Blogs: AmbientalMente

Medio Ambiente

AmbientalMente

Por
💬0

La culebra, el gato y el tinglar

El otro día mientras transitaba por Hato Rey me encontré con una culebra y un gato. Estos se miraban mutuamente y tuve que salir del carro porque la escena era una increíble. La culebra era una Alsophis o culebra corredora que cuando se siente amenazada los lados de su cabeza se expanden, como aparentando ser una cobra. Tuve que intervenir con la situación saque a ambos animales de la carreta. Pero luego me encontré buscando otras especies por el área. A veces, se piensa en los grandes animales y la biodiversidad como leones, cebras y pájaros exóticos. En el ejercicio de preguntarle a niños: ¿Menciona un animal? Muchos contestan oso, león entre otros. En general animales que no encontraras caminando por Puerto Rico. Sin embargo nuestra isla tiene una diversidad única, peculiar y distintiva que convive con nosotros. Entre estas especies esta la tortuga marina más grande del mundo, el tinglar.

En esta época del año que los tinglares visitan nuestras costas. Como película de la era de dinosaurios, estas criaturas increíbles llegan a nuestras costas y hacen sus nidos. Midiendo hasta seis pies y pesando hasta 2,000 libras los tinglares son animales poderosos y extraordinarios.  Un dato interesante, es que estas tortugas se alimentan de aguavivas. Podemos agradecerles que las poblaciones de las aguavivas se controlen en nuestras costas. De hecho, la boca de los tinglares está diseñada para comer aguavivas. El nombre Tinglar lo utilizamos en Puerto Rico pero en otros lugares de habla hispana conocen a esta tortuga como laúd o cardón. En inglés su nombre se traduce a “leatherback” o espalda de piel. Esto es debido a que no tiene un caparazón duro como comúnmente tienen las tortugas sino que es una piel que la recubre. Ellas se sumergen a grandes profundidades en el mar y si tuvieran un caparazón duro, se rompería.

Pero el otro día mientras observaba un Tinglar anidado en Rio Grande tal vez lo más impactante es su poder. Con un cuerpo de miles de libras este animal se desplazaba por la costa con una gracia indescriptible. Mientras un grupo de personas observábamos, el Tinglar aseguraba que el área donde había colocado su nido estuviera cubierta. La tortuga movía sus aletas hacia al frente y hacia atrás a veces hasta tirando arena hacia donde nosotros. Utilizaba sus aletas delanteras como su mayor empuje y las traseras como soporte. Luego de unas horas de observar la majestuosidad de la tortuga esta volvió al mar.

La protección de los tinglares es causa de muchos grupos en Puerto Rico que hacen una labor voluntaria titánica. Los tinglares son sensitivos a la luz y sus hábitats de anidaje se encuentran amenazados. Pero más allá de abundar ahora sobre su conservación, quiero enfatizar que nuestra fauna es increíble. Además de los tinglares tenemos coquíes, lagartos y pájaros que solo se encuentran en nuestra Isla. Por ejemplo 18 especies de pájaros en Puerto Rico son endémicas o que solo se encuentran aquí. Tenemos aves increíbles como el Guabairo que no construye nidos si no que utiliza arbustos y hojas para poner huevos hasta en el suelo y aves como el Comeñame que tiene color naranja en su plumaje. Si bien es hermoso viajar lejos para observar animales exóticos los invito a que tomen el tiempo de salir a conocer las especies con quien convivimos, se van a sorprender.

 


¿Quieres aportar a la conservación de los Tinglares? Aquí algunos grupos que puedes contactar

http://cheloniapr.org/

www.facebook.com/corredorecologicodelnoreste

http://www.yoamoeltinglar.com/

¿Quieres observar aves en Puerto Rico?

http://www.sopipr.org/

💬Ver 0 comentario