Blogs: De compras con Frances

General

De compras con Frances

Por
💬0

Economía en potes pequeños

Soy de la que compro cremas costosas para el rostro. Lo acepto. Prefiero comprarme un pote de crema a un traje de diseñador. Y las mujeres que también van a los mostradores a hacerse de cremas casi milagrosas saben que los precios pueden llegar a lo ridículo. Sí, las hay de $500 o más.

No solo el costo es un problema, pues de tiempo en tiempo tengo que cambiar de marca. Es que el rostro se acostumbra y comienzan a darme alergias o mostrar otros signos de que ya no funcionan.

Así que yo, que siempre ando buscando la manera de salir triunfante como consumidora, me di a la tarea de buscar cómo salir mejor en esta compra. Empecé con el truco de esperar a que la compañía ofreciera los regalos de temporada para comprar todo lo que necesitaba. Así, salía de las tiendas con las cremas costosas, pero con la satisfacción de que me regalaban una cartera con muchas chucherías: lápices labiales, sombras para los ojos, muestras de cremas, espejos y cepillos para el cabello, entre otras cosas.

Sin embargo, siempre dolía el golpe de comprar un suero (‘serum’) por $120 o una crema de noche a $99.

La búsqueda se elevó a esperar que cada crema saliera en la oferta conocida como “gift set”. Esta te incluye la crema que deseas con otras muestras adicionales. Así, me llevaba la crema, las muestras adicionales en tamaño de viajero y el regalo de productos por temporadas.

Hago un alto para comentar que la mayoría de los “gift sets” los ponen en venta en las páginas cibernéticas de las grandes tiendas por departamento y no en las tiendas ubicadas en los centros comerciales. Así que, si opta por estas ofertas, verifique primero por la web.

Estas alternativas también me dejaron de parecer grata, porque al fin de cuentas terminaba pagando las cremas costosas que en ocasiones solo duran uno o dos meses.

Finalmente, descubrí que en muchas tiendas o lugares de ventas independientes ya ofrecen las muestras de viajero a bajo costo.

La última compra que hice en una tienda por departamento en internet resultó en un pago de $11.50. Compré dos hidratantes de tamaño viaje a $5 cada uno, más el Impuesto de Venta y Uso. Por la compra venía un cupón para obtener gratis otras tres muestras de viajero de una limpiadora, un tónico y la misma crema hidratante. Además, me regalaron tres muestras de productos de belleza. El acarreo fue gratuito, porque sobrepasé el mínimo de $10 que exige la compañía.

El resultado final es que las tres cremas hidratantes que me llegarán por correo lleno el pote más pequeño de la marca que utilizo, el cual cuesta $27 y todavía me sobra producto. Les explico. La muestra en tamaño de viajero es de 1.7 onzas, por lo que suman 5.1 onzas. Mientras, el pote más pequeño de la compañía es de 4.2 onzas.

Así también compro el suero. En ocasiones pago hasta $25 en cuatro muestras de viajero y lleno el pote más pequeño de la empresa, valorado en $65. El pote grande cuesta $120.

Siempre hay alternativas para ahorrar. Puede ser que el método para llegar a esos ahorros le tome tiempo en encontrarlo. Lo importante es que siga buscando opciones hasta que dé con el que le haga sentir satisfecho.

💬Ver 0 comentario