Blogs: Así las cosas…

Politica

Así las cosas…

Por
💬0

El estudio no es el problema

El martes pasado volvimos al día cero. Un estudio organizado por la Universidad de Harvard titulado Mortality in Puerto Rico after Hurricane Maria, le puso número tangible a la cantidad de puertorriqueños fallecidos por causas relacionadas al Huracán María: 4,645. Esta publicación tomó a todo el mundo fuera de balance, a tres días del inicio de una nueva temporada de huracanes y en medio de cuestionamientos sobre el verdadero grado de preparación del gobierno de cara a esa nueva temporada. Esa publicación, que recorrió el mundo en pocos minutos, abrió también las profundas heridas que tenemos sin sanar producto de nuestro encuentro con María. Sobre todo, puso nuevamente de relieve la falta de capacidad del gobierno de asumir y corregir sus errores, a pesar de lo sensitivo y doloroso que es perder un ser querido en nuestra cultura, especialmente para la gente pobre y más en las circunstancias que vivimos en los meses después del Huracán.

El estudio de Harvard consistió en una encuesta que se hizo en persona a 3,299 hogares elegidos al azar en Puerto Rico. Este es un método científico totalmente válido y aceptado que se utiliza tanto en las ciencias sociales como en las ciencias naturales, como nos dijo el demógrafo Raúl Figueroa en una entrevista para mi podcast, La Ventana. También es común que se utilice esta metodología cuando la información no está disponible, especialmente luego de eventos catastróficos como lo fue María. El número de 4,645 es un estimado puntual que no representa una cifra exacta. Como todo estimado, el número real pudiera estar por encima o por debajo de esa cifra. Esto pasa en todas las encuestas y no le resta validez al estudio ni sus hallazgos. Sin duda alguna el estudio está bien hecho y del saque dejó una cosa bien clara: las muertes relacionadas al Huracán María son muchas más que las 64 certificadas por el gobierno. Con esto se desató nuevamente el dolor y la frustración de la gente. Cosa que no sale de la nada.

Durante el debate sobre los resultados y en una entrevista con CNN, nos enteramos de que los datos sobre defunciones en el registro demográfico no estuvieron disponibles para los investigadores de Harvard. No fue hasta el viernes que se hizo pública esta información. Con esos datos pudimos constatar que el exceso de muertes durante el periodo de septiembre a diciembre del 2017 era de 1,400 muertes más comparados con el 2016. Ese es el número de partida para comprender la magnitud de una tragedia mal administrada y subestimada por el gobierno en su afán de proyectar un control que no tenían sobre esta. Para ellos fue más importante aparentar tener control que enfrentar al presidente Trump y al gobierno federal con la realidad en el terreno.

Esto es lo único que explica la actitud desafiante de Héctor Pesquera en querer cerrar la página de las muertes del huracán antes de tiempo. No podemos olvidar que Pesquera ratificó el número de 64 muertes en dos ocasiones antes de que se anunciara la contratación de la Universidad de George Washington (GW) para hacer el estudio pertinente. Tampoco olvidemos la desaparición del Secretario de Salud durante los momentos álgidos de la emergencia. El abandono a su suerte de las égidas y hogares temporeros. No podemos olvidar que a tres semanas del huracán en el COE no había un inventario certero de hospitales sin generadores. Jamás podremos olvidar el episodio de Whitefish que al final tendremos que pagar nosotros. No podemos olvidar a la gente de Yabucoa que están muriendo HOY a nueve meses del evento. Que a nueve meses no se haya decretado un día de duelo nacional por las victimas del huracán, algo que me había cuestionado hace meses y que parece que no soy el único. El estudio no es responsable de las muertes, solo las estimó.

Así las cosas, esperamos que el estudio de GW arroje luz definitiva sobre el número de muertes a causa de María. No hay duda de que María marcó el hito por el cuál se juzgará esta administración. Esperemos que la verdad salga a relucir y se establezcan planes reales basados en datos reales para prevenir perdidas de vidas en el próximo evento catastrófico. A pesar de lo que algunos quieran proyectar, el estudio no es el problema.


Búscame en Facebook: Rafael Tirado Rivera

Sígueme en Twitter: @rtirado

Regístrate aquí: http://bit.ly/2Fd3FF3

💬Ver 0 comentario