Blogs: Desde Washington

Uncategorized

Desde Washington

Por
💬0

La tensión en el PNP de cara a la reforma contributiva

 

La más reciente ronda de reuniones en Washington del “Frente por Puerto Rico”, una coalición multisectorial creada por el gobernador Ricardo Rosselló, reafirmó el distanciamiento entre su equipo de trabajo y la comisionada residente, Jenniffer González.

Después de las reuniones que tuvieron lugar del 13 al 15 de noviembre, la comisionada González indicó que pese a que se reunió con el gobernador,  no fue invitada a los encuentros en oficinas de miembros del Congreso en que participaron representantes del gobierno de Ricardo Rosselló, los exgobernadores Pedro Rosselló y Alejandro García Padilla, legisladores de los partidos Nuevo Progresista (PNP) y Popular Democrático (PPD), y el presidente del PPD, Héctor Ferrer.

“No me invitaron a ninguna reunión del Frente”, indicó González, quien el lunes 13 de noviembre recibió al gobernador Rosselló en su oficina, previo a la conferencia de prensa en que anunciaron el informe en el que el gobierno reclamó una asignación federal de $94,400 millones para mitigar los graves daños causados en Puerto Rico por el huracán María.

El pasado día 15, la Administración de Asuntos Federales de Puerto Rico (PRFAA) anunció que representantes del Frente por Puerto Rico tuvieron esa semana 18 reuniones en oficinas del Congreso, principalmente centradas en el tema de la reforma contributiva federal.“La comisionada residente de Puerto Rico en Washington, Jenniffer González-Colón, también participa de la intensa semana de cabildeo”, indicó PRFAA en un comunicado de prensa que circuló en la tarde del miércoles 15 de noviembre.

Esa misma noche, la comisionada González advirtió que no había estado en reuniones del Frente. Entonces, el director ejecutivo de PRFAA, Carlos Mercader, aclaró que se refería a reuniones de la comisionada con el secretario de Hacienda, Raúl Maldonado, y el presidente de la Asociación de Industriales, Rodrigo Masses.

La comisionada – quien ha tenido diferencias con representantes del gobernador, incluido su principal cabildero, Manuel Ortiz, y tiene una estrategia diferente a la de Rosselló de cara a una reforma contributiva federal-, confirmó las conversaciones con el secretario de Hacienda y Masses.

Pero,  rechazó que las reuniones con el secretario Maldonado y Masses hubiesen estado relacionadas a su participación en el Frente por Puerto Rico, que impulsa por consenso medidas a favor de la isla.

“El secretario de Hacienda vino a verme sobre distintas cosas, algunas de las cuales yo le he pedido. Al presidente de la Asociación de Industriales fui yo la que le pedí la reunión. Tuve reuniones como las tengo de ordinario, con el secretario de Hacienda y con el presidente de la Asociación de Industriales. Los jefes de agencia se reúnen conmigo con regularidad, como me reúno con asociaciones privadas”, dijo recientemente la comisionada González a preguntas de El Nuevo Día.

En su encuentro con el gobernador, la comisionada afirmó que dialogaron sobre la reforma contributiva, la próxima resolución de asignaciones de emergencia para atender los recientes desastres naturales y los esfuerzos relacionados a la recuperación de la Isla. Dijo que no hablaron sobre las diferencias recientes que han tenido.

“La verdad fue que todas las personas que estaban en (Wasington) D.C. esa semana (respondieron a) la convocatoria del frente.  Cada cual fue con su agenda, en algunas coincidimos todos, en otras no, pero era defendiendo la misma idea y con el mismo propósito. (La comisionada) tuvo reuniones con muchos de los participantes del frente, por eso se mencionó (en el comunicado de prensa). Pero, ya sé que más nunca la mencionaré por aquello de no tener que pasar por éste malentendido”, indicó Mercader.

Aunque ha dicho que también le notificaron tarde sobre las reuniones del viaje anterior del gobernador a Washington -que tuvieron lugar el 1 de noviembre-, por lo que no pudo acompañarle a reuniones con senadores republicanos, la comisionada afirmó que junto al gobernador  “estamos enfocados en lo que tenemos hacer por Puerto Rico”.

En las últimas semanas, el gobernador y la comisionada residente han tenido diferencias también en torno a los esfuerzos de la Junta de Supervisión Fiscal para nombrar a Noel Zamot como ‘síndico’ de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) – detenidos por la jueza Laura Taylor Swain-, y la implicaciones para el gobierno del escándalo que ha generado el contrato con la empresa Whitefish.

El gobernador cree que el Congreso pasó la página de Whitefish.

La comisionada ha indicado que se requiere un proceso transparente de otorgamiento de contratos para poder superar la “mancha” que dejó sobre el gobierno de Rosselló el contrato con Whitefish.

La comisionada González apoyó la posición de la Junta a favor de nombrar a Zamot como principal funcionario de Transformación de la AEE. El gobernador, sin embargo, venció a la junta ante la jueza Taylor Swain y frenó el intento – avalado por los republicanos del Congeso-, de quitarle el control de la AEE.

Con respecto a la reforma contributiva federal, el gobernador, la comisionada, la Asociación de Industriales y el liderato del Partido Popular Democrático (PPD) rechazan los nuevos impuestos que proponen los proyectos de reforma contributiva federal sobre productos hechos por Corporaciones de Control Foráneo (CFC) en Puerto Rico.

Pero, la comisionada – en medio de alusiones que hacen líderes del PNP a que supondría crear una nueva sección 936-, no ha respaldado otras enmiendas que impulsa el gobernador Rosselló para excluir a las CFC de Puerto Rico del impuesto mandatorio de repatriación de ganancias y la tasa tributaria mínima para toda empresa estadounidense que hace negocios fuera de los estados.

La comisionada ha logrado el compromiso del speaker Paul Ryan de atender los reclamos de las autoridades de la Isla durante el comité de conferencia que se formaría en los próximos días si el liderato republicano del Senado aprueba su proyecto de reforma contributiva esta semana.

El gobierno de Rosselló siempre ha visto mayores posibilidades en el Senado, aunque el presidente del Comité de Finanzas, el republicano Orrin Hatch (Utah), ha expresado renuencia a atender las demandas que surgen de la Isla dentro del proyecto de reforma contributiva.

El Congreso reanuda sus sesiones esta semana. Mañana, ya en horas de la noche en Puerto Rico, vuelve a sesionar el Senado. La Cámara baja retorna el martes. Con una abultada agenda para las próximas tres semanas,  los líderes del Congreso tienen planificado suspender los trabajos legislativos de 2017 a mediados de mes.

Para la jefatura republicana, lo primero será tratar de ponerse de acuerdo sobre la reforma contributiva. Para los industriales de la Isla, la clave estará en quedar fuera de cualquier nuevo impuesto a los productos hechos por las CFC de Puerto Rico. Y en eso coinciden el gobernador y la comisionada. Queda poco tiempo. La cuenta atrás comienza esta semana.

💬Ver 0 comentario