es darles poder” . (Shirley MacLaine, actriz)

Es fácil decirlo, pero no tanto lograrlo. La buena energía no se promueve sola; se requiere que le pongamos voluntad y disciplina. ¡Si! No es que sea complicado pero tiene un requisito primordial y éste es cerrarnos a toda mala energía antes. ¿Mala “vibra”? ¡No, gracias! Ya de esa vamos sobrados…” Mientras no reconozcamos y vivamos concientes de los cuatro elementos tóxicos principales a los que estamos expuestos diariamente en esta parte del mundo, no podremos generar toda la buena energía que necesitamos para vivir mejor. Y bien que la necesitamos hasta el punto de que nuestra salud y la supervivencia en este planeta dependen de nuestro total cambio de actitud.

Veamos esos cuatro (4) elementos tóxicos o de “mala vibra” con los que luchamos cada día: El estrés; Los medicamentos; Las deficiencias alimentarias – el balance alcalino y ácido en el cuerpo; El magnetismo (electricidad, magnetismo y electromagnetismo estan ligados)– en la tecnología y en nuestra mente y espíritu. Estamos emitiendo y recibiendo ondas magnéticas continuamente. Somos antenas. Y asi mismo interactuamos con los recintos físicos que ocupamos: nuestras casa, sitios de trabajo, centros comerciales, hospitales, cuarteles de policías, etc..

Aprende a reconocer el mal o las “malas vibras”:  Tu plexo solar – ese golpe que sientes de repente en la boca del estómago y tu intuición (la voz de Dios que te habla), son tus armas y las debes afinar para identificar a la gente tóxica que disemina su mala energía. ¡Nunca ignores tu intuición! Aléjate de esas personas antes de que no las puedas sacar de tu vida. Puede que tu no te conviertas en alguien como ellos, pero debes protegerte de los efectos que causan en ti precisamente porque tu no eres así. 

¿Quiénes son las personas con mala energía o “mala vibra”? Las que se regodean en el mal de los demás. Y existen en todas partes, países y culturas. Por ejemplo, los alemanes que son personas muy observadoras y responsables también sufren de las malas vibras. Para ello cuentan con un término específico que adjudican a la gente que se siente feliz con las miserias de otros. Los llaman SHANDENFREUD. Esta gente NUNCA quiere el bien de nadie que no sean ellos mismos:  Son cínicos  NUNCA desean tu mejor interés; Son crueles con los animales. Nunca confíes en alguien que maltrata a un animal; Se burlan de los demás. Son “Bullies”. Solo ellos tienen la razón siempre; Mienten todo el tiempo. Y no son “mentiritas blancas o piadosas”. Pueden parecer muy veraces hasta que consiguen la confianza de otros. Entonces sueltan una mentira que los hace salirse con la suya.

Y luego es muy difícil quitårtelos de encima porque no les marcaste tus fronteras. SOLUCION: Escüchalos amablemente; dales tu opinión (si te dejan hablar), y despîdete amablemente. No te prestes a su juego porque te contagiarán su negatividad como si fuera un catarro.

Aparte de nuestra conducta, hay otras medidas orientales adoptadas por culturas antiguas y modernas que nos ayudan a eliminar la “mala vibra” de nuestro entorno:

  1. La esfera de cristal china: colgarla de su hilo rojo en el lado Este (donde sale el Sol) de tu casa, oficina o negocio;
  2. Quemar un ramito de salvia una vez al mes o cuando haga falta para limpiar tu hogar y recintos de trabajo de las energias negativas mientras rezas una oración (también usar el Palo Santo (una madera muy aromática),una vez al mes;
  3. Sonar una campanita cuando sintamos el recinto “pesado” después de que alguien tóxico dejó allí su “mal aliento”; despeja la mala energia porque el sonido de la campana llama a la armonía y la felicidad;
  4. Utilizar un péndulo para identificar los lugares “cargados” o “ligeros” de nuestra casa, oficina, dormitorio, etc. Y asi actuamos con los remedios que correspondan.
  5. Sonar un cuenco del Tibet antes y después de iniciar cualquier ejercicio espiritual para limpiar y centrarnos. El sonido del cuenco es sanador y eleva nuestro espíritu.
  6. Las campanillas o “chimes” de 6 u 8 tubos– en el jardîn, balcón, o en el lado Este de la casa, oficina o negocio.
  7. Los espejos “Bakua” a la entrada de la casa, oficina o negocio. Que las personas que entren se miren en ese espejo. Lo que ellos traigan a tu casa, ellos se llevarán.
  8. Disolver sal del himalaya, mar muerto o kosher en una copa de agua (fórmula del agua bendita en las Iglesias católicas u ortodoxas), y colocarla a la entrada de tu casa, dormitorios y oficina.
  9. Distribuir pequeños recipientes de cristal, porcelana o madera con sal para limpiar energías negativas en los recintos donde vives o trabajas.
  10. Velas, porque el símbolo de la Luz es el mas poderoso para enfocarnos en la “Buena Voluntad” y elevar nuestros deseos.
  11. Hierbas aromáticas para comer y en recipientes o floreros para refrescar los ambientes.
  12. Baños con sales antes de dormir para limpiarnos y aligerar el sueño.
  13. Aromatizadores para oficinas donde no permitan inciensos..

Y cuando la “mala vibra” somos nosotros … ¡Uhum…! Alerta con esos pensamientos negativos. Son falsos sufrimientos. Cancélalos en cuanto se te metan en la mente y pregüntante por qué entretienes esas ideas horribles; ¿qué te han hecho para que la emprendas con rabia contra todo? Piensa que la gente no es ciega y entenderán tus ataques mordaces como inseguridad y complejos tuyos. Vas a quedar muy mal parado. O dime: ¿cómo te sientes después de que has maltratado a alguien injustamente con uno de tus comentarios insultantes, insensibles? ¿Satisfecho..? No creo..

 No olvides: Esta es tu vida y solo tú la vivirás contigo hasta el final. No pierdas tu precioso tiempo intentanto complacer a todo el mundo, pero tampoco maltratando a todos. ¡Procura ser feliz TU y deja que los demás también lo sean a su manera!

Te lo digo con amor,

Virginia

© 2018 – www.virginiagomez.com. En Facebook: La Hora Mágica con Virginia Gómez. Tel. (787) 510-0711.

NOTA: Tendremos el Taller “Malas Vibras, ¡No, Gracias!” el sábado 13 de enero de 2018 a la 1:30 pm en El Caldero Mágico  Tel. 787-721-3616 y 787-510-0711 para separar espacios ¡Ya!. Bienvenidos.