Blogs: Así las cosas…

Politica

Así las cosas…

Por
💬0

Vergüenza contra Dinero 2018

Probablemente la historia de la fundación del Partido Popular Democrático (PPD) y de la gesta casi heroica de la generación de mujeres y hombres que lo inscribió es el único vínculo que les queda a muchos con esta institución. Institución que, con sus aciertos y desaciertos como todo en la vida, le presentó al puertorriqueño por primera vez la oportunidad de ejercer un voto libre de ataduras a la vieja maquinaria corporativa que controlaba los medios de producción agrícola y las vidas mismas de los trabajadores que dependían de esta. ‘Vergüenza contra Dinero’, era la sencilla y poderosa frase que enmarcaba el mensaje empuñado por Muñoz Marín, poco tiempo después en ruta a la primera victoria del PPD en el 1940.

En aquella época, ‘Vergüenza contra Dinero’ representaba el compromiso del partido con el elector, en su mayoría campesino, de que un voto por el PPD era un voto a favor de sus propios intereses y que los compromisos programáticos del partido se iban a cumplir. Esto porque el PPD no tenía vínculos, ni representaba a los intereses de las grandes corporaciones que dominaban la vida de los puertorriqueños. En otras palabras, “aquellos tenían el dinero y nosotros la vergüenza”. Vergüenza que provenía de estar del lado del pueblo, del jíbaro que adorna desde entonces su insignia. El PPD se comprometía a estar del lado de la gente, a representar y respetar a la gente. Estar del lado de aquellas corporaciones era estar en contra del pueblo, porque los intereses de aquellas eran no solamente diferentes, sino que eran incompatibles con los intereses del pueblo. La contraposición de dos opuestos dialécticos y morales.

Las circunstancias de Puerto Rico y el PPD son ciertamente muy distintas a las de aquel país y aquel partido de 1938-40. Hoy los retos son muy diferentes en tantos frentes y tan parecidos en muchos otros. Nos enfrentamos a un país cansado de su clase política y que ha perdido la fe en sus instituciones. Los jóvenes estudian sin la posibilidad de encontrar empleo en la carrera que estudian. Los empleos existentes se caracterizan por su precariedad, falta de garantías y derechos. Tener uno o dos empleos en Puerto Rico no te garantiza vivir sobre los niveles de pobreza. La clase media que creó antes aquel PPD, hoy es débil y escasa. Mientras tanto se amplía la brecha de la desigualdad entre los que tienen mucho y los que simplemente no tienen nada. Encima de eso, la teoría del pacto de 1952 murió en el Congreso y en los Tribunales de Estados Unidos. La Junta de Control Fiscal acabó con las nociones del gobierno propio y la autonomía fiscal. No importa que alguno diga que están incólumes. Esta es la verdad. La Junta está tomando decisiones a nombre de Puerto Rico que tendrán efectos por los próximos 40 ó 50 años sin nuestra participación ni consentimiento. Y todavía hay quien se pregunta, “¿por qué la gente está molesta?” O “¿por qué debemos cambiar nuestro discurso?”

Es por esta razón, que el señalamiento de que figuras de importancia dentro del PPD trabajaron en algún momento para DCI Group, a mi no me gustó, y de seguro que a muchos tampoco. Dejando a un lado la diatriba personalista y de candidaturas en que este asunto se convirtió por los protagonistas y allegados durante la semana pasada, prefiero entonces mover la conversación a lo que el PPD debe comenzar a hacer desde hoy:

  • La Junta de Gobierno debe adoptar cuanto antes la propuesta del Representante Luis Vega Ramos a los fines de que se enmiende el reglamento para que lo miembros de la Junta, que provienen del sector privado hagan divulgaciones financieras. Propongo que las mismas se revisen cada 6 meses y los miembros actuales deberían someter la información de por lo menos los últimos tres años. Que los nuevos candidatos hagan lo propio.
  • Los miembros de la Junta con puestos gubernamentales deben hacer públicos sus informes de ética, para asegurar la transparencia y su escrutinio público.
  • La Junta debe adoptar un código de ética para sus miembros y establecer un comité independiente para la solución de conflictos éticos con poderes sobre los miembros de la Junta.

Por otro lado, el PPD y sus candidatos deben divorciarse de la influencia de los cabilderos de intereses privados, especialmente en la confección de su programa de gobierno y en la recaudación de fondos. Esto último es lo más importante para mi, porque al final del día el pueblo Popular pasará juicio electoral sobre la totalidad de las actuaciones, omisiones, propuestas y posturas de Héctor y Roberto. Pero lo que me preocupa son los individuos que se pegan a ellos y a otros candidatos. El PPD debe establecer desde ya, una estrategia para prescindir de los donativos de cabilderos y grupos de interés que se pasean también con el PNP, especialmente los relacionados a los fondos buitre y otro tipo de bonistas e intereses. La divulgación debe ser efectiva también para contratistas y voluntarios del PPD. Que la gente sepa.

Debemos de establecer una estructura que fomente muchos donativos de pequeñas cantidades de dinero, generados en la base, a través de las herramientas que provee la tecnología. Si lo hacemos con seriedad y propósito de cumplir nuestros compromisos con la gente, la respuesta será exitosa y el resultado también.

Así las cosas, el PPD debe comenzar a adaptarse a las realidades del nuevo Puerto Rico y no pretender que sea al revés. Las buenas intenciones no son suficientes para sacar adelante al Partido de los enormes retos que tiene por delante. La gente, la base quiere ver acciones concretas que lo coloquen como una alternativa de verdad, frente al PNP. Estableciendo nuevos estándares éticos a los miembros de la Junta, renegando del dinero y la influencia de cabilderos, especialmente relacionados a fondos buitres y demás bonistas e intereses. Adoptando nuevos paradigmas en la forma de allegar recursos al partido y los candidatos es la única forma de liberar a la colectividad de los que se pegan como sanguijuelas con el propósito de adelantar intereses ajenos a la gente de carne y hueso. Ese es el proyecto grande del PPD. Eso es ‘Vergüenza contra Dinero’ en el 2018.


Búscame en Facebook: Rafael Tirado Rivera

Sígueme en Twitter: @rtirado

Regístrate aquí: http://bit.ly/2Fd3FF3

💬Ver 0 comentario