Blogs: Desde Washington

Uncategorized

Desde Washington

Por
💬0

El episodio de Scaramucci

Por meses se ha dicho que desde la victoria de Donald Trump en noviembre pasado la realidad ha superado la ficción en Washington.

Para qué ver House of Cards, si Donald Trump escribe todas las mañanas, para denunciar a amigos y enemigos políticos, ofender a alguien o dictar política pública a fuerza de tuits.

Pero, los sucesos de los últimos días han elevado “el reality show” en Washington a niveles insospechados.

La cronología de las últimas dos semanas de julio parece insuperable.

Los hechos hablan por sí mismos:

19 de julio.- En entrevista con The New York Times, el presidente Trump afirmó que nunca hubiese nombrado a Jeff Sessions secretario de Justicia de EEUU si hubiese sabido que se iba a recusar de la investigación sobre la intervención de Rusia en las elecciones de 2016, ahora en manos de un fiscal especial independiente. Trump dijo que Sessions, al tomar esa decisión, fue “muy injusto”.

21 de julio- El presidente Trump anuncia el nombramiento de Anthony Scaramucci como nuevo director de Comunicaciones. Su llegada a la Casa Blanca provocó la renuncia de Sean Spicer como secretario de Prensa. Spicer ocupaba interinamente la dirección de Comunicaciones, tras la renuncia el 2 de junio – solo tres meses después de ocupar el puesto-, de Mike Dubke. No era secreto que Spicer había bloqueado el nombramiento de Scaramucci a la Casa Blanca después del triunfo de Trump, pues la relación entre ambos –sobre todo durante la transición-, había sido tormentosa. La salida de Spicer, quien se convirtió en todo un personaje para el programa de comedia “Saturday Night Live”,  confirmó que no podían trabajar juntos. Cuando dimitió, Spicer dijo a allegados, según The Washington Post, que el nombramiento de Scaramucci elevaría la confusión y el caos en la Casa Blanca.

22 de julio.-  Scaramucci borra tuits de la campaña presidencial en los que contradecía la política pública de su jefe. “Los muros no funcionan”, afirmó en 2015, cuestionando la promesa de campaña de Trump de extender la verja que existe en una porción de la frontera con México para desarrollar un muro que busque frenar la entrada de indocumentados. Mientras, Trump – justo cuando la atención estaba en la participación de su yerno Jarod Kushner en la reunión con rusos que le ofrecieron a Donald Trump, hijo, información dañina a la candidatura de Hillary Clinton-, lanza un tuit en el que dice que “mucha gente” se pregunta por qué Sessions no investiga “los muchos delitos de Hillary Clinton y (James) Comey”.

23 de julio.- Contrario a lo que han afirmado las agencias de inteligencia de EE.UU., Scaramucci dijo en CNN que el presidente Trump no está convencido de que Rusia intentó intervenir con las elecciones estadounidenses de noviembre de 2016. Según Scaramuci, Trump le indicó ‘oye, sabes, quizá lo hicieron, quizá no”. Es decir, que las cosas siguen como el primer día.

24 de julio.- “Me dieron por muerto en la calle, y ahora voy hacia el Air Force One”, dijo Scaramucci  a The New York Times, en lo que pudo haber sido un anticipo de lo que las cuentas no estaban saldadas con los que ha considerado sus oponentes en la Casa Blanca. Trump vuelve a hacer daño a la imagen de su secretario de Justicia, al señalar al Wall Street Journal que está “muy decepcionado” con Sessions. Dijo que no lo planifica despedirlo, pero que “solo está dándole una mirada al asunto”.  En un tuit, lo describe como un secretario de Justicia “bajo asedio”.

25 de julio.- Scaramucci promete despedir a todos los  funcionarios de la Casa Blanca que “filtran” información sobre lo que ocurre en la mansión presidencial. “Voy a despedir a todos… O dejas de filtrar información, o vas a ser despedido”, dijo. Trump tuitea que su secretario de Justicia ha sido “muy débil” en torno a los “delitos”  de Hillary Clinton.

26 de julio.- En horas de la noche, el periodista de New Yorker Ryan Lizza informa que el presidente Trump cenaba con Scaramucci, los comentaristas de Fox Sean Hannity y Kimberly Guilfoyle, y el ex ejecutivo de Fox Bill Shine. Scaramucci telefonea al periodista y en medio de una andanada de improperios en contra de colegas en la Casa Blanca, acusa al entonces jefe de Gabinete de la Casa Blanca, Reince Priebus, de haber filtrado la información sobre la cena del presidente Trump con gente vinculada a la cadena Fox.

Lizza da los detalles al otro día, pero entre otras cosas cuenta que Scaramucci describió a Reince Priebus como un “joxxxx paranoico esquizofrénico” y acusó a Steve Bannon, que inicialmente parecía ser la persona más poderosa en la Casa Blanca después de Trump, de querer proyectar su imagen desde su puesto de estratega político de la Casa Blanca.Trump, esa mañana, había cuestionado, en otro tuit, que el secretario Sessions no hubiese reemplazado al director interino del FBI Andre McCabe, a quien describió como amigo del ex director James Comey. “Drena el pantano”, le dijo en un tuit. Pero, Trump realmente revoleteó el avispero al tuitear – al parecer sin consultar a gran parte del liderato militar-, que prohibirá la presencia de personas transgénero en las Fuerzas Armadas de Estados Unidos.

27 de julio.-  Tras haber indicado en un tuit que andaba en busca de los que filtran información desde la Casa Blanca e incluir la cuenta de Priebus en el mensaje, Scaramucci dijo que si “Reince quiere explicar que no es un filtrador de información, dejen que lo haga”.

28 de julio.- Se conoce que Priebus renunció la noche anterior. El presidente Trump nombra al secretario de Seguridad Interna, el general jubilado John Kelly, como nuevo jefe de Gabinete. Horas antes, en un dramático momento en el Senado estadounidense, quedaban derrotados los esfuerzos de Trump y el liderato republicano por aprobar alguna reforma federal de salud que reemplazara y derogara la ley Obamacare. Tres senadores republicanos – John McCain (Arizona), Susan Collins (Maine) y Lisa Murkowski (Alaska)-, acaban con la posibilidad de alguna legislación que fuera exclusivamente de manufactura republicana.

30 de julio.- Entra en la polémica un nuevo personaje, Arthur Schwartz, quien en el pasado fue citado como portavoz de Scaramucci pero dice que no lo es, envió un mensaje por Twitter para hacer imputaciones en contra de Priebus. Luego, en medio de un toma y dame con periodistas, Schwartz retiró el tuit en el que atacaba a Priebus y dijo que le pidió una disculpa. (Pensé publicar el blog ayer, pero ante la llegada a la Casa Blanca del nuevo jefe de Gabinete, el general John Kelly, reconsideré. Mejor esperar un día más).

31 de julio.- (Valió la pena esperar). Tan pronto asumió su puesto en la Casa Blanca, Kelly le pidió la renuncia a Scaramucci, por considerar inaceptable los improperios que lanzó en contra de funcionarios de la Casa Blanca la semana pasada, según The Washington Post. Scaramucci duró en el puesto solo una semana y media. Como director de Comunicaciones de Trump se perdió el nacimiento de su segundo hijo, y su esposa le pidió el divorcio. Hoy perdió el trabajo que había asumido con tanta emoción y agresividad.

A las 5:30 a.m. de hoy, Trump tuiteó que no había un ‘caos’ en la Casa Blanca. Kelly asumió su puesto alrededor de las 9:30 a.m.. Seis horas después  el huracán Scaramucci fue obligado a dimitir, dejando otra vacante en la mansión presidencial.

Agosto suele ser el mes tranquilo en Washington D.C.. Esa norma, estará a prueba en los próximos días.

La Cámara baja federal suspendió el viernes 28 de julio sus sesiones legislativas hasta el 6 de septiembre. El Senado las continuará hasta mediados de mes, para entonces también tomarse un receso legislativo.

Trump prometió derogar Obamacare tan pronto arribara la Casa Blanca. Pero, llegará a septiembre sin lograr aprobar ninguna gran legislación. La reforma de salud versión republicana fue derrotada. Los planes para reformar el sistema tributarios todavía no están claros, y su ambiciosa iniciativa para invertir $1 billón ($1 trillion) en proyectos de infraestructura es un debate que quedará para 2018.

Lo que sí Trump no ha dejado de generar en Washington desde antes de que llegara a la Casa Blanca es mucho drama y confusión.

 

💬Ver 0 comentario