Blogs: El Blog Mágico

General

El Blog Mágico

Por
💬0

No es tu ansiedad: ¡es estrés de la Tierra!

No confundas la típica ansiedad por lo que imaginas que va a pasar (pero no ha pasado), o los remordimientos por lo que pasó y no salió bien (que nos persiguen como los “zombies” de las series de TV), o esa angustia que te ataca el estómago cuando te cae una crisis repentina, como que se te daña el auto en medio de la carretera, pierdes tus llaves, te quedan cinco minutos para entregar el examen y te falta la mitad, te roban la cartera, etc.). Según las filosofías orientales, todo esto nos pasa a los occidentales porque no hemos aprendido a vivir en el “aquí y el ahora”. Ya sé que es una práctica mas fácil decirla que dominarla, pero podemos avanzar bastante si empezamos por  distinguir con qué clase de estrés estamos lidiando.

Aquí no se trata de ese estrés personal mencionado arriba, sino del estrés geopåtico del que hablamos ayer en El Blog  Mágico. El estrés geopåtico es el que producen los espacios entre las Líneas Ley que circunvalan la Tierra como una red electromagnética. Los espacios intermedios suelen perder las energías vitales de las Líneas Ley y emiten energías viciadas. Esto se ve especialmente en los campos electromagnéticos que emanan las estructuras de alta tensión como son las antenas de telecomunicaciones. Recordemos las teorías físicas de Max sobre la energía: la electricidad, el magnetismo y el electromagnetismo están unidos. Y los humanos, como los animales, somos energía en vibración que emitimos y recibimos continuamente. Por eso es que nos afecta tanto la sobrecarga de electromagnetismo y nos provoca el consabido estrés geopåtico. ¿Por dónde empezamos? Veamos los síntomas:

  1. Notamos que nunca nos sentimos completamente bien o padecemos de una enfermedad crónica.
  2. Dormimos mal continuamente.
  3. Sentimos muy pesada la atmósfera de nuestra casa o del recinto donde vivimos o pasamos la mayor parte del tiempo.
  4. Nos sentimos mejor cuando salimos o nos alejamos de esos ambientes “cargados”, pero al regresar, volvemos a sentirnos mal.
  5. En esos lugares “pesados” o “cargados” hay problemas constantes de humedades, moho, descargas tóxicas, aguas negras, plagas de cucarachas, etc.
  6. Nos sentimos deprimidos, irritables o furiosos continua o intermitentemente sin que haya una razón especîfica para esos cambios súbitos de humor. Y nos damos cuenta porque nos sentimos avergonzados por las demás personas que sufren nuestras “descargas”.

Para detectar estas lîneas y los espacios entre ellas por siglos se ha recurrido a la radiestecia, que es la sensibilidad a las radiaciones. Un radiestecista detecta las emisiones de ondas eléctricas que otras personas no sienten . Entre otros métodos modernos que se están aplicando a estos estudios, se sigue utilizando el tradicional Dowsing Rod (o varilla), que ayuda a identificar el punto de mayor concentración de estrés geopåtico en un lugar externo o interno.

¿Te ha ocurrido a ti? ¡Cuéntamelo!

Escrîbeme a horamagica@yahoo.com el tema que deseas que discutamos en este BLOG MAGICO de Endi.com/EL NUEVO DIA. Nos puedes leer en todo el mundo. Te espero aquî todas las semanas y en Facebook todos los dîas en: La Hora Mágica con Virginia Gómez – Ciencia y Espiritualidad ®. / www.virginiagomez.com. Para citas personales y charlas, envia un texto a: (787) 510-0711 Nos comunicamos a la mayor brevedad.

 

 

 

💬Ver 0 comentario