Blogs: Así las cosas…

Uncategorized

Así las cosas…

Por
💬0

5 claves para recuperar a Puerto Rico

Independientemente de lo que pase con el gobierno o los acreedores en los próximos años, tal parece que, por fin, Puerto Rico tiene un mecanismo que le permitirá abrir un pasillo de salida de la crisis de la deuda. Con la aplicación del Título III de PROMESA y la activación del proceso especial de quiebra territorial, comienza un proceso que durará varios años y que determinará el uso de los muchos o pocos recursos que tenga el país a su alcance. A los bonistas se les pagará, lo que determine una juez en Nueva York y el gobierno operará con sus “servicios esenciales” y tal vez un poco más. Lamentablemente, esas decisiones están fuera de nuestro control y tendrán profundas repercusiones sobre la gente.

Ahora bien, este escenario no puede servir de excusa para dejar de soñar, planificar y preparar el futuro que queremos. Debemos trabajar de manera urgente para transformar nuestra realidad y recuperar a Puerto Rico hacia el futuro, siempre evitando los errores que nos trajeron hasta aquí. Ese proceso pasa, a mi entender, por 5 claves que no podemos ignorar.

1. Transparencia

Puerto Rico tiene que dejar atrás de una vez y por todas, la cultura del secreteo en el manejo de nuestras instituciones. El acceso a la información debe ser democrático, libre o con las menos trabas posibles. Esto debe ser así en todas las facetas del gobierno. Los procesos deben ser claros, explícitos y confiables. Esto incluye el manejo de las estadísticas e indicadores económicos, a pesar del adelanto en estas áreas, es imperativo hacer más. La Asamblea Legislativa no debe estar exenta de esta norma. Hay que acabar con la práctica equivocada de aprobar legislación mediante descargue.

Sin duda alguna, hay que insistir en el reclamo justo de una auditoría ciudadana e independiente de la deuda. Que la gente sepa y se mantengan las cuentas claras. Esta es la única forma de retomar la confianza en nuestras instituciones.

2. Tecnología

La mayor transformación que debe adoptar el gobierno de cara al futuro, es el uso agresivo de la tecnología en sus procesos. Digitalizar y automatizar debe ser la norma para democratizar el acceso del ciudadano al gobierno. Las medidas que se han tomado hasta ahora, no toman en consideración la importancia del uso de la tecnología en la misión gubernamental y como puede formar parte de la solución a los planteamientos de ineficiencia en su gestión. En este proceso hay que apostar a programas de código abierto, que representarían ahorros multimillonarios y flexibilidad para el gobierno.

Puerto Rico también, tiene que hacer del acceso a la tecnología y el internet un derecho de todos los ciudadanos. Tenemos que cerrar la brecha digital y promover su uso productivo en todos los niveles.

3. Capital local

Tenemos que pasar de los estribillos y las reuniones, al desarrollo de política pública agresiva que favorezca la creación y fortalecimiento del capital local. Ese debe ser un área de consenso estratégico de todos los sectores del país. Todos los procesos relacionados a Ley 20 y 22, incentivos industriales, decretos, Código de Rentas Internas, las APP, los impuestos a las foráneas, etc., deben estar ligadas al desarrollo de ese capital y empresario local. Un empresario que asuma riesgos y que invierta en el país. Que promueva la investigación, el desarrollo y la innovación. Que agregue valor y desarrolle productos nuevos para nuestro mercado y la exportación. Que sea solidario y comprometido con su comunidad. Que no sea indolente. Puerto Rico tiene que insuflar nueva vitalidad a su alicaída y dependiente clase empresarial.

4. Reforma Política

La crisis y sus repercusiones nos ofrece la oportunidad única de replantearnos la forma en que hacemos las cosas. Es la oportunidad de promover una profunda reforma política de nuestras instituciones. Comenzando por cerrar las puertas de una vez y por todos al inversionismo político, a través de un sistema de financiamiento público de campañas. Aunque nos pueda esto molestar, es la forma de atender este mal. Tenemos que volver a la figura del legislador ciudadano, aprobar la limitación de términos, eliminar la segunda sesión legislativa, establecer la segunda vuelta electoral, aprobar legislación ciudadana, replantear la estructura municipal, entre otras. Rompamos el molde de gobernanza actual.

5. Status

Tenemos que cambiar el enfoque fracasado de excluir segmentos del espectro político para adelantar la ideología de status propia. Es algo que podemos aprender del fracaso del PNP y el plebiscito de junio. No podemos pretender engañar a todo el mundo, todo el tiempo. Llegó la hora de que todos los sectores políticos del País que quieran participar, establezcan un consenso mínimo procesal para atender el tema del status y concretar un plan de acción común. Cambiemos la dinámica de la exclusión y la desconfianza entre nosotros.

Mientras tanto, los autonomistas y los soberanistas Populares, tenemos que establecer un plan en conjunto para reducir la dependencia de fondos federales tanto a nivel individual, como en el funcionamiento del gobierno. La tendencia de demócratas y republicanos es a la reducción del gasto federal y debemos presentar una ruta realista sobre este particular. No tenemos de otra. La relación actual tenemos que desarrollarla desde la autosuficiencia y no desde la esperanza de más fondos federales, que no están disponibles.

Así las cosas, tenemos una oportunidad valiosa en nuestras manos de construir un futuro diferente. Más allá de la quiebra, la crisis y la depresión económica, tenemos la oportunidad de recuperar a Puerto Rico, y ponerlo nuevamente en el camino de la prosperidad. Para eso tenemos que apartarnos de los pensamientos tradicionales y atender estas 5 claves.


Sígueme en Twitter: @rtirado

Manténgase al tanto de análisis y opiniones sobre sucesos de actualidad. Reciba por correo electrónico nuestro boletín con columnas del día. Regístrese gratis en https://newsletters.elnuevodia.com/

💬Ver 0 comentario