Blogs: Así las cosas…

Uncategorized

Así las cosas…

Por
💬0

“Nos invaden los marcianos”

La noche del 30 de octubre de 1938, el pánico se apoderó de algunos sectores de la Ciudad de Nueva York. Las llamadas inundaron las estaciones de policía y decenas de ciudadanos salieron de sus casas despavoridos por lo que escuchaban en la radio. Esa noche se transmitió, a través de la estación de CBS, lo que a todas luces era una invasión a gran escala de una fuerza marciana, que parecía tener como único fin el exterminio de la raza humana. Por alrededor de una hora, la “programación regular” se interrumpía con boletines en directo, desde el lugar de los “hechos” con “testigos” de primera mano del ataque marciano.

Se trataba de la emisión de “War of the Worlds”, como parte del episodio de Halloween de la serie del “Mercury Theater on the Air” que transmitía la mencionada cadena radial. Todo parecía tan real: los informes de una gran batalla, las interpretaciones de los “testigos”, hasta el mensaje del “Secretario del Interior”, que el miedo se apoderó de la audiencia. Algo, que imagino, no esperaban Orson Welles, su narrador, ni H. G. Wells, su escritor.

Algo así es el ambiente que quiere crear la Administración Rosselló y el PNP, de cara al mal llamado plebiscito del 11 de junio. La única diferencia es que estos últimos, lo quieren hacer con toda la intención y están dispuestos a invertir recursos, en una millonaria campaña de desinformación, sin precedentes en la política puertorriqueña. El PNP ha encontrado en el discurso del miedo, el nicho ideal para movilizar a su segmento del electorado y a los que naturalmente gravitan a la zona de la “verdadera unión permanente”. Miedo a los encapuchados, miedo a los Castro, miedo a Maduro. Miedo a que “el americano” se lleve las carreteras, el aeropuerto y los hospitales. Hasta miedo a Yulín, han sembrado. En fin, miedo a cualquier cosa que mueva las masas en la dirección de las urnas ese domingo a votar por la estadidad.

Parece que al PNP de Rosselló, se le olvidó las “bondades de la estadidad”. Ya no hablan de los $10 mil millones adicionales, que supuestamente recibiríamos del gobierno federal. Lo que, de hecho, es falso. Ya no hablan de la estadidad con español, con Miss Universe y Comité Olímpico. La famosa “estadidad jíbara”. Ya no hablan de que la estadidad es para los pobres. Lo que ha resultado ser una falacia. Ni tan siquiera hablan de que es un asunto de derechos humanos, como Rosselló padre, comenzó a esbozar a principio de los años 2000. La verdad es que cada argumento ha sido desmontado con el tiempo y los hechos.

Así las cosas, el PNP continúa con su afán de confundir y desinformar. Será por eso, que ya la gente nos les cree y cada vez son más las organizaciones e individuos que se suman al #Boicot11J. Las actividades de Rosselló por la estadidad están quedando flojas, por ponerlo de una manera. La realidad le está alcanzando y el perfume se le va desgastando a la “nueva administración”. El silencio desde Washington y la apatía en Puerto Rico, tal vez sea el detonante de la mediática campaña de miedo. A lo mejor Rosselló tenga que decirnos antes del 11 de junio, que “si no votamos por la estadidad, nos invaden los marcianos”.


Sígueme en Twitter: @rtirado

Manténgase al tanto de análisis y opiniones sobre sucesos de actualidad. Reciba por correo electrónico nuestro boletín con columnas del día. Regístrese gratis en https://newsletters.elnuevodia.com/

💬Ver 0 comentario