Blogs: Así las cosas…

Uncategorized

Así las cosas…

Por
💬0

El boicot derrota la estadidad

Históricamente, los puertorriqueños hemos valorado de manera especial el derecho al voto. Ese ejercicio mecánico de escoger entre diferentes alternativas para formar y desmontar gobiernos, se ha convertido para nosotros en el principio único de democracia. Principio único, porque nos han hecho creer que la democracia es completar ese derecho cada cuatro años o cada vez que a algún gobierno quiera trastocar la constitución o cambiar la relación política entre Puerto Rico y los Estados Unidos.

El resto del tiempo, el ciudadano es invisible, sólo cuenta cuando vota. Por eso se escucha decir por ahí, esta semana con mucha más estridencia, que “en la democracia sólo cuenta el que participa”. ¿A caso deja de ser ciudadano el que no participa de esa mecánica? ¿No cuentan? ¿Son invisibles? La respuesta, para mí, es que no: no se deja de ser ciudadano, no dejan de contar y no son invisibles. Especialmente cuando es la mayoría.

Dejando a un lado, por el momento, estos cuestionamientos filosóficos, sin duda alguna el plebiscito del domingo es un burdo intento de la Administración Rosselló de producir una mayoría artificial a favor de la estadidad. Más allá de que es un evento inconsecuente, que no ha levantado ningún tipo de interés ni respaldo en el Washington de Trump y los Republicanos, es un evento diseñado para el fraude. En el proceso de aprobación de la Ley del Plebiscito, la legislatura del PNP suspendió, muy convenientemente, la aplicación del cuarto párrafo del Artículo 10.009 de la Ley Electoral. Esto significa que no se revisará el cuadre de los colegios electorales del día de la votación.

Por lo tanto, no se podrán detectar irregularidades o discrepancias en las actas de votación, por ejemplo, entre la cantidad de papeletas votadas y la lista de los votantes del colegio. Abriendo las puertas al vaciado de listas o simplemente a marcar papeletas a favor de la estadidad, por ejemplo, sin la necesidad de constatar el número real de personas que votaron en el colegio. Teniendo en cuenta de que el PNP estará solo en los colegios electorales, la tentación es irresistible, a pesar de las posibles acciones legales en contra de estos funcionarios electorales.

Además de la obvia intención de facilitar el fraude, tenemos que repudiar el gasto de más de $7 millones en la realización del plebiscito por parte del gobierno y la asignación presupuestaria, todavía a estas alturas oculta, para implantar el Plan Tennessee en momentos en que no hay dinero para el pago completo de las pensiones, se eliminen medicamentos de la reforma de salud, se cierran escuelas y se descuartiza la UPR. El fanatismo político ciega al Gobernador y ahoga a la administración. ¿Y todavía algunos se cuestionan por qué ninguna organización política fuera del PNP, participará del plebiscito?

Así las cosas, hágase sentir este domingo. Ni el Congreso ni Casa Blanca han avalado el plebiscito, tampoco lo haga usted con su participación. Hágase contar. Demuestre su indignación y demuestre su descontento con las cosas que están pasando en Puerto Rico. No sea cómplice ni del fraude ni del despilfarro de fondos públicos. Derrotemos el fanatismo político. No vote en el plebiscito. El boicot derrota la estadidad.


Sígueme en Twitter: @rtirado

Manténgase al tanto de análisis y opiniones sobre sucesos de actualidad. Reciba por correo electrónico nuestro boletín con columnas del día. Regístrese gratis en https://newsletters.elnuevodia.com/

💬Ver 0 comentario