Blogs: Desde Washington

Noticias

Desde Washington

Por
💬0

La primera ministra

Las críticas al nombramiento de la ex ministra de Finanzas de Ucrania como directora ejecutiva de la junta que controla las finanzas del gobierno de Puerto Rico han estado centradas en su salario y el hecho de que se presume que hasta su nombramiento, oficializado hace unos días, conocía muy poco sobre el archipiélago puertorriqueño.

Nacida en la zona de Chicago de padres ucranianos y residente en Kiev desde hace un cuarto de siglo, Natalie Jaresko va a tener un ingreso que alcanza los $625,000 anuales. Eso sin contar los beneficios de pagarle un viaje al mes a Kiev – hasta septiembre-, los costos de la seguridad que tendrá permanentemente, y chofer.

A la colega Joanisabel González le han indicado que el cálculo final del costo del puesto, entre ingresos y beneficios, puede estar cercano al millón de dólares. Pero, claro, eso no quiere decir que sus ingresos sean más de los $625,000 pactados para los próximos cuatro años.

El salario básico de Jaresko, señalaba el viernes en un artículo de opinión el exgobernador Aníbal Acevedo Vilá, supera el de los responsables del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

En comparación con el caso de la directora del FMI, Christine Lagarde, parece estar claro que el sueldo de Jaresko es mayor. Lagarde tiene un salario anual de $467,490, y puede reclamar gastos de reembolso por $83,760, para un total de $551,700.

En general, el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, según un informe de 2013, tenía un salario de $476,360. Pero, hay que tener en cuenta que además el Banco Mundial le aportaba entonces $121,615 a su plan de pensiones  y tenía otros $250,000 en beneficios. Las cosas no pueden haber cambiado mucho desde entonces.

Jaresko ganará el doble del salario que tuvo el administrador de emergencia de la ciudad de Detroit, Kevyn Orr.

El abogado Orr, que ya antes había trabajado con la reestructuración de la empresa automovilística Chrysler, devengó un salario de $275,000 anuales en Detroit. La tarea de Orr, aunque ciertamente complicada, no compara con el reto que tienen las autoridades de la Isla para reestructurar la deuda y mitigar la crisis fiscal. La deuda de Detroit alcanzaba los $18,000 millones, una cuarta parte de las obligaciones financieras del gobierno de Puerto Rico.

En momentos en que va a actuar como la secretaria de la gobernación o primera ministro del súper gobierno que representa la junta a cargo de las finanzas públicas, Jaresko no estuvo en la sesión del viernes de la junta federal.

Hubiese sido una buena oportunidad para presentarla a la opinión pública, conocer que ha hecho en los últimos meses y responder preguntas sobre el funcionamiento de los fondos de inversiones que mantuvo antes de ser ministra de Finanzas de Ukrania.

Jaresko fue empleada del Departamento de Estado de Estados Unidos desde que se graduó de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. Como responsable de asuntos económicos llegó a la embajada de Kiev durante el gobierno de George Bush, padre.

Tras dejar el ministerio de Finanzas de Ucrania, hace un año, se quedó como presidenta de la Junta de Síndicos del Instituto Aspen de Kiev. También ha seguido colaborando con el Atlantic Council, entre otros grupos de estudio.

Pero, en enero pasado, en entrevista con el que fue estratega político del presidente Barack Obama, David Axelrod, en la serie The Axe File, Jaresko admitió que estaba en busca de trabajo.

Por lo que han dicho fuentes en Washington y San Juan, Jaresko fue quien se le acercó a la junta federal para ofrecerse como opción para la dirección ejecutiva. No está claro con quienes compitió, aunque existe la percepción de que a un boricua de la Isla se le hubiese pagado menos de los $625,000 que recibirá Jaresko de los fondos del gobierno de Puerto Rico.

Jaresko tiene cuentas de Twitter, una red social que utiliza con frecuencia. Tuitea más sobre Ucrania que sobre Puerto Rico, pero ha comenzado a seguir autoridades del gobierno del Partido Nuevo Progresista (PNP) – incluso al presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz-, congresistas y periodistas. Ya hasta retuitea mensajes de la comisionada residente en Washington, Jenniffer González.

Me parece, sin embargo, que hay un tema que ha quedado difuminado en el debate. La señora Jaresko, cuya experiencia en el manejo de asuntos financieros no está en controversia, se dice que es bilingüe. Habla inglés y ucraniano.

Eso supondría que no habla español,  el idioma común de Puerto Rico.

Ya hemos visto como ha quedado particularmente en manos de los cuatro puertorriqueños miembros de la junta – José Carrión III, Ana Matosantos, Carlos García y José Ramón González-, dar cara ante la opinión pública de Puerto Rico. Por supuesto que les ayuda ser puertorriqueños, conocer la Isla y sus instituciones.

Pero, tienen también la ventaja de poder hablarle directamente al ciudadano de a pie de Puerto Rico. Para comunicarse directamente con una amplia mayoría de los residentes de Puerto Rico, Jaresko va a necesitar traductor.

 

PD: revisada el 2 de abril de 2017

💬Ver 0 comentario