Blogs: Con Igual Patriotismo

Política

Con Igual Patriotismo

Por
💬0

Gutiérrez- Portavoz del miedo

A través del miedo nos han traído a donde estamos. En todos los plebiscitos se unen independentistas y colonialistas para tratar de derrotar a la estadidad, y después decir que el Congreso nunca nos la va a dar. Pues ¿como nos van a dar algo que nunca hemos pedido? Los que esbozan esa teoría, interesantemente, nunca votan por la Estadidad para crear las condiciones que pongan a prueba su hipótesis.

No dejemos que otros nos implanten miedo, somos ciudadanos americanos, y lo hemos sido, a partir del próximo 2 de marzo, por los pasados 100 años. De la misma manera, somos puertorriqueños y lo seguiremos siendo, hablando español, comiendo arroz con habichuelas, bailando salsa, y, a los que lo admitamos públicamente, escuchando algunas canciones de reggaetón.

La estadidad no es perder nuestra cultura, como muchos independentistas quieren vender a través del miedo. La estadidad es soberanía estatal,  igualdad de derechos e igualdad de beneficios; es la opción de estatus que traerá más progreso a la mayor cantidad de puertorriqueños.

Pero la estadidad también es lucha, no llega en bandeja de plata, y muchos en el Congreso, como Luis Gutiérrez, y otros que se benefician de donaciones de partidarios pudientes del Partido Popular Democrático, han luchado toda la vida por privarnos de la igualdad de derechos que trae la estadidad. Lo peor de todo, es que lo dice alguien que no vive en Puerto Rico, desde una posición de privilegio en donde Puerto Rico es una nostalgia metafórica del nacionalismo.

Nacionalistas frustrados con el bajo apoyo de la independencia nos venderán el cuento de que Estados Unidos jamás nos dará la estadidad, pero no tienen base para decir eso. Puerto Rico nunca la ha pedido, y sin eso no podemos hacer un reclamo válido en el Congreso. Así como el reclamo de Luis Gutierrez y su proyecto de ley de independencia tampoco va a llegar a ningún lado, por la misma razón que la estadidad no ha llegado a ningún lado, porque exige algo que el pueblo de Puerto Rico nunca ha pedido!

La plataforma nacional del partido Republicano lee: “Respaldamos el derecho de los ciudadanos americanos de Puerto Rico a ser admitidos a la Unión completamente, como un estado soberano.”

Además de esto, el Presidente Ronald Reagan dijo- “Si el pueblo de Puerto Rico vota a favor de la estadidad… como Presidente, iniciaría la legislación necesaria para hacer esto una realidad”
Por ahí sigue la lista, Gerald Ford, George H.W. Bush, Bill Clinton, George W. Bush, Barack Obama; todos estos Presidentes han dicho lo mismo: que respetarán la decisión del pueblo e impulsarán la estadidad si Puerto Rico la escoge! Entonces, lógicamente, el primer paso para la estadidad es pedirla! Sin eso, no podemos progresar.

Sin embargo, cuando la pidamos abrumadoramente, tendremos el arma más poderosa en esta batalla— la voluntad del pueblo. Podremos reclamarle a los Estados Unidos que hemos sido colonizados por el pasado siglo, y ahora nos estamos levantando como pueblo exigiendo la igualdad de derechos ante la ley. Que se acabó el abuso de que el Presidente mande a nuestros jóvenes a todas las guerras desde la Primera Guerra Mundial, y sin embargo no podamos votar por nuestro Comandante en Jefe o el Congreso que crea nuestras leyes. Que se acabó el abuso de que pagamos 100% del impuesto de Medicare y Medicaid, pero recibimos una fracción de los beneficios que nos merecemos como contribuyentes.

Luis Gutiérrez teme porque sabe que tenemos más apoyo en el lado de la estadidad. Luis Gutiérrez quiere derrotar al ideal a través del miedo, y no de argumentos válidos de estatus. La estadidad ES un opción descolonizadora, como estado tendremos jurisdicción sobre los temas más importantes, y tendremos las herramientas necesarias para echar a Puerto Rico hacia adelante. La vida cotidiana seguirá igual en nuestra isla, pero tendremos más soberanía y mejores oportunidades para desarrollar nuestra economía.

Si Luis Gutiérrez quiere convencer al pueblo de que vote por la independencia, que lo haga explicando los beneficios de tal estatus. Que lo haga explicando como la mayor parte de los puertorriqueños se beneficiarían económica y socialmente de la independencia. No vengan con el cuento nacionalista idealista, y que el beneficio de la independencia es la mera emoción de que Puerto Rico sea independiente. Ese es un argumento flojo, basado en pura emoción, y por eso atacan la emoción de los millones de puertorriqueños que valoramos la ciudadanía americana al tratar de excluir a la única opción que garantizará la unión permanente. Si queremos mejorar el discurso en Puerto Rico, habemos de debatir en base de argumentos sólidos, y eso aplica para todos los bandos.

Y que quede claro, que le tengo respeto a la causa independentista como opción descolonizadora que reconoce el derecho de los puertorriqueños a ser tratados en igualdad de condiciones. Pero dejemos de propagar el miedo. Eso nos aplica a los estadistas también, dejemos de propagar la especulación de que Puerto Rico será otra Cuba y que nos moriremos de hambre como nación independiente. Eso no es tener fe en nuestro pueblo. En vez, debemos utilizar argumentos válidos, en ambas opciones, que demuestren porque tu estatus de preferencia le traerá la mayor cantidad de beneficios a la mayor cantidad de puertorriqueños.

Pero los argumentos de Gutierrez no han convencido a muchos, entonces tiene que usar el miedo. La estadidad la apoyamos no por el mero hecho de ser estado, sino por lo que trae consigo— la igualdad de derechos, la igualdad de beneficios, la igualdad de responsabilidades, y la igualdad de todos los puertorriqueños ante la ley.

Demostrémosle a Luis Gutiérrez que su argumento no nos va a callar, que somos y siempre hemos sido más que los independentistas. Que nuestra voz es la voluntad del pueblo y exigiremos la estadidad como un reclamo digno y democrático. Una vez la pidamos, comenzaremos a ver a los cientos de políticos que se pararán junto a nosotros para exigir que el Congreso reconozca la voluntad democrática del pueblo de Puerto Rico. Porque así se hacen las cosas en este país, a través de la democracia, y no a través del miedo o de la imposición de un sueño bolivariano como pretende hacer Gutiérrez.

Miles de estudiantes progresistas que he conocido durante mis pocos años en los Estados Unidos continentales han estado de acuerdo con los reclamos del pueblo de Puerto Rico, y han reiterado que nos recibirán con puertas abiertas, como un socio en igualdad de condiciones. Por ejemplo, ambos los Jovénes Demócratas de América al igual que la Federación Colegial de Republicanos, oficialmente apoyan la estadidad en su plataforma nacional.

No dejes que el miedo de buscar la estadidad te limite a salir a pedirla.

Demostrémosle a Luis Gutiérrez que en Puerto Rico creemos en la democracia, y que la estadidad llegará sólo cuando la pidamos, y que el 11 de junio vamos a salir a pedirla en mayoría. Derrotaremos a la independencia, democráticamente, y le demostraremos a Luis Gutiérrez que la mayoría del pueblo boricua cree en la unión permanente con los Estados Unidos.

Y recuerda que si no vas a estar en Puerto Rico el 11 de junio por la razón que sea, tienes hasta abril para solicitar el voto ausente.
¡Despierta estadista! ¡En pie de lucha!